El gran maes­tro ga­lle­go Iván Sal­ga­do ana­li­za el Mun­dial de Aje­drez, que hoy ten­drá cam­peón

Lle­vó el pe­so de la fi­nal del Mun­dial an­te un ri­val que en cam­bio «con­te­nía a la bes­tia» y es­pe­ra­ba un error

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - Iván Sal­ga­do es Gran Maes­tro In­ter­na­cio­nal de Aje­drez

La fi­nal del Mun­dial ha si­do has­ta aho­ra una lu­cha entre el que gol­pea y el que no quie­re ser gol­pea­do. Mag­nus Carl­sen, con su es­ti­lo só­li­do pe­ro a la vez muy in­ci­si­vo, bus­can­do la vic­to­ria en po­si­cio­nes en las que pa­re­ce que no se pue­de sa­car na­da, ha lle­va­do el pe­so en to­das las par­ti­das. Si al­go su­ce­día, de­pen­día de él. Su ri­val, Kar­ja­kin, sim­ple­men­te se ha de­di­ca­do a «con­te­ner a la bes­tia», es­pe­ran­do a que sus an­sias de ga­nar le hi­cie­ran per­der el equi­li­brio. El des­em­pa­te se­rá a cua­tro rá­pi­das, dos gru­pos de dos blitz y una úl­ti­ma par­ti­da a muer­te sú­bi­ta (ar­ma­ge­dón) des­de las 20 ho­ras y se pue­den se­guir en las webs www.world­chess.com y nyc2016.fi­de.com.

EL DE­FEN­SOR An­sie­dad an­te el re­loj

Tras va­rios in­ten­tos in­fruc­tuo­sos de Carl­sen por ga­nar sus par­ti­das (con mu­cha suer­te por el as­pi­ran­te, en mi opi­nión), la an­sie­dad se apo­de­ró del cam­peón, y en la oc­ta­va ron­da per­dió con las pie­zas blan­cas una par­ti­da que te­nía más o me­nos con­tro­la­da, pe­ro los apu­ros de tiem­po tras­to­ca­ron su to­ma de de­ci­sio­nes ha­bi­tual y se ju­gó el to­do por el to­do y, co­mo mu­chas ve­ces pa­sa en el de­por­te, es­to le sa­lió mal y ter­mi­nó per­dien­do la par­ti­da.

EL AS­PI­RAN­TE La iné­di­ta tác­ti­ca de ago­tar al cam­peón, co­mo Fo­re­man y Ali

Por pri­me­ra vez en la his­to­ria de los cam­peo­na­tos del mun­do, al me­nos por el co­no­ci­mien­to que ten­go de ellos, el as­pi­ran­te to­ma la de­ci­sión de in­ten­tar aguan­tar el em­pu­je de su ri­val. La idea no es ga­nar­le, sino ago­tar­le y dar­le un úni­co gol­pe y así ga­nar el match. Nun­ca ha­bía pa­sa­do en la his­to­ria del aje­drez. Pe­ro sí en otros de­por­tes, co­mo en el boxeo. El fa­mo­so com­ba­te entre Geor­ge Fo­re­man y Muham­mad Ali. Me acuer­do en mi ado­les­cen­cia de es­cu­char una y otra vez his­to­rias so­bre es­te com­ba­te... Y es­to ha su­ce­di­do por fin en el mun­do del aje­drez.

LA REAC­CIÓN Ma­du­rar una li­ge­ra ven­ta­ja

Por suer­te, el aje­drez no es co­mo el boxeo, y tie­nes tiem­po pa­ra re­cu­pe­rar­te del knock out de la de­rro­ta. Tras una no­ve­na par­ti­da muy ner­vio­sa por par­te del cam­peón y bue­na por par­te del as­pi­ran­te (se­gu­ra­men­te la me­jor de Kar­ja­kin), Carl­sen ga­nó en su tí­pi­co es­ti­lo: con­si­guió una pe­que­ña ven­ta­ja y la con­vir­tió po­co a po­co, sin nin­gu­na pri­sa, es­pe­ran­do a que el as­pi­ran­te se de­rrum­ba­ra. El due­lo vol­vía a es­tar em­pa­ta­do, pe­ro el cam­peón psi­co­ló­gi­ca­men­te es­ta­ba por de­lan­te.

LA SOR­PRE­SA Ta­blas en 15 mi­nu­tos, vic­to­ria psi­co­ló­gi­ca del no­rue­go

La un­dé­ci­ma ron­da fue­ron unas ta­blas tran­qui­las, sin un gran des­equi­li­brio. La duo­dé­ci­ma, la úl­ti­ma de las len­tas, ha si­do al­go muy ines­pe­ra­do pa­ra los afi­cio­na­dos: el cam­peón no bus­ca ga­nar con las pie­zas blan­cas, ¡sino que ha­ce ta­blas en 15 mi­nu­tos! Una de­rro­ta des­de el pun­to de vis­ta de des­per­di­ciar las blan­cas, pe­ro una vic­to­ria psi­co­ló­gi­ca de ca­ra a las par­ti­das rá­pi­das que se ju­ga­rán hoy.

El cam­peón sa­bía la va­rian­te que iba a su­ce­der en el ta­ble­ro y que iba a ju­gar a ha­cer ta­blas. Kar­ja­kin por más de un día y me­dio se­gu­ra­men­te se ha estado pre­pa­ran­do y acu­mu­lan­do ten­sión. El em­pa­te rá­pi­do por una par­te ha­brá si­do un ali­vio, pe­ro al mis­mo tiem­po se ha da­do cuen­ta de es­to que aca­bo de es­cri­bir.

EL CIE­RRE Con­trol de Carl­sen, pe­ro el as­pi­ran­te es un gran cal­cu­la­dor

Nos en­con­tra­mos hoy an­te los des­em­pa­tes más im­por­tan­tes que ha­bré vi­vi­do en mi ca­rre­ra de 15 años. Mi pro­nós­ti­co es una vic­to­ria de Carl­sen, ya que tie­ne el con­trol de la si­tua­ción, pe­ro a rit­mos rá­pi­dos to­do pue­de pa­sar. Kar­ja­kin es un ex­ce­len­te cal­cu­la­dor y si Carl­sen se des­cui­da un mo­men­to, pue­de pa­sar­lo mal. Créan­me, he ju­ga­do con Kar­ja­kin dos ve­ces y sé de lo que ha­blo. Cuan­do pien­sas que le vas a ga­nar, en­cuen­tra un re­cur­so ines­pe­ra­do y te en­cuen­tras en una po­si­ción per­di­da. Carl­sen es me­jor, pe­ro Kar­ja­kin no lo va a po­ner fá­cil. Nos es­pe­ra un gran día.

JEWEL SAMAD AFP

El no­rue­go de­fien­de el tí­tu­lo de cam­peón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.