La de­rro­ta re­bel­de en Ale­po cau­sa un ma­si­vo éxo­do de ci­vi­les

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

ha­cia el pe­que­ño en­cla­ve kur­do de Sheij Maq­sud. Si los com­ba­tes si­guen ex­ten­dién­do­se se su­ma­rán otros mi­les, aler­tó el coor­di­na­dor de Ayu­da de Emer­gen­cia de la ONU, Step­hen O’Brien. En un co­mu­ni­ca­do, la­men­tó que «las par­tes en con­flic­to han de­mos­tra­do una y otra vez que es­tán dis­pues­tas a lle­var a ca­bo cual­quier ac­ción con tal de man­te­ner una ven­ta­ja mi­li­tar in­clu­so si eso sig­ni­fi­ca ase­si­nar, mu­ti­lar o ma­tar de ham­bre a los ci­vi­les».

La Cruz Ro­ja ele­va la ci­fra de des­pla­za­dos a 20.000 y el Ob­ser­va­to­rio Si­rio de De­re­chos Hu­ma­nos (OSDH), a 27.000. «La si­tua­ción es muy ma­la, han lle­ga­do mi­les de des­pla­za­dos y duer­men en la ca­lle, ya que no tie­nen si­tio don­de que­dar­se», ex­pli­có a Efe por te­lé­fono el por­ta­voz de la De­fen­sa Ci­vil, Ibrahim Abu Leiz, que se en­cuen­tra en la par­te es­te en ma­nos de las tro­pas si­rias.

La si­tua­ción de los que si­guen atra­pa­dos en la zo­na ase­dia­da es «un len­to des­cen­so al in­fierno», en pa­la­bras de Be­ti­na Lues­her, por­ta­voz del Pro­gra­ma Mun­dial de Ali­men­tos (PAM), re­co­gi­das por Efe. «Sa­be­mos de per­so­nas que es­tán bus­can­do en la ba­su­ra, otras que so­lo co­men una vez por día, la gen­te es­tá pa­san­do ham­bre y es­ta­mos es­pe­cial­men­te preo­cu­pa­dos por los más pe­que­ños que son los más vul­ne­ra­bles», aña­dió.

Al­gu­nos ci­vi­les se re­sis­ten a huir por mie­do a ac­tos de ven­gan­za por par­te de los sol­da­dos de Al Asad. Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal re­cuer­da que el Go­bierno si­rio tie­ne una «lar­ga y os­cu­ra his­to­ria» de arres­tos ar­bi­tra­rios y des­apa­ri­cio­nes de per­so­na y que por eso es im­por­tan­te pro­te­ger a la po­bla­ción ci­vil. An­te la «ca­tás­tro­fe hu­ma­ni­ta­ria» de Ale­po, el je­fe de la di­plo­ma­cia fran­ce­sa, Jean-Marc Ay­rault, pi­dió una reunión in­me­dia­ta del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de la ONU. «Más que nun­ca, es ur­gen­te es­ta­ble­cer un ce­se de los en­fren­ta­mien­tos y per­mi­tir un ac­ce­so sin obs­tácu­los de la ayu­da hu­ma­ni­ta­ria», di­jo Ay­rault a Fran­ce Press. «Ale­po es un nue­vo Sa­ra­je­vo. Un ca­pí­tu­lo ne­gro en la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad y de la po­lí­ti­ca in­ter­na­cio­nal», afir­mó Jan Ege­land, al­to res­pon­sa­ble de las Na­cio­nes Uni­das.

GEOR­GE OURFALIAN AFP

Las fa­mi­lias ha­cen co­la pa­ra su­bir a los au­to­bu­ses gu­ber­na­men­ta­les en Ja­bal Ba­dro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.