Un cen­te­nar de ou­ren­sa­nos op­tan por el in­ter­cam­bio de ca­sa en va­ca­cio­nes

Es­tán ins­cri­tos en pá­gi­nas web en las que con­tac­tan con per­so­nas de otras ciu­da­des

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - CÁNDIDA AN­DA­LUZ OU­REN­SE / LA VOZ

Es una prác­ti­ca bas­tan­te ex­ten­di­da en otros paí­ses, aun­que to­da­vía no re­sul­ta ha­bi­tual en Es­pa­ña. Sin em­bar­go, el in­ter­cam­bio de ca­sas pa­ra va­ca­cio­nes en­tre par­ti­cu­la­res em­pie­za a ser una op­ción más pa­ra los ou­ren­sa­nos. En la ac­tua­li­dad, aun­que la ci­fra va en au­men­to, hay más de un cen­te­nar de per­so­nas que ofre­cen su ca­sa pa­ra in­ter­cam­bios, al me­nos a tra­vés de pla­ta­for­mas de In­ter­net. Ga­li­cia es la oc­ta­va co­mu­ni­dad es­pa­ño­la en lo que a es­ta fórmula se re­fie­re —hay al­go más de un mi­llar de vi­vien­das en el mer­ca­do— y ocu­pa el pues­to nú­me­ro 33 en po­pu­la­ri­dad a ni­vel mun­dial. Pon­te­ve­dra y San­tia­go de Com­pos­te­la son las ciu­da­des don­de es más ha­bi­tual es­te ti­po de transac­ción. En Ga­li­cia son tu­ris­tas de na­cio­na­li­dad es­pa­ño­la, se­gui­dos de los fran­ce­ses, los que re­cu­rren a es­ta fórmula

Pa­ra va­lo­rar en su jus­ta me­di­da la im­por­tan­cia que es­tá co­bran­do es­te sis­te­ma hay que des­ta­car que los in­ter­cam­bios se mul­ti­pli­ca­ron por dos, co­mo me­dia, res­pec­to a 2015. En co­mu­ni­da­des co­mo Ca­ta­lu­ña o An­da­lu­cía es ma­yor la ci­fra de vi­vien­das dis­po­ni­bles pa­ra in­ter­cam­bios. Pre­ci­sa­men­te las ca­sas de es­tas dos re­gio­nes son las que demandan ma­yor nú­me­ro de ga­lle­gos.

Los que han uti­li­za­do es­te ti­po de via­je afir­man que es una ma­ne­ra muy eco­nó­mi­ca de per­noc­tar, aun­que mu­chos son rea­cios a com­par­tir en­tre par­ti­cu­la­res. La fórmula más ha­bi­tual es a tra­vés de pá­gi­nas es­pe­cia­li­za­das. En In­ter­net se pue­den en­con­trar va­rias, que co­bran una cuo­ta. De es­te mo­do, ex­pli­can, se ase­gu­ran de que no ha­brá sor­pre­sas en el des­tino. Y es que si al­go no sa­le co­mo es­tá pre­vis­to, las pro­pias webs bo­rran a los pro­pie­ta­rios de sus lis­tas.

Ex­pe­rien­cia

«La pri­me­ra vez que lo ha­ces vas un po­co in­se­gu­ra. Pe­ro des­pués ya ves que es una de­ci­sión muy bue­na». Bil­bao fue el pri­mer des­tino que Con­cha Lo­pe­zo­sa eli­gió pa­ra in­ter­cam­biar su ca­sa. Tan con­ten­ta que­dó, que no du­dó en ha­cer lo mis­mo pa­ra co­no­cer Ou­ren­se. «La ex­pe­rien­cia fue fan­tás­ti­ca. No­so­tros es­tá­ba­mos muy in­tere­sa­dos por el te­ma de las ter­mas y por eso ele­gi­mos es­ta ciu­dad», ex­pli­ca. Sub­ra­ya que una vez que se ha­ce el con­tac­to a tra­vés de In­ter­net, se pa­san los teléfonos y la con­ver­sa­ción con los due­ños de las ca­sas es más di­rec­ta. «Es im­por­tan­te te­ner con­fian­za en la otra per­so­na y que las ca­sas es­tén en buen es­ta­do. Por eso, aun­que pa­gues una pe­que­ña cuo­ta a la pá­gi­na de in­ter­cam­bio, va­le la pe­na», di­ce. Ellos vi­ven en Ma­drid, pe­ro tie­nen una ca­sa en Al­me­ría. Esa es la que com­par­ten con otros tu­ris­tas y a don­de lle­ga­rá, den­tro de unos me­ses, un fa­mi­lia ou­ren­sa­na.

Nue­vas fór­mu­las

El sec­tor hos­te­le­ro ou­ren­sano no es­tá preo­cu­pa­do por es­tas nue­vas fór­mu­las de tu­ris­mo. Des­de el ho­tel Mi­ño de la ca­pi­tal, Ma­ría Sa­có sub­ra­ya que es­te ti­po de alo­ja­mien­tos no afec­ta a la clien­te­la que acu­de a su es­ta­ble­ci­mien­to, ya que se tra­ta de una ma­ne­ra di­fe­ren­te de ha­cer ne­go­cio. Afir­ma que las co­sas han cam­bia­do mu­cho en los úl­ti­mos años en el sec­tor, y que es­to les ani­ma pa­ra se­guir tra­ba­jan­do y bus­can­do dar otras sa­tis­fac­cio­nes a los clien­tes. Ella mis­ma sub­ra­ya que In­ter­net se ha con­ver­ti­do en una muy bue­na pla­ta­for­ma, e in­dis­pen­sa­ble, pa­ra el sec­tor. De la mis­ma opi­nión es Jo­sé Váz­quez del Hos­tal Li­do. Afir­ma que el in­ter­cam­bio de ca­sa pa­ra va­ca­cio­nes no afec­ta a su tra­ba­jo, aun­que sí sub­ra­ya que son los pi­sos en al­qui­ler, aque­llos que se ofer­tan en las re­des so­cia­les sin co­ti­zar, los que ha­cen más da­ño. El pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción de Em­pre­sa­rios de Hos­te­le­ría de Ga­li­cia, Ovi­dio Fernández, re­cuer­da que en Ou­ren­se no se su­pe­ran los tres días de es­tan­cia de me­dia por tu­ris­ta y que la idea de in­ter­cam­biar ca­sas, que sue­le ser du­ran­te más tiem­po, no in­flu­ye en al ac­ti­vi­dad ho­te­le­ra.

Des­de Ma­drid. Lle­ga­ron a Ou­ren­se de ca­sua­li­dad, co­mo es­ca­la de un via­je a San­tia­go. Con­cha Lo­pe­zo­sa y su ma­ri­do se que­da­ron pren­da­dos y de­ci­die­ron que vol­ve­rían. Lo hi­cie­ron uti­li­zan­do el sis­te­ma de ca­sa de in­ter­cam­bio. Aho­ra la fa­mi­lia ou­ren­sa­na que les ce­dió su vi­vien­da vi­si­ta­rá Al­me­ría, don­de Con­cha Lo­pe­zo­sa ofer­ta otra de sus ca­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.