El pa­ra­gua­yo de­por­ta­do de San­tia­go te­nía cau­sas pen­dien­tes y su ma­dre lo de­nun­ció por agre­sión

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - X. M.

El pa­ra­gua­yo de 19 años que re­si­día en San­tia­go des­de los cin­co y que fue de­por­ta­do por es­tar en si­tua­ción irre­gu­lar en el país te­nía cau­sas ju­di­cia­les abier­tas. A Fer­nan­do Da­niel V. M. le cons­tan de­ten­cio­nes en la Po­li­cía Na­cio­nal y dos de­nun­cias por vio­len­cia en el ám­bi­to fa­mi­liar de­bi­do a que su pro­pia ma­dre de­nun­ció que le ha­bía agre­di­do.

De he­cho, la ex­pul­sión efec­ti­va se pro­du­jo a raíz de la úl­ti­ma de­nun­cia de su ma­dre. Cuan­do los agen­tes acu­die­ron a la vi­vien­da en la que am­bos re­si­dían en San­tia­go, fuen­tes po­li­cia­les ase­gu­ran que Fer­nan­do Da­niel aga­rró a su pro­ge­ni­to­ra del cue­llo y la in­sul­tó. Fue en ese mo­men­to cuan­do, al com­pro­bar sus da­tos, se de­tec­tó que al arres­ta­do le cons­ta­ba una or­den de ex­pul­sión del país en vi­gor, por lo que se ini­ció el pro­ce­so por el cual ha si­do ya de­por­ta­do a su país. La co­mi­sa­ría com­pos­te­la­na se­guía de cer­ca los pa­sos del jo­ven pa­ra­gua­yo de­bi­do a que se mo­vía en un en­torno de­lin­cuen­cial.

Pro­tes­tas

La de­por­ta­ción tie­ne por tan­to una ba­se ad­mi­nis­tra­ti­va, co­mo es que Fer­nan­do Da­niel es­ta­ba en si­tua­ción irre­gu­lar des­de que con cin­co años de edad lle­gó a Ga­li­cia, pe­ro el de­to­nan­te fi­nal de su ex­pul­sión fue es­ta úl­ti­ma de­ten­ción tras la de­nun­cia por agre­sión de su ma­dre.

El Fo­ro Ga­le­go da Emi­gra­ción de­nun­ció es­ta ex­pul­sión que ca­li­fi­có co­mo «in­jus­ti­fi­ca­da» y «bru­tal», que­jas de las que se hi­cie­ron eco el al­cal­de de San­tia­go, Mar­ti­ño No­rie­ga (Com­pos­te­la Aber­ta) y el dipu­tado au­to­nó­mi­co Xa­bier Ron (Es­quer­da Uni­da). El re­gi­dor san­tia­gués lle­gó a ase­gu­rar que «moi­tos fa­la­mos das in­ten­cións de Do­nald Trump nos Es­ta­dos Uni­dos pe­ro en ma­te­ria de in­mi­gra­ción em­pre­ga­mos o mes­mo mo­dus ope­ran­di».

El de­le­ga­do del Go­bierno en Ga­li­cia, San­tia­go Vi­lla­nue­va, la­men­tó ayer que «mu­cha gen­te es­té ha­blan­do sin te­ner co­no­ci­mien­to de cau­sa» y aña­dió que ha in­for­ma­do del ca­so al em­ba­ja­dor de Pa­ra­guay, «que lo ha en­ten­di­do per­fec­ta­men­te».

Miguel Fer­nán­dez, del Fo­ro da Emi­gra­ción, re­co­no­ce los pro­ble­mas po­li­cia­les del jo­ven pa­ra­gua­yo y las agre­sio­nes a la ma­dre, pe­ro en­tien­de que «non te­ñen na­da que ver» con su ex­pul­sión del país, que si­guen con­si­de­ran­do irre­gu­lar por­que Fer­nan­do Da­niel po­día acre­di­tar su arrai­go y el asun­to de­be­ría ha­ber­se sol­ven­ta­do so­lo con una mul­ta. La otra que­ja del Fo­ro es que el jo­ven no tie­ne fa­mi­lia en su país de na­ci­mien­to, aun­que lo cier­to es que allí re­si­den su pa­dre, va­rias tías y una her­ma­nas­tra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.