Pri­me­ra re­vuel­ta mi­li­tar con­tra el cha­vis­mo

El Go­bierno ase­gu­ra que frus­tró un al­za­mien­to, que de­ja un muer­to y sie­te de­te­ni­dos

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - JUAN FRAN­CIS­CO ALON­SO

Ve­ne­zue­la es cual­quier co­sa me­nos un país abu­rri­do. El sá­ba­do el grue­so de los ve­ne­zo­la­nos se fue­ron a la ca­ma di­gi­rien­do aún la no­ti­cia de la des­ti­tu­ción de la fis­cal ge­ne­ral, Lui­sa Or­te­ga Díaz, por par­te de la cues­tio­na­da Cons­ti­tu­yen­te cha­vis­ta y no se en­te­ra­ron de que al fi­lo de la me­dia­no­che al opo­si­tor Leo­pol­do Ló­pez le fue res­ti­tui­do el be­ne­fi­cio de «ca­sa por cár­cel» tras cua­tro días en pri­sión, pe­ro mien­tras se desa­yu­na­ban con esa no­ti­cia otra la en­som­bre­ció: una re­vuel­ta mi­li­tar.

A pri­me­ra ho­ra de la ma­ña­na por las re­des so­cia­les co­men­zó a cir­cu­lar un ví­deo don­de un gru­po de uni­for­ma­dos, por­tan­do ar­mas lar­gas, de­cla­ra­ban que se al­za­ban con­tra «la ti­ra­nía ase­si­na de Ni­co­lás Ma­du­ro», pe­ro acla­ra­ban que «es­to no es un gol­pe de Es­ta­do, sino una ac­ción cí­vi­co­mi­li­tar pa­ra res­ta­ble­cer el or­den cons­ti­tu­cio­nal». La re­vuel­ta fue en­ca­be­za­da por el ca­pi­tán de la Guar­dia Na­cio­nal, Juan Ca­gua­ri- pano, quien des­de el 2014 es­tá en bus­ca y cap­tu­ra por ha­ber de­ser­ta­do y di­fun­dir men­sa­jes pi­dién­do­le a sus com­pa­ñe­ros de ar­mas des­co­no­cer al Eje­cu­ti­vo cha­vis­ta.

La vein­te­na de su­ble­va­dos to­ma­ron por unos mi­nu­tos el cuar­tel de Fuer­te Pa­ra­ma­cay, se­de de la 41 Bri­ga­da Blin­da­da del Ejér­ci­to, en Va­len­cia, a unos 200 ki­ló­me­tros al oes­te de Ca­ra­cas; una de las prin­ci­pa­les ins­ta­la­cio­nes cas­tren­ses del país y don­de se ha­llan bue­na par­te de los tan­ques.

El nú­me­ro dos del cha­vis­mo, Dios­da­do Ca­be­llo, con­fir­mó en un tuit lo ocu­rri­do, pe­ro ne­gó que fue­ra un al­za­mien­to sino un «ata­que te­rro­ris­ta» per­pe­tra­do por ci­vi­les. En si­mi­la­res tér­mi­nos se pro­nun­ció el co­man­dan­te del Ejér­ci­to, ma­yor ge­ne­ral Je­sús Suá­rez Chou­rio, quien des­de la ba­se y per­tre­cha­do pa­ra el com­ba­te ase­gu­ró: «He­mos si­do ob­je­to de un ata­que te­rro­ris­ta, pa­ra­mi­li­tar, mer­ce­na­rio con­tra la paz». Asi­mis­mo in­di­có que una per­so­na fa­lle­ció y otra re­sul­tó gra­ve­men­te he­ri­da en el he­cho, mien­tras que sie­te más fue­ron de­te­ni­das, en­tre las cua­les no fi­gu­ra Ca­gua­ri­pano. Fuen­tes po­li­cia­les ase­gu­ra­ban que los fa­lle­ci­dos eran dos.

El pre­si­den­te Ma­du­ro fe­li­ci­tó a la Fuer­za Ar­ma­da por su ac­ción. «Ha­ce una se­ma­na le ga­na­mos con vo­tos, aho­ra con ba­las».

Pe­se a que las au­to­ri­da­des da­ban por so­fo­ca­do el pri­mer co­na­to de re­vuel­ta mi­li­tar con­tra el cha­vis­mo y afir­ma­ban que en el res­to de las uni­da­des mi­li­ta­res es­ta­ban en cal­ma, la de­ci­sión de la Cons­ti­tu­yen­te de sus­pen­der su se­gun­da se­sión y las pro­tes­tas que sa­cu­die­ron Va­len­cia en­vió otro men­sa­je. Tras­cen­dió que al­gu­nos de los pro­ta­go­nis­tas de la ac­ción lo­gra­ron huir y que se ha­brían he­cho con par­te del ar­se­nal.

Des­de la opo­si­ción se des­mar­ca­ron de lo ocu­rri­do y no des­car­ta­ron que el Go­bierno lo uti­li­ce pa­ra au­men­tar la re­pre­sión y la per­se­cu­ción con­tra la di­si­den­cia.

Cuen­to chino o tur­co

«No nos ven­gan con cuen­tos chi­nos, no nos ven­gan con una ca­ce­ría de bru­jas, no nos ven­gan a cul­par a quie­nes sim­ple­men­te que­re­mos la vi­gen­cia de la de­mo­cra­cia, pa­ra mí es muy cla­ro la Fuer­za Ar­ma­da es un es­pe­jo de un país que quie­re un cam­bio», afir­mó el pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal, Ju­lio Bor­ges.

Sin em­bar­go, en la alian­za opo­si­to­ra MUD hay quien te­me que Ma­du­ro si­ga el ejem­plo del tur­co Re­cep Ta­yip Er­do­gan, quien tras el fa­lli­do gol­pe de ju­lio del 2016 ha en­car­ce­la­do a cien­tos de opo­si­to­res y crí­ti­cos y pur­ga­do el Ejér­ci­to y el Es­ta­do. El año pa­sa­do Ma­du­ro ya ha­bía di­cho que si en Ve­ne­zue­la ocu­rría al­go si­mi­lar a lo de Tur­quía, «Er­do­gan que­da­rá co­mo un ni­ño de pe­cho pa­ra lo que va a ha­cer la Re­vo­lu­ción bo­li­va­ria­na si la de­re­cha pa­sa la fron­te­ra del gol­pis­mo».

Leo­pol­do Ló­pez vuel­ve al arres­to do­mi­ci­lia­rio tras cua­tro días en una cár­cel mi­li­tar

RO­NAL­DO SCHEMIDT AFP

La Guar­dia Bo­li­va­ria­na re­pri­mió con ga­ses la­cri­mó­ge­nos una ma­ni­fes­ta­ción de re­si­den­tes de Va­len­cia, don­de se ubi­ca el cuar­tel re­bel­de, en apo­yo al al­za­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.