Maduro or­de­na de­te­ner a Leopoldo Ló­pez y a Le­dez­ma

Afir­ma que los dos opo­si­to­res te­nían un plan pa­ra fu­gar­se

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - PE­DRO GAR­CÍA OTE­RO

Ale­gan­do in­cum­pli­mien­to en las con­di­cio­nes de su arres­to do­mi­ci­lia­rio, el Gobierno de Ni­co­lás Maduro de­tu­vo y tras­la­dó de ma­dru­ga­da a la pri­sión mi­li­tar de Ra­mo Ver­de, a 30 ki­ló­me­tros de Ca­ra­cas, a los pre­sos po­lí­ti­cos Leopoldo Ló­pez y An­to­nio Le­dez­ma, una de­ci­sión que vuel­ve a desafiar a la comunidad internacional y que po­ne más pre­sión so­bre Venezuela.

Ló­pez pa­só a arres­to do­mi­ci­lia­rio el 8 de ju­lio, mien­tras Le­dez­ma lle­va más de tres años pre­so, en­tre la pri­sión mi­li­tar y su ho­gar, acu­sa­do de cons­pi­ra­ción en un pro­ce­so en el que ni si­quie­ra ha­bi­do la pri­me­ra au­dien­cia.

El al­cal­de me­tro­po­li­tano de Ca­ra­cas pu­bli­có un ví­deo en las re­des so­cia­les el lu­nes en el que lla­ma­ba a la di­rec­ción de la opo­si­ción a ser más fir­me contra Maduro, que el do­min­go con­su­mó la con­vo­ca­to­ria a una Asam­blea Constituyente uni­ver­sal­men­te ca­ta­lo­ga­da co­mo frau­du­len­ta.

El en­torno de Ló­pez, en tan­to, pu­bli­có ayer un ví­deo en Youtu­be gra­ba­do el 17 de ju­lio, an­te la even­tua­li­dad de que pu­die­ran de­vol­ver­lo a pri­sión. En él, el dirigente po­lí­ti­co se­ña­la que «va­le la pe­na lu­char por Venezuela, no de­cai­ga­mos en nues­tra lu­cha, no nos rin­da­mos nun­ca». Tam­bién anuncia en ese men­sa­je que su esposa, Li­lian Tin­to­ri, es­tá es­pe­ran­do su ter­cer hijo. «Es­ta­mos es­cri­bien­do la his­to­ria de una Venezuela li­bre, de­mo­crá­ti­ca, en la que to­dos los de­re­chos sean pa­ra to­das las per­so­nas», in­di­có el pre­so de con­cien­cia.

La se­ma­na pa­sa­da, Tin­to­ri y los dos hijos de la pa­re­ja sa­lie­ron del país rum­bo a Mia­mi en pre­vi­sión de vio­len­cia por la ins­ta­la­ción de la Asam­blea Constituyente.

Cru­ce de acu­sa­cio­nes

Elías Jaua, mi­nis­tro de Edu­ca­ción y uno de los por­ta­vo­ces más im­por­tan­tes del cha­vis­mo, fue el que anun­ció que Ló­pez y Le­dez­ma «vio­la­ron las con­di­cio­nes de su arres­to do­mi­ci­lia­rio» por ha­cer de­cla­ra­cio­nes po­lí­ti­cas, pe­ro Juan Car­los Gu­tié­rrez, je­fe de los abogados de Ló­pez, lo ne­gó. «Las úni­cas li­mi­ta­cio­nes eran no de­cla­rar so­bre su ca­so y no sa­lir de su ca­sa», in­di­có. El Gobierno tam­bién ale­gó «pe­li­gro de fuga», al­go que tan­to Gu­tié­rrez co­mo los de­fen­so­res de Le­dez­ma (que lle­va ca­si dos años en arres­to do­mi­ci­lia­rio) re­cha­za­ron.

El re­gre­so a pri­sión de Ló­pez cau­só reac­cio­nes in­ter­na­cio­na­les in­me­dia­tas, en­tre ellas, la del je­fe de Gobierno es­pa­ñol, Ma­riano Ra­joy, que tui­teó que «la paz, la de­mo­cra­cia y la li­be­ra­ción de pre­sos po­lí­ti­cos han de ser in­que­bran­ta­bles. Es­pa­ña, con el pue­blo ve­ne­zo­lano». La Co­mi­sión Europea, a tra­vés de la por­ta­voz del Ser­vi­cio de Ac­ción Ex­te­rior, Cat­he­ri­ne Ray, ca­li­fi­có la me­di­da del Gobierno co­mo «un pa­so en la di­rec­ción equi­vo­ca­da», sin men­cio­nar el ca­so de Le­dez­ma.

Zeid Ra’ad Al Hus­sein, al­to co­mi­sio­na­do de la Or­ga­ni­za­ción de Na­cio­nes Uni­das pa­ra los De­re­chos Hu­ma­nos, ma­ni­fes­tó preo­cu­pa­ción por los ca­sos de Ló­pez y Le­dez­ma y exi­gió al Gobierno de Maduro «li­be­rar de in­me­dia­to a to­das las per­so­nas de­te­ni­das por ejer­cer su de­re­cho a la li­ber­tad de reunión pa­cí­fi­ca, de aso­cia­ción y de ex­pre­sión».

La can­ci­lle­ría bra­si­le­ña exi­gió tam­bién la «li­be­ra­ción in­me­dia­ta» de Ló­pez y Le­dez­ma, y la pre­si­den­ta chi­le­na, Mi­che­lle Ba­che­let, afir­mó, tras mos­trar preo­cu­pa­ción por los pre­sos po­lí­ti­cos, que Venezuela «me­re­ce una sa­li­da pa­cí­fi­ca a la cri­sis y Chile siem­pre es­ta­rá dis­po­ni­ble pa­ra apo­yar el diá­lo­go de­mo­crá­ti­co». Pa­ra un fun­cio­na­rio del De­par­ta­men­to de Es­ta­do de EE.UU., que pi­dió ano­ni­ma­to, el en­vío de Ló­pez y Le­dez­ma a la cár­cel es «una evi­den­cia más de que Maduro es un lí­der au­to­ri­ta­rio».

U. MAR­CE­LINO REUTERS

Una mu­jer llo­ra ayer en una con­cen­tra­ción de re­pul­sa contra la re­pre­sión gu­ber­na­men­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.