El eterno agu­je­ro de­fen­si­vo

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes - X. R. CAS­TRO

Cam­bia el en­tre­na­dor, pe­ro per­ma­ne­ce uno de los pro­ble­mas. El Cel­ta de Be­riz­zo fue el quin­to más go­lea­do de la úl­ti­ma Li­ga con 69 dia­nas en con­tra. Es­te ve­rano, sal­vo en el test de Fe­rrol, los vi­gue­ses siem­pre han en­ca­ja­do dos o más go­les por par­ti­do. Dan­do fa­ci­li­da­des es­can­da­lo­sas y per­mi­tien­do co­mo en el ca­so del Le­ver­ku­sen que en nue­ve mi­nu­tos le die­se la vuel­ta al mar­ca­dor con tres go­les. Un agu­je­ro que Unzué de­be so­lu­cio­nar en me­nos de dos se­ma­nas, el tiem­po que que­da pa­ra co­men­zar la Li­ga.

Trans­for­mar al Cel­ta en un mu­ro es im­po­si­ble. Su jue­go de ata­que y com­bi­na­ti­vo le con­vier­te en vul­ne­ra­ble en la re­ta­guar­dia, pe­ro aun así ne­ce­si­ta un pun­to de con­sis­ten­cia si quie­re te­ner un año tran­qui­lo.

To­man­do co­mo ejem­plo la pre­tem­po­ra­da, el Brent­ford (de Se­gun­da Di­vi­sión in­gle­sa) le hi­zo dos go­les de la na­da. El pri­me­ro tras ro­bo de ba­lón en el me­dio cam­po pa­ra pro­yec­tar una con­tra que nin­guno de los dos cen­tra­les su­po ata­jar. El se­gun­do fue una fal­ta di­rec­ta des­de la fron­tal, con­ce­di­da por un sa­car el ba­lón con con­tun­den­cia.

En la se­gun­da ci­ta de In­gla­te­rra fue el Burn­ley quien en­con­tró vías de agua en la za­ga vi­gue­sa. Abrió el mar­ca­dor con una ju­ga­da com­bi­na­ti­va des­de el cen­tro del cam­po, con cua­tro ju­ga­do­res to­can­do el ba­lón sin que nin­gún cél­ti­co les in­co­mo­da­se pa­ra fi­na­li­zar con un dis­pa­ro co­lo­ca­do des­de fue­ra del área. El se­gun­do su­pu­so el 2-2 de­fi­ni­ti­vo y se ges­tó en el ba­lón pa­ra­do, otra de las ré­mo­ras del cua­dro vi­gués des­de la épo­ca de Luis En­ri­que. Una fal­ta bo­ta­da en tres cuar­tos de cam­po del equi­po vi­gués fue mal re­ma­ta­da y re­cha­za­da por el mis­mo ju­ga­dor den­tro del área cél­ti­ca.

Fren­te al Le­ver­ku­sen el Cel­ta dio mu­chas fa­ci­li­da­des atrás, no so­lo en el in­ter­va­lo de los nue­ve mi­nu­tos que cos­ta­ron tres go­les. En el pri­mer tiem­po los ale­ma­nes se plan­ta­ron en cua­tro oca­sio­nes so­los an­te el por­te­ro ri­val. En tres de ellas Ser­gio re­sul­tó pro­vi­den­cial y en la cuar­ta el re­ma­te de los ger­ma­nos se per­dió en el la­te­ral de la red. Du­ran­te el pri­mer tiem­po fal­tó con­tun­den­cia en el cor­te y las pér­di­das de ba­lón en el cen­tro del cam­po se con­vir­tie­ron en un se­rio pro­ble­ma.

En la reanu­da­ción lle­gó la ver­be­na de nue­ve mi­nu­tos ga­rra­fa­les. En el pri­mer gol los ce­les­tes per­mi­ten una pa­red que aca­ba con un ti­ro cru­za­do, en el se­gun­do Fon­tás sa­le a ha­cer la pre­sión y nin­guno de sus com­pa­ñe­ros de za­ga ha­ce la co­ber­tu­ra al de­lan­te­ro cen­tro, que mar­ca a pla­cer. El ter­ce­ro es un ti­ro du­ro des­de la fron­tal al que no res­pon­de Iván Villar, pe­ro an­tes el Ba­yer se ha­bía can­sa­do de com­bi­nar has­ta lle­gar al área ri­val.

Los sie­te go­les en con­tra se­rían un da­to me­nor si se tie­ne en cuen­ta que Unzué es­tá rea­li­zan­do prue­bas en de­fen­sa y que el equi­po ha ini­cia­do un nue­vo via­je ha­cía el mar­ca­je zo­nal des­pués de tres años en in­di­vi­dual y que to­da­vía de­be asi­mi­lar me­ca­nis- mos, pe­ro el pre­ce­den­te del cur­so pa­sa­do in­vi­ta a es­tar en aler­ta.

Fal­ta por ver có­mo fun­cio­na­rá el equi­po cuan­do ten­ga un cuar­te­to de­fi­ni­do cla­ro. A día de hoy Hu­go Ma­llo, Ca­bral, Fon­tás y Jonny pa­re­cen la for­ma­ción con más op­cio­nes. Los dos la­te­ra­les por­que no exis­ten al­ter­na­ti­vas, ade­más de ser fi­jos en los úl­ti­mos años, y los dos cen­tra­les por­que el ar­gen­tino le apor­ta un pun­to de con­tun­den­cia y el ca­ta­lán es quien me­jor pro­ta­go­ni­za la sa­li­da de ba­lón. Y ade­más, en el Ba­yA­re­na fue el úni­co que acu­dió al cor­te.

Las ci­tas con Udi­ne­se y Ro­ma, de exi­gen­cia, de­ben ser­vir pa­ra po­ner re­me­dio a la san­gría an­tes de que la Real sa­que a pa­sear su po­ten­te ar­ti­lle­ría por Ba­laí­dos.

Las pér­di­das en el cen­tro del cam­po y el ba­lón pa­ra­do si­guen sien­do un las­tre Los cél­ti­cos es­tán en fa­se de acli­ma­ta­ción al mar­ca­je en zo­na des­pués de tres años en in­di­vi­dual

El Bur­ley mar­có a la con­tra y de fal­ta di­rec­ta an­te el Cel­ta.

BAYER04

El Le­ver­ku­sen anotó tres go­les en el mar­gen de 9 mi­nu­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.