El jo­ven Lois, en pa­ra­de­ro des­co­no­ci­do

El ac­tor Axel Fernández en­car­na al hi­jo me­nor de To­ño en «Se­rra­mou­ra»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Alta Definición - 22.35 h

Por si los ha­bi­tan­tes de Se­rra­mou­ra te­nían po­co con la des­apa­ri­ción de Biei­to, a su her­mano Lois tam­bién se le ha per­di­do aho­ra la pis­ta. Des­pués de que sa­lie­ra a to­da pri­sa de la ca­sa su pa­dre, To­ño, el jo­ven se aden­tró en el bos­que y no se ha vuel­to a sa­ber de él. La Guar­dia Ci­vil in­ten­ta­rá ave­ri­guar en el epi­so­dio de Se­rra­mou­ra que se es­tre­na es­ta no­che (TVG, 22.35 ho­ras) el por qué de su es­ca­pa­da y de su sos­pe­cho­sa ac­ti­tud. En la piel del jo­ven Lois es­tá el ac­tor Axel Fernández, que a sus 16 años es­tu­dia 4.º de la ESO y acu­mu­la ya una tra­yec­to­ria que lo vin­cu­la con el mun­do de la in­ter­pre­ta­ción, tras par­ti­ci­par en la se­rie Pi­ra­tas, de Telecinco, y la pe­lí­cu­la To­do

de Jo­sé Luis Cuer­da. «Es­ta fue la pri­me­ra vez que tra­ba­jé pa­ra Voz Au­dio­vi­sual y me gus­tó mu­cho, por­que co­no­cía a la ma­yo­ría de los com­pa­ñe­ros y fue co­mo es­tar en ca­sa», ex­pli­ca el ac­tor. De su par­ti­ci­pa­ción en Se­rra­mou­ra

lo que más le gus­tó fue re­en­con­trar­se con per­so­nas con las que ha­bía coin­ci­di­do en ex­pe­rien­cias an­te­rio­res. «El tra­to que me die­ron fue co­mo de la fa­mi­lia», ase­gu­ra.

Des­pués de iden­ti­fi­car el ca­dá­ver de Mar­cos Rei, Mar­ga y Die­go tie­nen la di­fí­cil ta­rea de re­la­cio­nar el ca­dá­ver con la des­apa­ri­ción de Biei­to. Pe­ro no se­rá es­te el úni­co pro­ble­ma pa­ra la Guar­dia Ci­vil, pues To­ño no tar­da­rá en aler­tar de una nue­va des­apa­ri­ción, la de Lois, el her­mano pe­que­ño de Biei­to, que lle­va va­rias ho­ras en pa­ra­de­ro des­co­no­ci­do.

«Lois es un per­so­na­je pro­gre­si­vo. Em­pie­za sien­do bueno, un hi­jo nor­mal, pe­ro des­pués se des­cu­bre que se trae al­go en­tre ma­nos y que tie­ne un pun­to ma­quia- vé­li­co. Quie­re con­se­guir lo que quie­re y no le im­por­ta có­mo», ex­pli­ca Axel Fernández. «Me gus­ta ha­cer de ma­lo, por­que el per­so­na­je mar­ca más al es­pec­ta­dor y eso es lo que se bus­ca. El pú­bli­co pue­de lle­gar a odiar­te y eso es­tá bien», aña­de.

El jo­ven in­tér­pre­te com­pa­gi­na sin con­tra­tiem­pos las gra­ba­cio­nes con los es­tu­dios. «Apren­der­me los guio­nes no es pro­ble­ma. El prin­ci­pal pro­ble­ma es la asis­ten­cia a cla­se, pe­ro jus­ti­fi­co las au­sen­cias y des­pués re­cu­pe­ro bien la ma­te­ria, no ten­go di­fi­cul­tad», ase­gu­ra.

Aún no sa­be si en el fu­tu­ro pien­sa ha­cer de la in­ter­pre­ta­ción su ofi­cio. «Aún ten­go mu­cho que apren­der, pe­ro es­pe­ro que si­ga lle­gan­do más tra­ba­jo. Aún así tam­bién pien­so es­tu­diar otras co­sas, pa­ra te­ner otras sa­li­das», afir­ma Axel. Él no bus­ca la fa­ma. «Lo que me gus­ta es ac­tuar y abrir­me a ese mun­do es lo que me ha da­do la for­ma de ser que ten­go ac­tual­men­te», re­co­no­ce.

San­tos se­lec­cio­na per­so­nal

El pa­ra­de­ro de su per­so­na­je se­rá uno de los ejes prin­ci­pa­les del ca­pí­tu­lo de Se­rra­mou­ra de es­ta no­che, en el que tam­bién San­tos, que si­gue ade­lan­te con su pro­yec­to de em­pre­sa de se­gu­ri­dad, se en­cuen­tra in­mer­so en su par­ti­cu­lar pro­ce­so de se­lec­ción de per­so­nal en la ta­ber­na. Pron­to, el ex cha­ta­rre­ro se­rá cons­cien­te de la es­ca­sí­si­ma cua­li­fi­ca­ción de sus can­di­da­tos. Pe­ro el tiem­po apre­mia y hay que po­ner en mar­cha el ne­go­cio, por lo que no le que­da­rá más re­me­dio que acep­tar a cual­quie­ra que quie­ra tra­ba­jar pa­ra él. Al mis­mo tiem­po, arran­ca pa­ra San­tos una nue­va eta­pa pa­ra dar­le una lec­ción a su an­tes so­cio, Chino.

Por su par­te, Glo­ria y Te­re­sa es­tán em­pe­ña­das en au­men­tar el be­ne­fi­cio del ase­rra­de­ro. La ex­mu­jer de Fiú­za no du­da­rá en pre­sio­nar a Ra­quel pa­ra que Eva­ris­to re­duz­ca su mar­gen de be­ne­fi­cios. Lo que no sos­pe­cha la her­ma­na de la sar­gen­to Nei­ra es que se tra­ta de una prue­ba, por par­te de su com­pa­ñe­ra pa­ra sa­ber has­ta dón­de lle­ga la in­fluen­cia de Ra­quel so­bre Eva­ris­to y si es­ta pue­de in­fluir ne­ga­ti­va­men­te en los ne­go­cios del ase­rra­de­ro.

Tam­bién do­ña Te­re­sa quie­re des­cu­brir quién es el nue­vo no­vio de Ra­quel, por lo que in­ten­ta­rá con­ven­cer a Pan­cho, su ex­ma­ri­do, pa­ra que la si­ga. Es­tá por ver si Pa­cho aten­de­rá a las in­di­ca­cio­nes dic­ta­das por la viu­da de Sou­te­lo.

Axel Fernández ex­pli­ca que su per­so­na­je em­pie­za sien­do bueno, pe­ro tie­ne un pun­to ma­quia­vé­li­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.