Los se­ce­sio­nis­tas in­ten­tan ocul­tar sus di­sen­sio­nes con va­rios ac­tos con­jun­tos

Pro­gra­man pa­ra el 15 de sep­tiem­bre el ini­cio de la cam­pa­ña por el re­fe­ren­do

La Voz de Galicia (Ourense) - - España - ANDERZ AZPIROZ

El independentismo cie­rra fi­las de ca­ra al 1 de oc­tu­bre. Lo ha­ce has­ta el pun­to de que to­das las fuer­zas se­ce­sio­nis­tas pe­di­rán por pri­me­ra vez de la mano el vo­to pa­ra el sí. PDeCAT, Es­que­rra y la CUP com­par­ti­rán los ac­tos en una cam­pa­ña que, al mar­gen de cual­quier ad­ver­ten­cia pa­sa­da o fu­tu­ra que les ha­ga lle­gar el Es­ta­do cen­tral, es­tán de­ci­di­dos a ini­ciar el pró­xi­mo 15 de sep­tiem­bre. Pe­ro la ima­gen de uni­dad que tra­tan de re­fle­jar los par­ti­dos so­be­ra­nis­tas no es­con­de las hon­das di­fe­ren­cias en­tre unos y otros, a los que úni­ca­men­te la ce­le­bra­ción del re­fe­ren­do man­tie­ne en un mis­mo bar­co. El independentismo abar­ca des­de el cen­tro de­re­cha del PDeCAT al iz­quier­dis­mo ra­di­cal de la CUP, dos an­ta­go­nis­mos ideo­ló­gi­cos im­po­si­bles de con­ju­gar.

El cho­que a cuen­ta de la cam­pa­ña con­tra el tu­ris­mo, res­pal­da­da por la CUP, es la úl­ti­ma evi­den­cia en es­te sen­ti­do. El Go­bierno ca­ta­lán se vio obli­ga­do a des­mar­car­se de las jus­ti­fi­ca­cio­nes de sus so­cios an­ti­ca­pi­ta­lis­tas por el ata­que a un au­to­bús en Bar­ce­lo­na y otras ac­cio­nes. Al mar­gen del per­jui­cio eco­nó­mi­co, la re­cién re­cu­pe­ra­da be­li­co­si­dad de la CUP pone en en­tre­di­cho el ar­gu­men­to man­te­ni­do des­de la an­ti­gua Con­ver­gèn­cia y Es­que­rra de que la in­de­pen­den­cia lle­ga­ría de for­ma de­mo­crá­ti­ca y pa­cí­fi­ca. Has­ta Gabriel Ru­fián, un dipu­tado es­pe­cial­men­te com­ba­ti­vo con los cons­ti­tu­cio­na­lis­tas, ase­gu­ró que na­die de Es­que­rra ac­tua­ría de la for­ma que aplau­den los an­ti­ca­pi­ta­lis­tas. Le­jos de re­cu­lar, des­de la CUP se se­ña­ló que es la Ge­ne­ra­li­tat la que pro­vo­ca vio­len­cia con sus po­lí­ti­cas neo­li­be­ra­les.

Es­te es el úl­ti­mo epi­so­dio de una lar­ga de lis­ta de cho­ques de tre­nes que co­men­zó con el res­pal­da­do de la CUP al ase­dio al Par­la­men­to ca­ta­lán del 2011, que obli­gó al en­ton­ces pre­si­den­te Ar­tur Mas a ac­ce­der a la Cá­ma­ra en he­li­cóp­te­ro. Y aque­lla no fue la peor ju­ga­rre­ta de los an­ti­ca­pi­ta­lis­tas al lí­der de Con­ver­gèn­cia, al que se le ne­gó el apoyo en la in­ves­ti­du­ra y se for­zó a dar un pa­so al la­do en fa­vor de Puig­de­mont.

Des­con­fian­za

En ca­da pa­so en el desafío se­ce­sio­nis­ta unos y otros se han mi­ra­do de reojo y no han si­do po­cas las oca­sio­nes en las que la CUP ha la­men­ta­do el te­ner que arras­trar a Junts pel Sí por el ca­mino so­be­ra­nis­ta, mu­chas ve­ces con ame­na­zas de de­jar caer al Go­bierno, co­mo ocu­rrió con la apro­ba­ción de los pre­su­pues­tos au­to­nó­mi­cos pa­ra 2017. Ayer mis­mo, se abrió un nue­vo fren­te des­pués de que la CUP ad­vir­tie­se de que su gru­po par­la­men­ta­rio re­gis­tra­rá en el Par­la­men­to ca­ta­lán la ley de tran­si­to­rie­dad an­tes del 1 de oc­tu­bre si no lo ha­cen el PDeCAT y Es­que­rra. La nor­ma, fun­da­men­tal en los pla­nes de rup­tu­ra, es la que per­mi­ti­ría el cam­bio le­gis­la­ti­vo pa­ra pa­sar del au­to­no­mis­mo a la in­de­pen­den­cia y al igual que la del re­fe­ren­do, la ley es sus­cep­ti­ble de ser lle­va­da de in­me­dia­to an­te el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal. Junts pel Sí se en­cuen­tra di­vi­di­do en­tre aque­llos que coin­ci­den con los an­ti­ca­pi­ta­lis­tas y los que op­tan por la cau­te­la. Una vic­to­ria de es­tos úl­ti­mos po­dría abrir una nue­va bre­cha en el ya de por si agrie­ta­do mu­ro de independentismo.

To­das es­tas di­fe­ren­cias que­da­ron ayer apar­ca­das du­ran­te la pre­sen­ta­ción en Bar­ce­lo­na de la cam­pa­ña a fa­vor del sí, en la que ade­más de las fuer­zas po­lí­ti­cas par­ti­ci­pa­rán or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les in­de­pen­den­tis­tas co­mo la Asam­blea Na­cio­nal Ca­ta­la­na (ANC) u Om­niun. Es­tá pre­vis­to que se ce­le­bren tres gran­des ac­tos con­jun­tos, uno de ellos en Bar­ce­lo­na. Ade­más, se ha crea­do una web pa­ra ins­cri­bir vo­lun­ta­rios y re­co­ger do­na­cio­nes. Du­ran­te la pre­sen­ta­ción, to­dos die­ron por he­cho que se pon­drán las ur­nas el 1 de oc­tu­bre. «No hay Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal que pue­da im­pe­dir un ac­to de so­be­ra­nía», zan­jó Jor­di Sán­chez, pre­si­den­te de la ANC.

T. ALBIR EFE

En­tre tu­ris­tas. Los se­ce­sio­nis­tas pre­sen­ta­ron ayer su cam­pa­ña por el re­fe­ren­do con es­ca­sa asis­ten­cia, en­tre tu­ris­tas y a las puer­tas de una ex­po­si­ción so­bre Car­los III, un rey muy li­ga­do a Bar­ce­lo­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.