La cau­sa por el cri­men del far­ma­céu­ti­co en oc­tu­bre del 2013 vuel­ve a la Au­dien­cia pa­ra jui­cio

El úni­co impu­tado lle­va más de tres años en pri­sión pro­vi­sio­nal y así se­gui­rá has­ta que se ce­le­bre la vis­ta

La Voz de Galicia (Ourense) - - Ourense - OURENSE / LA VOZ

La in­ves­ti­ga­ción de la cau­sa por el cri­men del far­ma­céu­ti­co —la muer­te de To­más Mi­lia apu­ña­la­do en su ca­sa de la ca­lle Cu­rros En­rí­quez el 4 de oc­tu­bre del 2013— la ha re­ma­ta­do por se­gun­da vez el juez de ins­truc­ción. Son más de tres años los que lle­va abier­ta. Se ha­bía ce­rra­do por pri­me­ra vez a fi­na­les del 2015, pe­ro, cuan­do es­ta­ba ma­te­rial­men­te en­via­da a la Au­dien­cia Pro­vin­cial pa­ra que las par­tes pre­sen­ta­ran la ca­li­fi­ca­ción y agi­li­zar la ce­le­bra­ción de la vis­ta, la pe­ti­ción de más prue­ba la ha re­tra­sa­do ca­si un año. Aho­ra ya es­tá de vuel­ta y, sal­vo im­pre­vis­tos, ha­brá lle­ga­do el mo­men­to en que las par­tes per­so­na­das pue­dan con­cre­tar sus po­si­cio­nes, con lo que en el 2017 se po­drá ce­le­brar la vis­ta oral.

En es­te asun­to, apar­te del mi­nis­te­rio pú­bli­co es­tán per­so­na­dos co­mo acu­sa­ción par­ti­cu­lar la fa­mi­lia del fa­lle­ci­do por un la­do y el viu­do de la víc­ti­ma por otro. No so­lo no hay re­la­ción al­gu­na en­tre ellos, sino que la dis­tan­cia en­tre las dos par­tes es más que no­to­ria. La víc­ti­ma ha­bía da­do ins­truc­cio­nes a un abo­ga­do pa­ra que ini­cia­ra los trá­mi­tes ju­di­cia­les de se­pa­ra­ción for­mal, sin ha­ber in­for­ma­do de sus in­ten­cio­nes a su teó­ri­co ma­ri­do. Es­te, al pa­re­cer, se en­te­ró de la si­tua­ción po­cos días an­tes del su­ce­so. Ajeno al asun­to, el abo­ga­do del di­vor­cio ha­bía aler­ta­do so­bre esas cir­cuns­tan­cias a la policía, por si con­si­de­ra­ban ne­ce­sa­rio am­pliar las pes­qui­sas, pe­ro esa po­si­bi­li­dad fue des­car­ta­da tan­to por los in­ves­ti­ga­do­res co­mo por el juez que di­ri­gió la ins­truc­ción.

Ale­xan­dru M. L., el úni­co de­te­ni­do por es­ta muer­te, ha­bía si­do apre­sa­do du­ran­te la mis­ma ma­dru­ga­da del 5 de oc­tu­bre del 2013. Fue des­cu­bier­to en las in­me­dia­cio­nes del edi­fi­cio de Cu­rros En­rí­quez don­de re­si­día el fa­lle­ci­do. Tra­ta­ba de huir, se­gún la policía, des­pués de ha­ber vuel­to al pi­so pa­ra pro­vo­car un in­cen­dio y aca­bar con las prue­bas del cri­men.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.