Las en­ti­da­des asis­ten­cia­les de Ou­ren­se pi­den un pac­to por los ser­vi­cios so­cia­les

Ase­gu­ran que la aten­ción de­be ga­ran­ti­zar­se «es­té quien es­té» go­ber­nan­do

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - FINA ULLOA

La apro­ba­ción de la mo­di­fi­ca­ción de cré­di­to pa­ra re­po­ner 1,6 mi­llo­nes de eu­ros en la ca­ja de Be­nes­tar So­cial del Con­ce­llo de Ou­ren­se ha su­pues­to un ali­vio pa­ra las en­ti­da­des asis­ten­cia­les que man­tie­nen con­ve­nios con el en­te mu­ni­ci­pal pres­tan­do al­gu­nos de esos ser­vi­cios. Es el ca­so de Ai­xi­ña, la or­ga­ni­za­ción de dis­ca­pa­ci­ta­dos que ges­tio­na un cen­tro de día pa­ra per­so­nas ma­yo­res y tam­bién se en­car­ga del ser­vi­cio de cá­te­ri­ng pa­ra los usua­rios del al­ber­gue de tran­seún­tes. «Es­ta­mos al­go más tran­qui­los por­que se su­po­ne que con el des­blo­queo del cré­di­to los pro­ble­mas de co­bro que te­nía­mos se van a re­sol­ver» se­ña­la­ba ayer Ol­ga Cu­ña Blan­co. A Ai­xi­ña se le de­ben apro­xi­ma­da­men­te 60.000 eu­ros del cen­tro de día y cer­ca de 10.000 por el cá­te­ri­ng . La pre­si­den­ta es­pe­ra que se agi­li­cen los trá­mi­tes pa­ra po­der co­brar como muy tar­de en sep­tiem­bre. Has­ta el mo­men­to, se­gún ex­pli­ca, han mo­di­fi­ca­do par­ti­das pa­ra po­der aguan­tar y, so­bre to­do, pa­ra pa­gar los suel­dos a la plan­ti­lla.

Ese in­ter­cam­bio de fon­dos, sin em­bar­go, no po­día pro­lon­gar­se mu­cho más «por­que lle­ga un mo­men­to en que no pue­des se­guir sa­can­do di­ne­ro de otras par­ti­das y po­ner en ries­go otros pro­gra­mas», di­ce Cu­ña Blan­co que re­cuer­da que Ai­xi­ña no so­lo pres­ta esos ser­vi­cios al Con­ce­llo pa­ra los que tra­ba­jan unas 23 per­so­nas. «Aten­de­mos y apo­ya­mos a mu­chos otros co­lec­ti­vos, y mu­chos de nues­tros tra­ba­ja­do­res son per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad. Es­ta­mos ha­blan­do de suel­dos de per­so­nas que tam­bién sir­ven pa­ra in­te­grar­las en la so­cie­dad», re­cuer­da la pre­si­den­ta. Cu­ña en­vía un men­sa­je a to­das las for­ma­cio­nes po­lí­ti­cas: «Cuan­do lle­gan las elec­cio­nes bien que to­dos vie­nen por aquí pa­ra pre­gun­tar qué ne­ce­si­da­des te­ne­mos. Pa­re­ce que so­lo se acuer­dan de no­so­tros en­ton­ces. Y las ne­ce­si­da­des son siem­pre igua­les, siem­pre las mis­mas. La prin­ci­pal es que nos apo­yen por­que so­mos per­so­nas que que­re­mos con­tar pa­ra la so­cie­dad, que­re­mos tra­ba­jar y sen­tir­nos re­pre­sen­ta­dos, y no ser siem­pre los mis­mos, los más dé­bi­les, los que pa­gue­mos es­te ti­po de en­fren­ta­mien­tos», di­ce.

Tam­bién des­de Cruz Ro­ja — ins­ti­tu­ción que lle­va los pro­gra­mas de apo­yo y for­ma­ción en el ho­gar del tran­seún­te y que des­de ma­yo tam­bién tie­ne a su car­go el de te­le­asis­ten­cia, es­ti­man que «os ser­vi­zos pa­ra os co­lec­ti­vos máis vul­ne­ra­bles non po­den ser usa­dos na gue­rra po­lí­ti­ca; pre­cí­sa­se un com­pro­mi­so de to­dos nes­te sen­ti­do».

En los mis­mos tér­mi­nos se ex­pre­san des­de Cá­ri­tas, en­ti­dad que se ocu­pa del co­me­dor so­cial mu­ni­ci­pal. «Es bá­si­co que se lle­gue a un pac­to en­tre to­das las fuer­zas. Que dis­cu­tan de lo que quie­ran y si tie­nen que pe­dir di­mi­sio­nes, que las pi­dan; yo no en­tro en eso. Pe­ro no se pue­de ju­gar con al­go tan im­por­tan­te como la asis­ten­cia so­cial», se­ña­la Ma­ría Ta­ba­rés. La di­rec­to­ra de Cá­ri­tas re­cuer­da que en es­tos mo­men­tos la en­ti­dad es­tá man­te­nien­do un ser­vi­cio «sin que ni si­quie­ra nos ha­yan fir­ma­do el con­ve­nio de es­te año», pe­ro por el que tam­po­co han re­ci­bi­do los más de 100.000 eu­ros que se ha­bían fi­ja­do en el acuer­do pa­ra el 2016. El pa­sa­do año en el co­me­dor de Cá­ri­tas se die­ron 90.611 ser­vi­cios a 2.058 per­so­nas; más del 96% de ellas son de­ri­va­das des­de los Ser­vi­cios So­cia­les mu­ni­ci­pa­les.

Es­tas tres en­ti­da­des no se­rán las úni­cas que se be­ne­fi­cien del des­blo­queo de fon­dos pa­ra Be­nes­tar So­cial. Los 95 usua­rios del co­me­dor so­bre rue­das y el me­dio mi­llar que re­ci­be el ser­vi­cio de ayu­da en el ho­gar —pa­ra el que tra­ba­jan más de 230 per­so­nas— las be­cas pa­ra co­me­do­res es­co­la­res y ayu­das pa­ra li­bros —que el pa­sa­do año al­can­za­ron a más de 700 ni­ños—, los usua­rios de los pro­gra­mas de los cen­tros cí­vi­cos o Pro­ga­pe, la pro­tec­to­ra que atien­de a más de tres­cien­tos ani­ma­les en el al­ber­gue mu­ni­ci­pal, en­tre otros, po­drán res­pi­rar más tran­qui­los los pró­xi­mos me­ses.

MI­GUEL VILLAR

A Cá­ri­tas, que se ocu­pa del co­me­dor so­cial, se le de­be to­do el pa­sa­do año y lo que va de es­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.