En Na­rón, to­dos a una con­tra un con­ce­jal

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

Co­mo en Fuen­to­ve­ju­na, en Na­rón se han pues­to to­dos a una. Pe­ro no con­tra el co­men­da­dor, co­mo en la obra de Lo­pe de Ve­ga, sino con­tra un con­ce­jal: el de Eli­xi­mos Na­rón, Al­fon­so Ca­sal. A es­te edil lle­va un año y me­dio el alcalde, Jo­sé Ma­nuel Blan­co, de Tega, lla­mán­do­le la aten­ción a raíz de sus con­ti­nuas crí­ti­cas: de­nun­cias con­tra el Re­gu­la­men­to Or­gá­ni­co Mu­ni­ci­pal y por de­fi­cien­cias de ac­ce­si­bi­li­dad, ar­chi­va­das por el Va­le­dor do Po­bo; ale­ga­cio­nes pre­sen­ta­das a la cuen­ta ge­ne­ral del 2015; acu­sa­cio­nes de «so­bre­pre­zos» en pre­su­pues­tos de obra; ta­chas a fun­cio­na­rios... La ten­sión ha lle­ga­do aho­ra a tal pun­to que la cor­po­ra­ción se re­uni­rá el lu­nes en un pleno ex­tra­or­di­na­rio sim­bó­li­co pa­ra re­pro­bar su ac­ti­tud.

El pri­mer pun­to da­rá cuen­ta de un ma­ni­fies­to fir­ma­do por la jun­ta de per­so­nal y del co­mi­té de em­pre­sa del Con­ce­llo. El re­gi­dor ex­pli­có que se ini­ció una in­ves­ti­ga­ción in­ter­na al de­tec­tar un ex­ce­so de fo­to­co­pias en el ayun­ta­mien­to, que aca­bó apun­tan­do al edil. El se­gun­do pun­to re­prue­ba la ac­ti­tud del con­ce­jal «esi­xín­do­lle res­pon­sa­bi­li­da­des po­lí­ti­cas po­los fei­tos de­nun­cia­dos por par­te dos re­pre­sen­tan­tes dos em­pre­ga­dos mu­ni­ci­pais, ade­mais de po­la uti­li­za­ción es­pu­ria e abusiva de me­dios mu­ni­ci­pais vul­ne­ran­do o có­di­go éti­co do Con­ce­llo», re­cal­ca. «Es­ta é a pri­mei­ra vez na que se de­tec­ta es­ta Eli­xi­mos Na­rón Elec­to­res con­si­guió un con­ce­jal, Al­fon­so Ca­sal, en las elecciones

si­tua­ción», y des­ta­ca que los por­ta­vo­ces de Tega, PSOE, BNG, PP y EU fir­ma­ron el ex­pe­dien­te re­ser­va­do que se abrió an­te la si­tua­ción.

Ca­sal ex­pli­ca que el alcalde es­tá li­mi­tan­do «a ac­ti­vi­da­de po­lí­ti­ca de opo­si­ción» di­fi­cul­tan­do la con­ci­lia­ción de su vi­da la­bo­ral con la ac­ti­vi­dad co­mo edil, por lo que es fre­cuen­te que acu­da por las tar­des pa­ra es­tu­diar la do­cu­men­ta­ción. Ex­pli­ca que el Con­ce­llo ni fa­ci­li­ta la do­cu­men­ta­ción en for­ma­to elec­tró­ni­co ni ha pues­to una im­pre­so­ra ni fo­to­co­pia­do­ra a co­lor en la plan­ta de los des­pa­chos de los par­ti­dos. Es­to, re­cal­ca, su­po­ne un pro­ble­ma pa­ra es­tu­diar pro­yec­tos de obras con grá­fi­cos. «Obri­gá­ba­nos a fa­ce­lo fó­ra do Con­ce­llo con cus­te pa­ra un par­ti­do ve­ci­ñal —re­cuer­da que por cau­sas aje­nas a ellos lle­van un año sin re­ci­bir la asig­na­ción del Con­ce­llo al par­ti­do—. Lo­go apren­de­mos que a tra­vés dun la­pis elec­tró­ni­co po­día­mos im­pri­mir na má­qui­na da quin­ta plan­ta», ex­pli­có. Po­ne co­mo ejem­plo las fo­to­co­pias que hi­cie­ron del re­gla­men­to de lo­ca­les so­cia­les pa­ra lle­var a 16 reunio­nes con en­ti­da­des, a las que el go­bierno so­lo les en­vió un e-mail. Por ello, re­cal­ca que la agru­pa­ción no es­con­de su ac­ti­vi­dad y no hu­ye de abo­nar el pa­go de las co­pias que pue­dan ser con­si­de­ra­das fue­ra del uso nor­mal, por lo que en el pleno pro­pon­drán que se fi­je un lí­mi­te de gas­to además de una ta­sa pa­ra los ex­ce­sos. «Po­li­ti­ca­men­te es­tou­lles dan­do moi­ta gue­rra e bus­can to­do o que po­den pa­ra tra­tar de apar­tar­me», afir­mó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.