La de­nun­cia contra la Guar­dia Ci­vil

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

Tris­te no­ti­cia: El Gobierno de la Comunidad Au­tó­no­ma de Ca­ta­lu­ña de­nun­cia a la Guar­dia Ci­vil por las di­li­gen­cias que ha em­pren­di­do pa­ra que los jue­ces de­fi­nan res­pon­sa­bi­li­da­des en el re­fe­ren­do ile­gal. Con la Igle­sia he­mos to­pa­do; me re­fie­ro a que con la Guar­dia Ci­vil he­mos to­pa­do. A es­tas al­tu­ras de­be­ría­mos sa­ber que la Guar­dia Ci­vil no da pun­ta­da sin hi­lo y es que siem­pre ha­ce to­do lo que, por ley, se le tie­ne en­co­men­da­do. Ja­más se sa­le de lo le­gal­men­te es­ta­ble­ci­do. La Guar­dia Ci­vil, quie­ra o no la Ge­ne­ra­li­tat ca­ta­la­na, es muy apre­cia­da y que­ri­da en to­da Es­pa­ña, en la que in­clu­yo, cla­ro es­tá, Ca­ta­lu­ña.

¿Mo­ti­vos? La Guar­dia Ci­vil nos so­lu­cio­na to­dos los pro­ble­mas: gol­pes de Es­ta­do, atas­cos en la cir­cu­la­ción via­ria, in­cen­dios, inun­da­cio­nes, res­ca­tes en al­ta mon­ta­ña. Di­fí­cil­men­te po­de­mos pres­cin­dir de nues­tra Guar­dia Ci­vil e in­clu­yo aquí a los in­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes e in­de­pen­den­tis­tas vas­cos. En pleno apo­geo y sin­ra­zón de la ban­da te­rro­ris­ta ETA, los agen­tes del ins­ti­tu­to ar­ma­do res­ca­ta­ron vi­das hu­ma­nas en las te­rri­bles inun­da­cio­nes del País Vas­co de 1983, en las que arries­ga­ron sus vi­das y cuatro de ellos las per­die­ron al in­ten­tar res­ca­tar a sus con­ciu­da­da­nos. Así es la Guar­dia Ci­vil. Así es an­te cual­quier ré­gi­men al que sir­vió en Es­pa­ña, incluyendo la Re­pú­bli­ca, por­que la Guar­dia Ci­vil fue siem­pre y se­rá apo­lí­ti­ca. PÍO PE­DREI­RA VI­LAS. Ne­gro,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.