El PSOE ve ma­chis­ta el dis­cur­so de Pa­blo Igle­sias so­bre la mu­jer

La Voz de Galicia (Ourense) - - España -

la­bras se ha­bían sa­ca­do de con­tex­to, su afir­ma­ción de que «fe­mi­ni­zar la po­lí­ti­ca» es «cons­truir eso que tra­di­cio­nal­men­te co­no­ce­mos por­que he­mos te­ni­do ma­dres, que sig­ni­fi­ca cui­dar al que tie­nes al la­do, preo­cu­par­te del que tie­nes al la­do» y que eso no se lo­gra «sus­ti­tu­yen­do a los por­ta­vo­ces va­ro­nes por por­ta­vo­ces va­ro­nes que son mu­je­res», no fue bien aco­gi­da. Esas de­cla­ra­cio­nes son aún más po­lé­mi­cas por lle­gar en un mo­men­to en el que dos di­ri­gen­tes de Po­de­mos co­mo Ri­ta Maes­tre y Ta­nia Sán­chez, afi­nes a Íñi­go Erre­jón y que dispu­taron el con­trol de la or­ga­ni­za­ción en Madrid al can­di­da­to de Igle­sias, Ra­món Es­pi­nar, lle­ven tiem­po plan­tean­do la ne­ce­si­dad de «fe­mi­ni­zar Po­de­mos».

La por­ta­voz de Igual­dad del PSOE, Án­ge­les Ál­va­rez, ta­chó de «pro­fun­da­men­te reac­cio­na­rio y se­xis­ta» el co­men­ta­rio de Igle­sias y ase­gu­ró que re­tro­trae a «tiem­pos fran­quis­tas». Y el por­ta­voz de la ges­to­ra so­cia­lis­ta, Ma­rio Ji­mé­nez, es­ti­mó que lo que ha he­cho Igle­sias es sa­car una par­te de su per­so­na­li­dad que in­ten­ta­ba ocul­tar y que fi­nal­men­te el lí­der de Po­de­mos ha da­do la ca­ra de «ma­chis­ta», es­con­di­da de­trás de su «al­ta­ne­ría» y su «so­ber­bia».

Tam­bién el por­ta­voz par­la­men­ta­rio del PP en el Congreso, Rafael Her­nan­do, ca­li­fi­có de «des­afor­tu­na­das» las pa­la­bras de Pa­blo Igle­sias e in­di­có que es «muy im­por­tan­te» que las mu­je­res se in­cor­po­ren a to­do ti­po de ac­ti­vi­da­des. Des­de el mun­do aca­dé­mi­co, la doc­to­ra en So­cio­lo­gía y ex­se­cre­ta­ria de Estado de Igua­lad con Za­pa­te­ro, So­le­dad Mu­ri­llo, atri­bu­yó las pa­la­bras de Igle­sias a su «ig­no­ran­cia» so­bre cues­tio­nes que afec­tan a la mu­jer, más que a su ma­chis­mo.

Igle­sias car­ga con­tra la pren­sa

Vis­to el re­vue­lo, el lí­der del par­ti­do mo­ra­do car­gó una vez más con­tra la pren­sa y, a pe­sar de que su in­ter­ven­ción es­tá re­co­gi­da en un ví­deo, ase­gu­ró que la po­lé­mi­ca no se de­be a sus pa­la­bras, sino a una «ma­ni­pu­la­ción in­for­ma­ti­va». Ad­mi­tió, no obs­tan­te, que se de­be «re­nun­ciar a cier­tas

J. J. G. EFE

Tras la re­pri­men­da del lí­der de Po­de­mos por ha­cer «pro­pa­gan­da» en las re­des so­cia­les, Erre­jón pi­dió ayer a sus afi­nes que de­fien­dan sus te­sis so­bre el par­ti­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.