El ma­gis­tra­do ex­cul­pa tam­bién a la CNMV del fias­co que re­sul­tó ser la ope­ra­ción

La Voz de Galicia (Ourense) - - Economía -

de la acu­sa­ción po­pu­lar, pues con­si­de­ra que «en nin­gún ca­so pue­de acep­tar­se abrir una cau­sa ge­ne­ral».

La Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción, a su vez, vie­ne man­te­nien­do la mis­ma pos­tu­ra des­de que se abrió el lla­ma­do ca­so Ban­kia ha­ce cua­tro años y me­dio: aun­que cla­ra­men­te dis­cu­ti­ble e in­clu­so cri­ti­ca­ble, el pa­pel del Ban­co de Es­pa­ña en su es­treno bur­sá­til no me­re­ce re­pro­che pe­nal. De lo con­tra­rio, «equi­val­dría a ad­mi­tir que di­chos fun­cio­na­rios con­tri­bu­ye­ron cons­cien­te y vo­lun­ta­ria­men­te al re­sul­ta­do le­si­vo: el per­jui­cio de los in­ver­so­res» que acu­die­ron en gran nú­me­ro a com­prar sus tí­tu­los ani­ma­dos por unas cuen­tas que, en reali­dad, es­ta­ban muy ale­ja­das de las bon­da­des que se ha­bían de­cla­ra­do. Sus fra­ses ya son his­to­ria de la Gran Re­ce­sión. Londres, ju­lio del 2012. Ma­rio Drag­hi: «El BCE ha­rá to­do lo que sea ne­ce­sa­rio pa­ra sos­te­ner el eu­ro y, créan­me, se­rá su­fi­cien­te». Fun­cio­nó. ¡Va­ya si lo hi­zo! «No hay lí­mi­tes, no nos ren­di­re­mos», en­to­na­ba el pa­sa­do mar­zo. Y es­te lu­nes, en su úl­ti­ma com­pa­re­cen­cia an­te la Eu­ro­cá­ma­ra de es­te con­vul­so 2016, ti­ró de me­tá­fo­ras pa­ra dar el enési­mo to­que de aten­ción a los Go­bier­nos na­cio­na­les: «Una de las prin­ci­pa­les lec­cio­nes de la cri­sis es que una ca­sa a me­dio cons­truir no es es­ta­ble, es frá­gil». Sí, esa ca­sa se lla­ma eu­ro­zo­na y su fu­tu­ro es­tá en en­tre­di­cho si no exis­te vo­lun­tad po­lí­ti­ca de cul­mi­nar «to­das las unio­nes pre­vis­tas en el In­for­me de los Cin­co Pre­si­den­tes». En­tre otras, la ban­ca­ria, que tie­ne que com­ple­tar­se con la crea­ción del fon­do úni­co de ga­ran­tía de de­pó­si­tos.

Son tan­tos los pro­ble­mas que azo­tan al Vie­jo Con­ti­nen­te que uno no sa­be por dón­de em­pe­zar. Así que los eu­ro­dipu­tados pi­die­ron al ban­que­ro ita­liano ha­blar de los nu­me­ro­sos ries­gos glo­ba­les y del im­pac­to del bre­xit. De he­cho, fue en es­te te­ma don­de de­jó en­tre­ver sus es­ca­sas do­sis de op­ti­mis­mo. «La zo­na eu­ro es­tá de­mos­tran­do una re­sis­ten­cia alen­ta­do­ra. Se­ría desea­ble que to­do se acla­re tan pron­to co­mo sea po­si­ble. Cuan­to más se pro­lon­gue, ma­yor se­rá la in­cer­ti­dum­bre», re­cal­có.

Elu­dió mo­jar­se so­bre la in­cier­ta era de Do­nald Trump en EE.UU. o so­bre el re­fe­ren­do ita­liano de es­te do­min­go y el ries­go que su­po­ne pa­ra sus dé­bil ban­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.