El nue­vo lí­der del eu­ró­fo­bo UKIP se po­ne co­mo me­ta cap­tar el vo­to de los la­bo­ris­tas

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - RI­TA A. TUDELA

Sus­ti­tuir al me­diá­ti­co Ni­gel Fa­ra­ge co­mo lí­der del eu­ro­es­cép­ti­co UKIP no es ta­rea fá­cil. De he­cho, su úl­ti­ma su­ce­so­ra Dia­ne Ja­mes, ape­nas du­ró 18 días en el cargo. Ayer, el eu­ro­dipu­tado Paul Nut­tall fue ele­gi­do por una abru­ma­do­ra ma­yo­ría de vo­tos pa­ra to­mar el re­le­vo. Lo hi­zo con una lla­ma­da a con­quis­tar la con­fian­za de los la­bo­ris­tas de­sen­can­ta­dos con Je­remy Corbyn.

Un Fa­ra­ge ple­tó­ri­co le ce­dió el tes­ti­go a Nut­tall des­ta­can­do que el año es­tá sien­do «in­creí­ble, trans­for­ma­dor y en mu­chos as­pec­tos re­vo­lu­cio­na­rio» pues cree que la vic­to­ria del bre­xit que de­fen­dió el UKIP con­tra vien­to y ma­rea lle­vó a Do­nald Trump a la pre­si­den­cia de EE.UU.. «Fui­mos la ins­pi­ra­ción de­trás de eso». Aho­ra Fa­ra­ge ame­na­za con ir­se a vi­vir a Es­ta­dos Uni­dos y es­tar en el círcu­lo más cer­cano al pre­si­den­te elec­to.

Nut­tall hi­zo un lla­ma­mien­to a con­se­guir «un nue­vo UKIP» y aca­bar con las lu­chas in­ter­nas, per­so­ni­fi­ca­das en la pe­lea en­tre dos de sus miem­bros en los pa­si­llos de Bru­se­las. A sus 39 años, ob­tu­vo el 62,6% de los vo­tos, muy por en­ci­ma de Su­zan­ne Evans, quien ape­nas con­si­guió el 19,3%. En­tre sus prin­ci­pa­les pro­me­sas, mano du­ra con­tra el cri­men, bien­ve­ni­da a un re­fe­ren­do so­bre la re­in­tro­duc­ción de la pe­na de muer­te pa­ra los ni­ños ase­si­nos y oposición to­tal al abor­to.

La mi­ra de Nut­tall tam­bién se di­ri­ge a exi­gir que el Go­bierno de The­re­sa May in­clu­ya fuer­tes con­tro­les de fron­te­ras en la ne­go­cia­ción del bre­xit. Pun­to en el que pre­ci­sa­men­te Corbyn no cen­tra su agen­da, lo que lle­va a al­gu­nos vo­tan­tes a ir­se a las fi­las del UKIP. Pa­ra el su­ce­sor de Fa­ra­ge, el la­bo­ris­mo bri­tá­ni­co so­lo se ocu­pa del cam­bio cli­má­ti­co y el co­mer­cio, pe­ro no de la in­mi­gra­ción, el cri­men y la mo­vi­li­dad so­cial, que sub­ra­ya co­mo las preo­cu­pa­cio­nes de la cla­se tra­ba­ja­do­ra. «Mi am­bi­ción no es in­sig­ni­fi­can­te: quie­ro re­em­pla­zar al Par­ti­do La­bo­ris­ta y ha­cer del UKIP la voz pa­trió­ti­ca de los tra­ba­ja­do­res».

Paul Nut­tall

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.