Trump ful­mi­na a Sca­ra­muc­ci tras po­ner pa­tas arri­ba a su Go­bierno

El pre­si­den­te con­ce­de a su nue­vo je­fe de Ga­bi­ne­te la ca­be­za del director de Co­mu­ni­ca­ción

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional -

Una se­ma­na le ha du­ra­do a Do­nald Trump el fi­cha­je es­te­lar de sus seis pri­me­ros me­ses de man­da­to. Ant­hony Sca­ra­muc­ci, el hom­bre al que el mag­na­te le en­car­gó reflotar su ima­gen pú­bli­ca ha­ce una se­ma­na, fue ful­mi­na­do por el pre­si­den­te ayer al me­dio­día, po­cas ho­ras des­pués de que él mis­mo ne­ga­ra la exis­ten­cia de una si­tua­ción de caos en la Ca­sa Blan­ca.

Sca­ra­muc­ci se va des­pués de la se­ma­na más tu­mul­tuo­sa de Trump en el po­der. Su ca­be­za fue una de las pri­me­ras exi­gen­cias del nue­vo hom­bre fuer­te de la Ca­sa Blan­ca, el ge­ne­ral de cua­tro es­tre­llas ju­bi­la­do John Kelly, que ayer to­mó po­se­sión de su pues­to co­mo je­fe de Ga­bi­ne­te ins­tan­tes an­tes de que tras­cen­die­ra la des­ti­tu­ción de Sca­ra­muc­ci.

El prin­ci­pal mo­ti­vo de John Kelly pa­ra re­cla­mar la sa­li­da del je­fe de Co­mu­ni­ca­ción tie­ne que ver con la ne­ga­ti­va de es­te a so­me­ter­se al con­trol del mi­li­tar. Se­gún las pri­me­ras in­for­ma­cio­nes sa­li­das de la Ca­sa Blan­ca, Sca­ra­muc­ci ha­cía ga­la de re­por­tar úni­ca­men­te al pre­si­den­te y se ne­ga­ba a per­der su hi­lo di­rec­to con el des­pa­cho oval pa­ra te­ner que pa­sar por el fil­tro del ge­ne­ral y en una reunión en­tre am­bos le reite­ró su re­cha­zo a per­der su au­to­no­mía.

Kelly tie­ne co­mo en­car­go prin­ci­pal aca­bar con la ba­ta­lla cam­pal que se vi­ve en el en­torno de Do­nald Trump pa­ra ga­nar in­fluen­cia so­bre el pre­si­den­te. Sca­ra­muc­ci era una de las no­tas más dis­cor­dan­tes del equi­po pre­si­den­cial. Su nom­bra­mien­to su­pu­so el ini­cio de una es­pi­ral de en­fren­ta­mien­tos que arran­có con la sa- li­da de Sean Spi­cer, un re­pu­bli­cano con pe­di­grí que no qui­so acep­tar la lle­ga­da del agre­si­vo eje­cu­ti­vo de Wall Street.

Mooch, co­mo es co­no­ci­do el ya ex­je­fe de Co­mu­ni­ca­ción de la Ca­sa Blan­ca, car­gó de in­me­dia­to con­tra el res­pon­sa­ble del Ga­bi­ne­te, Rein­ce Prie­bus, al que acu­só de ser el au­tor de las fil­tra­cio­nes que per­ju­di­ca­ban al pre­si­den­te y a su fa­mi­lia en asun­tos tan po­lé­mi­cos co­mo el Ru­sia­ga­te. Lla­mó in­clu­so a un pe­rio­dis­ta pa­ra de­cir­le que Prie­bus era «un jo­di­do es­qui­zo­fré­ni­co pa­ra­noi­co» y anun­ciar­le que el ve­te­rano po­lí­ti­co re­pu­bli­cano se­ría des­pe­di­do po­cas ho­ras más tar­de. Su ene­mis­tad con él da­ta­ba ya de la cam­pa­ña elec­to­ral y Prie­bus era el más fir­me de­fen­sor de la con­ti­nui­dad en el car­go de Sean Spi­cer, su pri­me­ra víc­ti­ma.

En la mis­ma lla­ma­da, Sca­ra­muc­ci tam­po­co ocul­tó su ani­mad­ver­sión ha­cia Ste­ve Ban­non, otro de los pi­la­res so­bre los que se sus­ten­tó la cam­pa­ña pre­si­den­cial de Trump. Le re­pro­cha­ba pen­sar más en su pro­pia ca­rre­ra que en las ne­ce­si­da­des del mag­na­te. Y to­do ello en un len­gua­je soez e irre­ve­ren­te que se re­pi­tió, se­gún di­ver­sas fuen­tes, con otros car­gos del staff de la Ca­sa Blan­ca y al­gu­nos de los se­na­do­res y con­gre­sis­tas más in­flu­yen­tes del Par­ti­do Re­pu­bli­cano.

Ant­hony Sca­ra­muc­ci se co­bró sus dos pri­me­ras pie­zas, Spi­cer y Prie­bus, con ra­pi­dez, pe­ro eso no le ayu­dó a ga­nar tiem­po. Al­gu­nos miem­bros del en­torno pre­si­den­cial des­ta­ca­ban que ese era pre­ci­sa­men­te su ob­je­ti­vo. Pe­ro las for­mas mos­tra­das han aca­ba­do por se­pul­tar las op­cio­nes del mi­llo­na­rio ase­sor de man­te­ner­se en el pues­to por un tiem­po más lar­go.

«El se­ñor Sca­ra­muc­ci sen­tía que era me­jor de­jar vía li­bre al je­fe de Ga­bi­ne­te, John Kelly, pa­ra que pue­da cons­truir su pro­pio equi­po», apun­tó la Ca­sa Blan­ca en el es­cue­to co­mu­ni­ca­do con el que po­nía fin a su eta­pa co­mo je­fe de Co­mu­ni­ca­ción de Trump.

JO­NAT­HAN ERNST

Sca­ra­muc­ci se ne­gó a pa­sar por el fil­tro de Kelly, el nue­vo je­fe de Ga­bi­ne­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.