«Es­toy en ca­sa», di­ce el man­da­ta­rio, cu­yos abue­los pa­ter­nos eran de Ou­ren­se y San­tia­go

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia -

Ta­ba­ré Váz­quez es­tá en Ga­li­cia con las mis­mas in­ten­cio­nes pro­sai­cas que lo mue­ven en es­ta gi­ra eu­ro­pea, pe­dir di­ne­ro. Sin em­bar­go, al lle­gar al pa­zo de Ra­xoi an­te­pu­so las emo­cio­nes co­lec­ti­vas al ha­blar de la re­la­ción de los ga­lle­gos con Uru­guay, y tam­bién las in­di­vi­dua­les, al re­cor­dar que sus abue­los pa­ter­nos fue­ron de los que se ba­ja­ron de un bar­co en Mon­te­vi­deo a fi­na­les del si­glo XIX pa­ra bus­car una nue­va vi­da en Amé­ri­ca. Él era de Ou­ren­se y ella de San­tia­go, de ahí que no tu­vie­se com­ple­jos en pro­cla­mar que se sen­tía «en ca­sa».

Váz­quez, que aca­bó pi­dien­do dis­cul­pas por su di­gre­sión per­so­nal, re­la­tó an­te el pre­si­den­te Fei­joo anéc­do­tas de sus an­te­pa­sa­dos ga­lle­gos, que co­mo tan­tos otros lle­ga­ron a Uru­guay y se ins­ta­la­ron en un ba­rrio pro­le­ta­rio «muy hu­mil­de y po­bre», don­de tu­vie­ron hi­jos y nie­tos «in­te­gra­dos» en la so­cie­dad uru­gua­ya y des­de don­de «apor­ta­ron va­lo­res» co­mo el es­fuer­zo del tra­ba­jo y «la hon­ra­dez».

El pre­si­den­te uru­gua­yo man­tu­vo un bre­ve con­tac­to en la ca­lle con com­pa­trio­tas que se acer­ca­ron a sa­lu­dar­lo a una ofren­da flo­ral ce­le­bra­da en un ba­rrio san­tia­gués en el que hay un busto del ge­ne­ral Ar­ti­gas. Hoy, ade­más del encuentro em­pre­sa­rial, vi­si­ta­rá la se­de del club SD Com­pos­te­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.