La cris­pa­ción go­bier­na Fe­rrol

Ses­ta­yo exi­ge al al­cal­de que rec­ti­fi­que sus pa­la­bras «pro­pias de de­lin­cuen­tes»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - ROCÍO PITA PA­RA­DA

La cris­pa­ción se ha ins­ta­la­do de lleno en la cor­po­ra­ción mu­ni­ci­pal de Fe­rrol. Si la po­lé­mi­ca, las dis­cre­pan­cias y los en­fren­ta­mien­tos acom­pa­ña­ron la vi­da mu­ni­ci­pal des­de el mis­mo na­ci­mien­to del man­da­to, la cruen­ta gue­rra que de­ri­vó en la rup­tu­ra del bi­par­ti­to en­tre Fe­rrol en Co­mún — la mar­ca lo­cal de las ma­reas en la ciu­dad na­val— y el PSOE se di­ri­me sin lí­neas ro­jas ni cuar­tel. El de­ba­te po­lí­ti­co se re­go­dea en las úl­ti­mas se­ma­nas en el fan­go dia­léc­ti­co, que es­ta se­ma­na al­can­za­ba su má­xi­ma ex­pre­sión. Tras el bron­co pleno del jue­ves, lleno de re­pro­ches cru­za­dos, en el que la por­ta­voz so­cia­lis­ta con­se­guía sa­car­le la de­di­ca­ción ex­clu­si­va a su has­ta ha­ce dos me­ses com­pa­ñe- ra de gru­po, la con­ce­ja­la de Ur­ba­nis­mo, el al­cal­de no se con­te­nía.

Y en su ca­rac­te­rís­ti­ca afi­la­da lo­cua­ci­dad, a Jor­ge Suá­rez no le do­lie­ron pren­das en asi­mi­lar la ac­ti­tud de su ex te­nien­te de al­cal­de a los mé­to­dos de la ma­fia ita­lia­na, con la po­lé­mi­ca com­pa­ra­ción de que «en Ca­la­bria ou en Si­ci­lia hai mé­to­dos de ac­tuar pa­re­ci­dos can­do se in­ten­ta ma­cha­car a un­ha per­soa». Ses­ta­yo lo va­lo­ró co­mo la­men­ta­ble, pe­ro no hur­gó más. Guar­dó si­len­cio por­que di­jo no que­rer en­tur­biar la con­me­mo­ra­ción del 25N.

«Au­to­ri­ta­ris­mo frus­tra­do»

Pe­ro ayer el PSOE que di­ri­ge ha­bla­ba por ella. Lo hi­zo pa­ra de­cir que lo pro­fe­ri­do por el re­gi­dor son «ca­li­fi­ca­cións pro­pias de de­lin­cuen­tes». Unas «in­to­le­ra­bles» de­cla­ra­cio­nes an­te las que re­cla­ma una rec­ti­fi­ca­ción in­me­dia­ta, con dis­cul­pas in­clui­das, an­te unas pa­la­bras que in­ter­pre­ta co­mo des­ca­li­fi­ca­cio­nes ha­cia los so­cia­lis­tas y que atri­bu­yen al «au­to­ri­ta­ris­mo frus­tra­do» de Jor­ge Suá­rez.

El PSOE es­gri­me co­mo ar­ma arro­ja­di­za con­tra el al­cal­de y los su­yos el trans­fu­guis­mo. Los acu­sa de go­ber­nar con dos tráns­fu­gas — las dos con­ce­ja­las que se pre­sen­ta­ron en la can­di­da­tu­ra so­cia­lis­ta pe­ro si­guen en el go­bierno tras la rup­tu­ra del bi­par­ti­to— y usur­par los vo­tos que les die­ron los fe­rro­la­nos en las ur­nas.

Y es­te ha si­do su leit­mo­tiv en los úl­ti­mos ple­nos, en los que el sa­lón no­ble del Ayun­ta­mien­to se ha con­ver­ti­do en un cam­po de ba­ta­lla que con­tem­plan ató­ni­tos los es­ca­sos ve­ci­nos que si­guen las se­sio­nes: el fue­go cru­za­do va des­de los de Ses­ta­yo a las con­ce­ja­las dís­co­las, y vuel­ta; del PSOE al FeC y vi­ce­ver­sa, via­ja de la opo­si­ción al go­bierno, y tam­bién del BNG a los po­pu­la­res. La en­ten­te PSOE-PP que aus­pi­ció no so­lo la re­ti­ra­da de esa de­di­ca­ción a la con­ce­ja­la no ads­cri­ta sino el in­cre­men­to de las de am­bos gru­pos, es desafia­da aho­ra por el al­cal­de pa­ra que pre­sen­ten una mo­ción de cen­su­ra. Si al­go ha que­da­do pa­ten­te tras la rup­tu­ra es la si­tua­ción de pre­ca­ria de­bi­li­dad en que ha que­da­do el go­bierno —con ocho con­ce­ja­les so­bre 25—, ex­pues­to no so­lo al blo­queo sino a la apro­ba­ción de ini­cia­ti­vas en su con­tra, tó­ni­ca que ame­na­za con per­pe­tuar­se el res­to del man­da­to y de lo que el al­cal­de es cons­cien­te.

Por eso tie­ne pre­pa­ra­da la es­tra­te­gia an­te el si­guien­te es­co­llo que vie­ne: los pre­su­pues­tos del 2017. Fe­rrol fun­cio­na con los pro­rro­ga­dos del 2015 que de­jó el an­te­rior go­bierno. Suá­rez anun­cia una mo­ción de con­fian­za li­ga­da a las cuen­tas, que las da­rá por apro­ba­das si en el pla­zo de un mes des­de su re­cha­zo ple­na­rio no se con­si­gue pre­sen­tar una mo­ción de cen­su­ra, al­go que la arit­mé­ti­ca ha­ce, apa­ren­te­men­te in­via­ble, y que PP y PSOE re­cha­zan, al me­nos por aho­ra. De mo­men­to, es tiem­po de cris­pa­ción en Fe­rrol.

JO­SÉ PAR­DO

Ses­ta­yo y Suá­rez, po­co an­tes de rom­per­se el pac­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.