De la li­ber­tad a la au­to­cra­cia

La Voz de Galicia (Ourense) - - A Fondo -

La pren­sa oc­ci­den­tal, y par­ti­cu­lar­men­te la nor­te­ame­ri­ca­na, si­guió con aten­ción y me­dios la aven­tu­ra de Sie­rra Maes­tra. Gra­cias a aque­llas imá­ge­nes bien en­cua­dra­das y di­fun­di­das por las re­vis­tas ilus­tra­das, Fidel se ga­nó am­plias sim­pa­tías en Es­ta­dos Uni­dos. Las con­fir­ma­ría en su pri­mer dis­cur­so an­te la ONU, en 1960. Pe­ro en el mis­mo año 59, el del triun­fo de los cas­tris­tas, la CIA ya su­gi­rió ase­si­nar al lí­der. Se desató una bru­tal cam­pa­ña de aten­ta­dos que cul­mi­nó en 1961, con la in­va­sión de la bahía de Co­chi­nos. La be­li­ge­ran­cia es­ta­dou­ni­den­se em­pu­jó a Fidel ha­cia el blo­que so­vié­ti­co, que es­ta­cio­nó mi­si­les nu­clea­res en Cu­ba en el mo­vi­mien­to de fi­chas más pe­li­gro­so de la gue­rra fría.

El Go­bierno cu­bano co­me­te­ría erro­res en el cam­po eco­nó­mi­co des­de los pri­me­ros tiem­pos, con Che Gue­va­ra al fren­te. Es­ta­ble­ci­da la re­pre­sión in­te­rior y arrui­na­do el país, en par­te por el fé­rreo blo­queo y en par­te por la fal­ta de al­ter­na­ti­va al mo­no­cul­ti­vo azu­ca­re­ro, los des­con­ten­tos cre­cie­ron has­ta que en el año 80 se da la es­tam­pi­da del puer­to de Ma­riel. El ré­gi­men se ha­bía con­ver­ti­do ha­cía tiem­po en una au­to­cra­cia, que aún se en­du­re­ció más tras la caída del blo­que so­vié­ti­co. Pe­ro in­clu­so con re­pre­sión y con es­ca­sez, Cu­ba man­tu­vo po­lí­ti­cas de edu­ca­ción y de sa­lud uni­ver­sa­les que han re­du­ci­do indicadores co­mo la mor­ta­li­dad in­fan­til muy por de­ba­jo de las ci­fras de los paí­ses de su en­torno, in­clui­do Es­ta­dos Uni­dos.

En 1953, tras el asal­to al cuar­tel de Mon­ca­da, Fidel sen­ten­ció: «Con­dé­nen­me, la his­to­ria me ab­sol­ve­rá». Es­ta­re­mos aten­tos: el jui­cio de la his­to­ria va a te­ner lu­gar en es­tos días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.