La Xun­ta mo­di­fi­ca sus Pre­su­pues­tos una me­dia de 85 ve­ces ca­da mes

En me­dio año cam­bió el des­tino ini­cial de 800 mi­llo­nes con va­ria­cio­nes de cré­di­to

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - JUAN CAPEÁNS

Ga­li­cia vi­ve una si­tua­ción inusual. Las elec­cio­nes au­to­nó­mi­cas en sep­tiem­bre y el di­la­ta­do Go­bierno en fun­cio­nes en Es­pa­ña han pro­vo­ca­do un no­ta­ble re­tra­so en los Or­za­men­tos del 2017, las cuen­tas que per­mi­ten que la ma­qui­na­ria ad­mi­nis­tra­ti­va fun­cio­ne y, so­bre to­do, que la Xun­ta pa­gue a sus em­plea­dos y que gas­te los fon­dos que re­cau­da. Lo or­di­na­rio des­de que Al­ber­to Núñez Fei­joo lle­gó al po­der en el 2009 es que el di­se­ño de los Pre­su­pues­tos se ce­rra­se en el mes de oc­tu­bre pa­ra dar mar­gen a los trá­mi­tes par­la­men­ta­rios y con­se­guir así que es­tu­vie­sen ac­ti­vos a 1 de enero.

Pe­ro ¿po­dría una fa­mi­lia a día de hoy cal­cu­lar con exac­ti­tud los gas­tos que va a te­ner en el mes de mar­zo del 2017 o, peor to­da­vía, en el im­pre­vi­si­ble mes de agos­to? Pues la Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca tam­po­co, so­lo que, si a la Xun­ta le to­ca ha­cer lo que equi­val­dría a cam­biar la ba­te­ría del co­che o a pa­gar a un fon­ta­ne­ro, tie­ne que re­cu­rrir a las mo­di­fi­ca­cio­nes de cré­di­to, una fi­gu­ra re­co­gi­da en to­das las ins­ti­tu­cio­nes eje­cu­ti­vas es­pa­ño­las y que es­tán re­gu­la­das por nor­ma­ti­vas de con­ta­bi­li­dad.

Es­ta he­rra­mien­ta per­mi­te afron­tar ne­ce­si­da­des so­bre­ve­ni­das o ines­pe­ra­das en el mo­men­to de ela­bo­rar los Pre­su­pues­tos y cu­yo des­tino se con­si­de­ra prio­ri­ta­rio. Lo sor­pren­den­te es que la Xun­ta lo ha he­cho ya en el pri­mer se­mes­tre del año en 521 oca­sio­nes, al­te­ran­do el des­tino de ca­si 767 mi­llo­nes de eu­ros, cuan­do las cuen­tas pa­ra to­do el ejer­ci­cio su­ma­ban 8.873 mi­llo­nes. Se tra­ta, ase­gu­ran des­de Fa­cen­da, de una can­ti­dad de mo­di­fi­ca­dos de cré­di­to que es­tá «na mes­ma li­ña de to­dos os anos».

Una par­te re­le­van­te de las mo­di­fi­ca­cio­nes pre­su­pues­ta­rias son am­plia­cio­nes de cré­di­to, lo que no su­po­ne va­riar el gas­to fi­nal, sino aten­der­lo en su to­ta­li­dad, y otras ve­ces el ob­je­ti­vo es in­cor­po­rar los re­ma­nen­tes del an­te­rior ejer­ci­cio. Re­co­no­cen des­de el de­par­ta­men­to que di­ri­ge el con­se­llei­ro Va­le­riano Mar­tí­nez que exis­ten di­fi­cul­ta­des pa­ra afi­nar «con exac­ti­tu­de» con al­gu­nas par­ti­das, co­mo pue­den ser los gas­tos sa­ni­ta­rios, los re­fuer­zos de per­so­nal en el Ser­gas a lo lar­go del año o los que se pro­du­cen en los ser­vi­cios de lu­cha con­tra los in­cen­dios, cu­ya cam­pa­ña ve­ra­nie­ga es en oca­sio­nes im­pre­vi­si­ble. Exis­te ade­más otro ca­pí­tu­lo va­ria­ble, el de las co­ti­za­cio­nes a la Se­gu­ri­dad So­cial, que va­rían a lo lar­go del año en fun­ción de las cir­cuns­tan­cias per­so­na­les de ca­da tra­ba­ja­dor.

Del mi­llar de mo­di­fi­ca­cio­nes que pue­den rea­li­zar­se al fi­nal de ca­da ejer­ci­cio un buen nú­me­ro son tan so­lo de mi­les de eu­ros, pe­ro la nor­ma­ti­va obli­ga a jus­ti­fi­car ca­da eu­ro. So­lo un pu­ña­do de ellas ca­da mes mo­vi­li­zan mi­llo­nes. Son, so­bre to­do, las re­la­ti­vas a in­fra­es­truc­tu­ras o per­so­nal, dos de los ca­pí­tu­los que ab­sor­ben la ma­yor par­te de los ce­ros.

Pa­ra la Xun­ta, más que im­pro­vi­sa­ción, re­cu­rrir a la he­rra­mien­ta de las mo­di­fi­ca­cio­nes pre­su­pues­ta­rias sig­ni­fi­ca po­der ex­pri­mir al má­xi­mo las cuen­tas y al­can­zar una eje­cu­ción in­clu­so su­pe­rior al 100 %, co­mo ocu­rrió en el 2015. De otra for­ma «non se­ría po­si­ble fa­cer moi­tos gas­tos», ad­vier­ten. De ca­da eu­ro que cam­bia de des­tino tie­ne que ser in­for­ma­do el Par­la­men­to, y aho­ra son vi­si­bles esas ope­ra­cio­nes gra­cias al por­tal de trans­pa­ren­cia de la Xun­ta, que ha col­ga­do los mo­vi­mien­tos del 2015 y del pri­mer se­mes­tre del 2016, entre los que hay al­gu­nos ca­pí­tu­los lla­ma­ti­vos:

LA MÁ­XI­MA Más cré­di­to.

En el mes de ma­yo la Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca so­li­ci­tó una am­plia­ción de cré­di­to de 160 mi­llo­nes de eu­ros, y lo jus­ti­fi­ca con un la­có­ni­co «ou­tros im­pre­vis­tos». En reali­dad, se tra­ta de que la Xun­ta op­ti­mi­za su ca­pa­ci­dad de en­deu­da­mien­to, cal­cu­la­da en prin­ci­pio en el 0,3 % del PIB y fi­ja­da fi­nal­men­te en el 0,7 %. No se con­so­li­da pa­ra fu­tu­ros ejer­ci­cios.

LA MÍ­NI­MA 21,45 eu­ros.

Tam­bién en el quin­to mes del año se pro­du­jo la trans­fe­ren­cia de cré­di­to por me­nor im­por­te, 21,45 eu­ros. El ob­je­ti­vo de la mo­di­fi­ca­ción es aten­der el pa­go de in­tere­ses de una trans­fe­ren­cia ma­yor, de cer­ca de 400 eu­ros, que le re­cla­ma la Axen­cia Tri­bu­ta­ria al Ins­ti­tu­to Ga­le­go de Saú­de La­bo­ral por re­ten­cio­nes de IRPF.

LA PRI­ME­RA Com­pra de ac­cio­nes.

La pri­me­ra gran mo­di­fi­ca­ción de los Pre­su­pues­tos se pro­du­jo ya en enero, por ca­si nue­ve mi­llo­nes de eu­ros. El ob­je­ti­vo fue ge­ne­rar cré­di­to y per­mi­tir a la Xun­ta acu­dir al de­re­cho de tan­teo en un mo­vi­mien­to de ac­cio­nes de Re­ga­no­sa, so­cie­dad par­ti­ci­pa­da al 17,5 % por la Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca en ese mo­men­to.

RE­MA­NEN­TES Pa­ra el ejer­ci­cio si­guien­te.

Entre las ope­ra­cio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas es ha­bi­tual que se in­cor­po­ren los re­ma­nen­tes de cré­di­to de ejer­ci­cios an­te­rio­res, y es­te año se su­ma­ron a las cuen­tas más de 24 mi­llo­nes del año 2015 que se co­rres­pon­dían con pro­gra­mas del Ins­ti­tu­to Ga­le­go da Vi­ven­da y de obras de sa­nea­mien­to de la Con­se­lle­ría de In­fra­es­tru­tu­ras. Con el di­ne­ro se aprue­ban gas­tos en la Zo­na Fran­ca de Vi­go.

MAR­ZO, MES AC­TI­VO Pe­que­ñas fac­tu­ras.

El mes de mar­zo es el que su­ma más cam­bios pre­su­pues­ta­rios. Fue­ron 118, lo que su­po­nen cin­co ope­ra­cio­nes en ca­da jornada há­bil ad­mi­nis­tra­ti­va. Sin em­bar­go, se tra­ta de pe­que­ñas can­ti­da­des que so­lo su­man 67 mi­llo­nes entre va­rias con­se­lle­rías.

PA­GAR A LOS MÉ­DI­COS Re­cu­pe­ra­ción de la ex­tra.

En ju­nio la ma­yor mo­di­fi­ca­ción de cré­di­to fue una ale­gría pa­ra los em­plea­dos pú­bli­cos del Ser­gas. La re­cu­pe­ra­ción de la ex­tra per­di­da en el 2012 y un por­cen­ta­je adi­cio­nal tam­bién de ese año les cos­tó a las ar­cas de la Xun­ta 17,6 mi­llo­nes de eu­ros. Las ne­go­cia­cio­nes entre la Ad­mi­nis­tra­ción y los sin­di­ca­tos fue­ron muy in­ten­sas y fruc­tí­fe­ras, qui­zás por tra­tar­se de año elec­to­ral. Pa­ra los Pre­su­pues­tos del 2017 ya va in­clui­da la re­po­si­ción de la pa­ga ex­tra que han de­ja­do de per­ci­bir los fun­cio­na­rios. La re­cu­pe­ra­ción de los fon­dos per­di­dos es, de mo­men­to, una qui­me­ra.

Es­te vier­nes los Or­za­men­tos irán al Con­se­llo de la Xun­ta, pa­so pre­vio a la tra­mi­ta­ción en el Par­la­men­to. Si no exis­ten in­ter­fe­ren­cias, a me­dia­dos de fe­bre­ro de­be­rían fun­cio­nar a pleno ren­di­mien­to.

LA VOZ

Fuen­te: Ela­bo­ra­ción pro­pia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.