Nin­gu­na de las 150 per­so­nas de­te­ni­das en Es­pa­ña des­de el 2013 re­la­cio­na­das con el Es­ta­do Is­lá­mi­co es­ta­ban arrai­ga­dos en el no­roes­te. El fac­tor ar­ge­lino tam­bién es bas­tan­te iné­di­to

La Voz de Galicia (Ourense) - - A Fondo - PA­BLO GON­ZÁ­LEZ

Es­pa­ña es uno de los te­rri­to­rios ele­gi­dos por el Es­ta­do Is­lá­mi­co (EI) pa­ra su mo­vi­li­za­ción yiha­dis­ta glo­bal. So­lo des­de ju­nio del 2013 has­ta ma­yo del 2016, las fuer­zas de se­gu­ri­dad de­tu­vie­ron a más de 150 per­so­nas, de las que cer­ca de un 82 % ten­drían re­la­ción con el gru­po que con­tro­la dis­tin­tos te­rri­to­rios —ca­da vez me­nos— en Si­ria e Irak. Se to­ma co­mo re­fe­ren­cia el 2013, pues fue a par­tir de fe­bre­ro de ese año cuan­do es­ta or­ga­ni­za­ción te­rro­ris­ta se con­fi­gu­ró a par­tir de la ra­ma ira­quí de Al Qai­da, se­gún se ates­ti­gua en el in­for­me Es­ta­do Is­lá­mi­co en Es­pa­ña, rea­li­za­do por los in­ves­ti­ga­do­res del Ins­ti­tu­to El­cano Fer­nan­do Rei­na­res y Ca­ro­la Gar­cía-Cal­vo.

En es­te estudio se de­ja bien cla­ro cuá­les son las zo­nas de Es­pa­ña en las que se han prac­ti­ca­do un ma­yor nú­me­ro de de­ten­cio­nes re­la­cio­na­das con el EI, y en nin­gún ca­so el es­ce­na­rio ha si­do el no­roes­te es­pa­ñol, ni mu­cho me­nos Ga­li­cia. Aun­que In­te­rior ci­fra en 664 las per­so­nas arres­ta­das des­de los aten­ta­dos del 11-M en Ma­drid (2004), Es­pa­ña no es­tá en­tre los paí­ses eu­ro­peos don­de se pro­du­ce una ma­yor mo­vi­li­za­ción de ele­men­tos ra­di­ca­li­za­dos con mi­sio­nes en la yihad glo­bal, a pe­sar de que hay 160 ca­sos co­no­ci­dos de com­ba­tien­tes que han sa­li­do de Es­pa­ña. Es en paí- ses con co­mu­ni­da­des mu­sul­ma­nas don­de pre­do­mi­na la se­gun­da ge­ne­ra­ción (los hi­jos de in­mi­gran­tes pro­ce­den­tes del mun­do is­lá­mi­co) don­de es­ta mo­vi­li­za­ción es más re­se­ña­ble, con­clu­yen Rei­na­res y Gar­cía-Cal­vo. Fran­cia, el Reino Uni­do y Bél­gi­ca afron­ta­rían por tan­to si­tua­cio­nes más com­ple­jas que Es­pa­ña.

En el estudio se des­ta­ca que la ac­ti­vi­dad po­li­cial pa­ra anu­lar a po­si­bles ele­men­tos del Es­ta­do Is­lá­mi­co en Es­pa­ña tu­vo co­mo prin­ci­pa­les es­ce­na­rios la pro­vin­cia de Bar­ce­lo­na (27,3 %), Ceu­ta (20,3 %), Ma­drid (16,7 %) y Me­li­lla (10,6 %). El res­to de las de­ten­cio­nes se pro­du­cen en otros lu­ga­res, pe­ro de for­ma mar­gi­nal. Y nin­gu­na de las re­la­cio­na­das con el Es­ta­do Is­lá­mi­co se pro­du­je­ron en el no­roes­te. En el nor­te, so­lo en Gui­púz­coa y Na­va­rra.

A fal­ta de que se con­fir­me su re­la­ción con el EI, el ar­ge­lino de­te­ni­do en Vi­mian­zo en­tra den­tro del per­fil de su­pues­tos ac­ti­vis­tas que cuentan con fa­mi­lia en los paí­ses en los que re­si­den. Sie­te de ca­da diez de­te­ni­dos es­tán ca­sa­dos, y hay ca­sos en los que am­bos cón­yu­ges se des­pla­zan a Si­ria a lu­char con el EI. Te­ner hi­jos —el ar­ge­lino de­te­ni­do en Vi­mian­zo te­nía un be­bé con una mu­jer de la zo­na— tam­po­co su­po­ne un im­pe­di­men­to, y se han da­do ca­sos de fa­mi­lias que via­ja­ron jun­tas a lu­ga­res de com­ba­te o que al me­nos lo in­ten­ta­ron, co­mo una pa­re­ja de ma­rro­quíes de­te­ni­dos en Tur­quía con su hi­jo de 14 me­ses. Por su­pues­to, se tra­ta de un per­fil ba­sa­do en las de­ten­cio­nes que no tie­ne por qué ser el ca­so del ar­ge­lino de Vi­mian­zo. De he­cho, ape­nas se han de­te­ni­do per­so­nas de es­ta na­cio­na­li­dad en Es­pa­ña, mien­tras que en Ga­li­cia los dos arres­ta­dos son ar­ge­li­nos. Al­go más del 45 % de los cap­tu­ra­dos en dis­tin­tas ope­ra­cio­nes po­li­cia­les son de na­cio­na­li­dad es­pa­ño­la, el 41 % ma­rro­quí y, el res­to, de dis­tin­tas na­cio­na­li­da­des, in­clui­da la ar­ge­li­na. La par­ti­ci­pa­ción de súb­di­tos de Ar­ge­lia en las ac­ti­vi­da­des del Es­ta­do Is­lá­mi­co en Es­pa­ña —re­clu­ta­mien­to, apo­yo lo­gís­ti­co, in­mi­gra­ción o ac­cio­nes ope­ra­ti­vas— es muy mar­gi­nal, y ape­nas su­pera el 1 %. De los que tie­nen la na­cio­na­li­dad es­pa­ño­la la ma­yo­ría (51,7 %) son in­mi­gran­tes de pri­me­ra ge­ne­ra­ción y un 42,2 %, de se­gun­da. So­lo el 6,1 % ca­re­cen de an­te­pa­sa­dos in­mi­gran­tes.

La ma­yo­ría (cer­ca del 74 %) de los de­te­ni­dos su­pues­ta­men­te in­te­gra­dos en el Es­ta­do Is­lá­mi­co se ra­di­ca­li­za­ron en Es­pa­ña, prin­ci­pal­men­te en Ceu­ta. La ma­yor par­te se or­ga­ni­za en cé­lu­las y so­lo unos po­cos ac­túan co­mo lo­bos so­li­ta­rios. ES­PA­ÑA MARRUECOS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.