Abren ex­pe­dien­te a tres fir­mas ga­lle­gas por pes­ca pi­ra­ta en la An­tár­ti­da

Es el se­gun­do pro­ce­so que se in­coa a raíz de las re­da­das de la ope­ra­ción Spa­rrow 2

La Voz de Galicia (Ourense) - - Marítima - E. ABUÍN

El Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra cree ha­ber ate­so­ra­do prue­bas su­fi­cien­tes de que la ca­sa ar­ma­do­ra del Thun­der es, co­mo se sos­pe­cha­ba, ga­lle­ga. Y, de pa­so, que tam­bién lo es la que ex­plo­ta­ba el Tchaw. Tan con­ven­ci­do es­tá el de­par­ta­men­to, que ha de­ci­di­do abrir un ex­pe­dien­te san­cio­na­dor con­tra los pro­pie­ta­rios y ges­to­res de am­bos bu­ques, los dos iden­ti­fi­ca­dos por di­ver­sos or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les co­mo im­pli­ca­dos en ope­ra­cio­nes de pes­ca ile­gal, no de­cla­ra­da y no re­gla­men­ta­da (IUU, por sus si­glas en in­glés) en aguas de la An­tár­ti­da.

Ese pro­ce­so in­vo­lu­cra a nue­ve per­so­nas fí­si­cas y tres ju­rí­di­cas, to­dos de na­cio­na­li­dad es­pa­ño­la y tie­ne por ob­je­to «de­pu­rar las res­pon­sa­bi­li­da­des en re­la­ción con su par­ti­ci­pa­ción en la pro­pie­dad, ges­tión y ex­plo­ta­ción de los bu­ques Thun­der y Tchaw», que se de­di­ca­ban a cap­tu­rar mer­lu­za ne­gra (Dis­sos­ti­chus ele­gi­noi­des, tam­bién co­no­ci­do co­mo ba­ca­lao de pro­fun­di­dad) en zo­na pro­te­gi­da, sin dis­po­ner licencia de la or­ga­ni­za­ción que la re­gu­la esa área (la CCAMLR) y em­plean­do mé­to­dos prohi­bi­dos pa­ra los pes­ca­do­res au­to­ri­za­dos.

Se tra­ta de una in­frac­ción muy gra­ve, por lo que los ex­pe­dien­ta­dos se ex­po­nen a mul­tas de en­tre 60.001 y 600.000 eu­ros, y a ser in­ha­bi­li­ta­dos pa­ra el ejer­ci­cio de la pes­ca, apar­te de que­dar ve­ta­dos pa­ra ob­te­ner sub­ven­ción o cual­quier ti­po de apo­yo pú­bli­co.

Ma­drid no pre­ci­sa que las em­pre­sas con­tra las que ac­túa sean ga­lle­gas, pe­ro acla­ra que el ex­pe­dien­te es fru­to de la ope­ra­ción Spa­rrow 2, que lan­zó en ju­lio del 2015 y que in­clu­yó re­gis­tros en la se­de de va­rias ar­ma­do­ras si­tua­das en Ri­bei­ra, Vi­go, Re­don­de­la y O Car­ba­lli­ño. Ahí, en­tre esos 10.000 do­cu­men­tos que re­co­gie­ron los ins­pec­to­res, es­ta­ban las prue­bas que vin­cu­la­ban al Vi­king y al Sea­bull 22 con em­pre­sas ga­lle­gas y el hi­lo pa­ra lle­gar a esos la­zos que atan al Thun­der y al Tchaw con Ga­li­cia. Na­da ex­tra­ño, pues to­da­vía no ha­bían con­clui­do las re­da­das y el Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra ya aven­tu­ra­ba ra­mi­fi­ca­cio­nes que se­rían un apo­yo fun­da­men­tal pa­ra las in­ves­ti­ga­cio­nes abier­tas en otros paí­ses.

Ex­pe­dien­te pre­vio

Los ad­mi­nis­tra­do­res del Vi­king y el Sea­bull 22 ya tu­vie­ron su cas­ti­go ha­ce aho­ra un año. Agri­cul­tu­ra tra­mi­tó un ex­pe­dien­te des­pués de ha­ber cons­ta­ta­do la exis­ten­cia de un en­tra­ma­do em­pre­sa­rial que te­nía por co­me­ti­do ges­tio­nar y ex­plo­tar los bu­ques me­dian­te so­cie­da­des pan­ta­llas no co­mu­ni­ta­rias pa­ra evi­tar que las au­to­ri­da­des pes­que­ras es­pa­ño­las des­cu­brie­ran esos víncu­los. Al tér­mino de la in­ves­ti­ga­ción, fue­ron san­cio­na­das seis per­so­nas fí­si­cas y seis em­pre­sas con mul­tas que su­ma­ban 5,2 mi­llo­nes de eu­ros, en­tre 5 y 14 años de in­ha­bi­li­ta­ción pa­ra de­di­car­se a la ac­ti­vi­dad pes­que­ra y de 5 a 12 años sin re­ci­bir ni una ayu­da. Uno de los im­pli­ca­dos, ade­más, fue mul­ta­do con 60.000 eu­ros por obs­truir las la­bo­res de ins­pec­ción y la des­truc­ción de do­cu­men­tos.

Es­pa­ña ya san­cio­nó por 19 in­frac­cio­nes gra­ves a va­rias em­pre­sas y per­so­nas fí­si­cas en el mar­co de la pri­me­ra ope­ra­ción Spa­rrow, que con­si­guió dar en Ri­bei­ra con los ar­ma­do­res del Kun­lun, Yong­ding, Song­hua y Tian­tai. En to­tal, im­pu­so mul­tas por va­lor de 17,8 mi­llo­nes de eu­ros.

El «Thun­der» fue hun­di­do de for­ma in­ten­cio­na­da en aguas de San­to To­mé y Prín­ci­pe.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.