En­tra en vi­gor en Por­tu­gal la res­tric­ti­va nor­ma­ti­va so­bre ges­ta­ción su­bro­ga­da

La Voz de Galicia (Ourense) - - Sociedad -

La re­gu­la­ción por­tu­gue­sa de la ges­ta­ción su­bro­ga­da en­tró ayer en vi­gor, un año des­pués de la apro­ba­ción de la nor­ma­ti­va y jus­to un día des­pués de que el de­cre­to fue­ra pu­bli­ca­do en el Diario de la Re­pú­bli­ca. La nor­ma­ti­va es muy res­tric­ti­va. Li­mi­ta a ca­sos que sean ex­cep­cio­na­les, co­mo la au­sen­cia de úte­ro o le­sio­nes y enfermedades que im­pi­den el em­ba­ra­zo. Ade­más, es­tá so­me­ti­da a es­tric­tas re­glas. Por ejem­plo, los con­tra­tos de­be­rán ser re­vi­sa­dos por el Con­se­jo Na­cio­nal de Fe­cun­da­ción Asis­ti­da (CNPMA, por sus si­glas en por­tu­gués), se­gún in­for­ma la pren­sa del país.

La mu­jer ges­tan­te no po­drá re­ci­bir nin­gún pa­go eco­nó­mi­co, sal­vo los re­fe­ri­dos a gastos mé­di­co, y ten­drá acom­pa­ña­mien­to psi­co­ló­gi­co tan­to antes co­mo des­pués del par­to. Por otra parte, su re­la­ción con el ni­ño se cir­cuns­cri­be «al mí­ni­mo in­dis­pen­sa­ble, por los po­ten­cia­les ries­gos psi­co­ló­gi­cos y afec­ti­vos que esa re­la­ción com­por­ta», se­gún se­ña­la el de­cre­to.

Los can­di­da­tos ten­drán que ce­le­brar con­tra­tos de ges­ta­ción de sus­ti­tu­ción y rea­li­zar so­li­ci­tu­des de au­to­ri­za­ción pre­via al con­se­jo na­cio­nal, a tra­vés de un for­mu­la­rio dis­po­ni­ble en In­ter­net. En el pro­ce­so hay que in­cluir de­cla­ra­cio­nes fa­vo­ra­bles de un psi­quia­tra o psi­có­lo­go y del di­rec­tor del cen­tro don­de se va a lle­var a ca­bo. El con­se­jo ten­drá se­sen­ta días pa­ra res­pon­der.

Los ca­sos que ha­yan lue­go acep­ta­do ten­drán que pe­dir un dic­ta­men a dos mé­di­cos, que ten­drán otros dos me­ses días pa­ra res­pon­der. El Con­se­jo de­be­rá de­ci­dir si au­to­ri­za o re­cha­za el con­tra­to en un pla­zo má­xi­mo de 60 días y pue­de so­li­ci­tar «la rea­li­za­ción de una eva­lua­ción com­ple­ta e in­de­pen­dien­te». Un be­bé na­ció en India con el em­brión sin desa­rro­llar de su her­mano ge­me­lo en el ab­do­men, se­gún con­fir­ma­ron fuentes mé­di­cas. Los mé­di­cos le ex­tra­je­ron la se­ma­na pa­sa­da el em­brión, de unos sie­te cen­tí­me­tros de lar­go y 150 gramos, ex­pli­có la gi­ne­có­lo­ga Nee­na Ni­chla­ni. La ope­ra­ción, rea­li­za­da en el hos­pi­tal de Ti­tan, en la ciu­dad de Tha­ne, cer­ca de Bombay, trans­cu­rrió se­gún lo pre­vis­to y el be­bé se en­cuen­tra sano y sal­vo.

Se tra­ta de un fenómeno ex­cep­cio­nal que los mé­di­cos lla­man foe­tus in foe­to, una ex­pre­sión del la­tín que sig­ni­fi­ca un fe­to den­tro del fe­to, y que ocu­rre cuan­do dos niños cre­cen en el úte­ro ma­terno y uno de ellos lo ha­ce den­tro del cuer­po del otro. En to­do el mun­do se co­no­cen so­la­men­te unos cien ca­sos, se­ña­ló Ni­chla­ni.

En los che­queos mé­di­cos antes de su nacimiento los mé­di­cos des­cu­brie­ron una ma­sa con hue­sos en una bur­bu­ja en la ca­vi­dad ab­do­mi­nal de su her­mano, ex­pli­có la ra­dió­lo­ga Bhav­na Tho­rat, del hos­pi­tal Bi­lal de Tha­ne, don­de na­ció el pe­que­ño el pa­sa­do 20 de ju­lio. «Tras el nacimiento, des­cu­bri­mos otro be­bé a me­dio for­mar con ce­re­bro, un bra­zo y las dos pier­nas en el ab­do­men del be­bé», di­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.