Pea­to­nes que se sal­tan los pa­sos

Atra­vie­san los cua­tro ca­rri­les y la me­dia­na de la ave­ni­da Ote­ro Pe­dra­yo

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada -

Con la re­duc­ción de las ho­ras de luz, la lle­ga­da del mal tiem­po con llu­via u otras in­cle­men­cias me­teo­ro­ló­gi­cas se su­man nue­vas cir­cuns­tan­cias que afec­tan a la vi­si­bi­li­dad y que pue­den cau­sar pro­ble­mas de se­gu­ri­dad vial. El re­cien­te atro­pe­llo mor­tal de A Va­len­zá te­nía es­tos con­di­cio­nan­tes en la vía, aun­que los pea­to­nes cru­za­ban co­rrec­ta­men­te por un pa­so de ce­bra. Sin em­bar­go, to­da­vía es bas­tan­te fre­cuen­te en­con­trar ca­sos de vian­dan­tes que atra­vie­san de for­ma in­co­rrec­ta y pe­li­gro­sa al­gu­nas de las ave­ni­das con más trá­fi­co de la ca­pi­tal. Ocu­rre en la ave­ni­da Ote­ro Pe­dra­yo, des­de la es­cue­la ofi­cial de idio­mas —don­de ha­ce tres años una alum­na mu­rió atro­pe­lla­da por cru­zar de no­che por la cal­za­da sin usar los pa­sos— has­ta la par­te su­pe­rior del vial, con las ins­ta­la­cio­nes de la zo­na uni­ver­si­ta­ria y un con­cu­rri­do su­per­mer­ca­do.

Las opi­nio­nes de pea­to­nes y con­duc­to­res so­bre si se cru­za co­rrec­ta­men­te son dis­pa­res. «Yo soy uni­ver­si­ta­rio y la pa­sa­re­la se usa bas­tan­te, so­bre to­do por­que así no tie­nes que es­pe­rar que se pon­ga en ver­de el se­má­fo­ro. Aun­que a al­gu­na gen­te se la ve cru­zan­do por fue­ra», di­ce Ant­hony Ces­pón. Otro vian­dan­te que pa­sa ca­da día por la zo­na, Isaac Lo­ren­zo, co­men­ta: «Al­go hay de gen­te que no cru­za bien, so­bre to­do en la zo­na de más arri­ba por­que hay bas­tan­te dis­tan­cia has­ta el si­guien­te pa­so. La pa­sa­re­la se usa mu­cho».

La cons­truc­ción de es­ta pa­sa­re­la fue una reivin­di­ca­ción de la co­mu­ni­dad edu­ca­ti­va e in­clu­so hu­bo una ma­ni­fes­ta­ción pa­ra so­li­ci­tar su ins­ta­la­ción en el 2000. Un año des­pués es­tu­vo dis­po­ni­ble pa­ra co­nec­tar la ca­lle doc­tor Te­mes con la igle­sia de la Asun­ción.

En cuan­to a los con­duc­to­res que cir­cu­lan por es­ta vial a la al­tu­ra de la pa­sa­re­la del cam­pus, cuan­do ya se con­vier­te en ca­rre­te­ra OU-536, los con­sul­ta­dos di­cen no ha­ber­se en­con­tra­do nor­mal­men­te pea­to­nes cru­zan­do por el me­dio de la vía. «Vi­vo por aquí y nun­ca vi eso. Es­te pa­so es­tá bien ubi­ca­do y es có­mo­do tan­to pa­ra ir a las ca­fe­te­rías co­mo pa­ra el cam­pus», re­la­ta un con­duc­tor. Otros que cir­cu­lan por la zo­na sí que co­men­tan que a ve­ces se han en­con­tra­do a pea­to­nes cru­zan­do fue­ra de los pa­sos se­ña­li­za­dos. «A ve­ces me los en­cuen­tro por el me­dio. Aquí (al­tu­ra es­cue­la idio­mas) y arri­ba tam­bién», ex­pli­ca Ra­fael, con­duc­tor de una em­pre­sa de pa­que­te­ría. «Hay de to­do», co­men­ta otro de los chó­fe­res que cir­cu­lan en sen­ti­do des­cen­den­te.

Con to­do, du­ran­te el tiem­po de ob­ser­va­ción del com­por­ta­mien­to de los pea­to­nes, se ven a un par de mu­je­res que de­ci­den lan­zar­se a la vía a tra­vés de la cal­za­da apro­ve­chan­do que no hay trá­fi­co en ese mo­men­to. Tan­to en la par­te al­ta del vial co­mo en la in­fe­rior, ya cer­ca de los pa­sos de pea­to­nes se ven a lo lar­go del día a de­ce­nas de pea­to­nes, in­clu­so con ca­rri­to y mu­le­tas, que cruz­na de for­ma in­co­rrec­ta.

En la par­te in­fe­rior de Ote­ro Pe­dra­yo, ha­cia la es­cue­la de idio­mas y la co­mi­sa­ría, se es­ta­ba re­pin­tan­do ayer la se­ña­li­za­ción ho­ri­zon­tal, tan­to de pa­sos de pea­to­nes co­mo de li­mi­ta­cio­nes de ve­lo­ci­dad. La ave­ni­da apa­re­ce ca­da año en­tre las que re­gis­tran más atro­pe­llos en la me­mo­ria de la Policía Lo­cal. A fi­na­les de no­viem­bre del 2013 mo­ría atro­pe­lla­da una alum­na de la Es­cue­la Ofi­cial de Idio­mas quien, tras sa­lir de cla­se so­bre las diez de la no­che, cru­zó por una zo­na no ha­bi­li­ta­da. Hoy no es tan fre­cuen­te que es­to ocu­rra, aun­que sí cru­zar el se­má­fo­ro en ro­jo si no hay trá­fi­co en ese mo­men­to. Por lo vis­to ayer, la ma­yo­ría res­pe­tan la se­ña­li­za­ción y los pa­sos.

M. VILLAR

De­ce­nas de per­so­nas atra­vie­san ca­da día los cua­tro ca­rri­les de la ave­ni­da Ote­ro Pe­dra­yo por lu­ga­res no ha­bi­li­ta­dos.

MI­GUEL VILLAR

Va­rios pea­to­nes, una de ellas con mu­le­ta, atra­ve­san­do la ave­ni­da ayer por la ma­ña­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.