Los ci­mien­tos del trum­pis­mo

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

Más de seis me­ses de pre­si­den­cia, y la ba­se elec­to­ral que eli­gió a Do­nald Trump no se res­que­bra­ja: pa­re­ce he­cha de hor­mi­gón ar­ma­do. Se­gún las en­cues­tas, en torno al 95 % de aque­llos que vo­ta­ron a Trump en no­viem­bre lo vo­ta­rían de nue­vo, me­ses des­pués de su in­ves­ti­du­ra. El da­to qui­zás no de­ba sor­pren­der­nos: más o me­nos el mis­mo por­cen­ta­je apo­ya­ba a Oba­ma y a G. W. Bush a los seis me­ses del ini­cio de sus pre­si­den­cias. Pe­ro no se ven fi­su­ras en la coa­li­ción que lle­vó a Trump al po­der.

¿Y quié­nes son, y qué pien­san, aque­llos que hoy por hoy aún apo­yan a Trump? Aquí, mu­chos pa­re­cen no dar cré­di­to a que exis­tan per­so­nas que de­fien­dan a un per­so­na­je tan vul­gar, ig­no­ran­te, de­ma­gó­gi­co y au­to­ri­ta­rio, se­gún nues­tros mo­de­los eu­ro­peos. En EE. UU., el ma­yor error de sec­to­res de la iz­quier­da fue con­si­de­rar a los trum­pis­tas ciu­da­da­nos des­in­for­ma­dos, in­cul­tos, ra­cis­tas o xe­nó­fo­bos.

La reali­dad es que la de Trump es una coa­li­ción ecléc­ti­ca y he­te­ro­do­xa. Al es­cu­char en de­ta­lle a los se­gui­do­res del pre­si­den­te, pa­re­ce que a ca­da uno le mue­ven ra­zo­nes dis­tin­tas. Los hay que sim­ple­men­te enar­bo­lan su an­ti­pa­tía por Oba­ma y el des­con­ten­to con su po­lí­ti­ca (Oba­ma­ca­re o, en otro ejem­plo, los cu­bano-ame­ri­ca­nos de Flo­ri­da que nun­ca le per­do­na­ron su aper­tu­ra con Cu­ba).

Hay quie­nes, fer­vien­tes cre­yen­tes, lo apo­yan por su de­fen­sa inequí­vo­ca de una so­cie­dad an­cla­da en va­lo­res cris­tia­nos tra­di­cio­na­les. Mu­chos, en par­ti­cu­lar, enemi­gos de la le­ga­li­za­ción del abor­to, son se­gui­do­res de Trump por­que pro­me­tió en­du­re­cer es­ta le­gis­la­ción y nom­brar a un juez con­ser­va­dor en la Cor­te Su­pre­ma (lo cual cum­plió con la in­ves­ti­du­ra de Neil Gor­such en fe­bre­ro pa­sa­do).

Otros, preo­cu­pa­dos por la in­mi­gra­ción (la ile­gal so­bre to­do, pe­ro tam­bién la le­gal), es­tán ob­se­sio­na­dos con la per­mea­bi­li­dad de las fron­te­ras. O los hay que, en par­ti­cu­lar en cier­tas áreas in­dus­tria­les del país, es­ta­ban de­frau­da­dos con la si­tua­ción eco­nó­mi­ca y el pa­ro.

Un in­tere­san­tí­si­mo gru­po de es­tu­dio in­de­pen­dien­te que ha ana­li­za­do las ten­den­cias de vo­to des­de el 2011 iden­ti­fi­ca cin­co gran­des blo­ques ideo­ló­gi­cos de vo­tan­tes que apo­yan a Trump (la au­to­ra del es­tu­dio es la in­ves­ti­ga­do­ra del Ca­to Ins­ti­tu­te Emily Ekins). Es­tos son: 1.º: El 31 % de la coa­li­ción Trump lo cons­ti­tu­yen vo­tan­tes de de­re­chas tra­di­cio­na­les, muy cre­yen­tes y con­ser­va­do­res. 2.º: Los li­be­ra­les, de­fen­so­res a ul­tran­za del ca­pi­ta­lis­mo y el li­bre mer­ca­do, son el 25 %. 3.º: El fren­te con­tra la emi­gra­ción, los que de­fien­den la pre­ser­va­ción de las fron­te­ras na­cio­na­les por en­ci­ma de to­do, son el 20 %. 4.º: Los an­ti­éli­tes, de ten­den­cias cen­tris­tas mo­de­ra­das, cons­ti­tu­yen el 19 %. 5.º: Por úl­ti­mo, los mar­gi­na­dos, aque­llos que se sien­ten ve­ja­dos y ol­vi­da­dos por el sis­te­ma, re­pre­sen­tan el 5 % de la coa­li­ción. To­dos ellos apo­yan al pre­si­den­te por ra­zo­nes di­fe­ren­tes. Sus opi­nio­nes so­bre la emi­gra­ción, la re­for­ma sa­ni­ta­ria o fis­cal, los im­pues­tos y la po­lí­ti­ca ex­te­rior va­rían sen­si­ble­men­te. Eso sí: el úni­co ras­go uni­fi­ca­dor, como se po­día pre­ver, es su an­ti­pa­tía por Hi­llary. Parada del au­to­bús La mo­to,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.