¿Los gran­je­ros no sa­bían real­men­te qué te­nía el De­ga-16?

La Voz de Galicia (Ourense) - - Sociedad - ELMAR STHEPAN

Prohi­bi­do pa­ra uso agrí­co­la en el 2013 en to­da la UE — en el re­gis­tro de pro­duc­tos fi­to­sa­ni­ta­rios del Mi­nis­te­rio de sa­ni­dad ni apa­re­ce—, esta sus­tan­cia úni­ca­men­te es­tá per­mi­ti­da, des­de los años no­ven­ta, co­mo in­sec­ti­ci­da de uso ve­te­ri­na­rio. Pe­ro so­lo pa­ra aca­bar con las ga­rra­pa­tas o pul­gas de pe­rros o ga­tos, no pa­ra ani­ma­les des­ti­na­dos a con­su­mo hu­mano, co­mo es el ca­so de las ga­lli­nas po­ne­do­ras de Ho­lan­da, Ale­ma­nia y Bél­gi­ca. En­ton­ces, ¿de qué mo­do lle­gó el fi­pro­nil a las ye­mas de los hue­vos? Aun­que no fue su­mi­nis­tra­do en la co­mi­da, el me­ro he­cho de ha­ber im­preg­na­do los ga­lli­ne­ros con esa sus­tan­cia pa­ra lo­grar su de­sin­fec­ción ha pro­vo­ca­do que el in­sec­ti­ci­da se cue­le en el or­ga­nis­mo de las aves a tra­vés de la piel. Tam­bién por­que ellas mis­mas pu­die­ron in­ge­rir­lo al co­mer del sue­lo. Es lo que cuen­ta un ex­per­to en Far­ma­co­lo­gía de la Es­cue­la Su­pe­rior de Ve­te­ri­na­ria de Han­no­ver, Man­fred Kietz­mann. Ex­pli­ca que el pro­duc­to se acu­mu­ló en las cé­lu­las en­car­ga­das de la for­ma­ción de la ye­ma, los fo­lícu­los. Por­que el fi­pro­nil es­tá con­cen­tra­do en las ye­mas. La ca­pa­ci­dad que tie­nen es­tas de acu­mu­lar sus­tan­cias aje­nas al ani­mal es la ra­zón por la que los me­di­ca­men­tos que pue­den ad­mi­nis­trar­se a las aves po­ne­do­ras son muy li­mi­ta­dos.

Al pa­re­cer, en Ale­ma­nia y Ho­lan­da hu­bo mu­chos agri­cul­to­res que usa­ron De­ga-16, una sus­tan­cia ho­meo­pá­ti­ca que con­te­nía el pro­duc­to de for­ma ile­gal. Los gran­je­ros no lo sa­bían. Acu­die­ron a él por­que era muy efec­ti­vo en la lu­cha con­tra el te­mi­do áca­ro ro­jo, un pe­que­ño bi­cho que pue­de pro­vo­car la muer­te por anemia.

Pa­ra tra­tar es­te áca­ro hay cua­tro pro­duc­tos au­to­ri­za­dos, co­mo ex­pli­ca Die­ter Schul­ze, de un gru­po ve­te­ri­na­rio de Sa­jo­nia. Tres de ellos lle­van en el mer­ca­do va­rios años. Por eso su efi­ca­cia ha ido mer­man­do, por­que los áca­ros han desa­rro­lla­do una re­sis­ten­cia a ellos. Hay otro pro­duc­to, spi­no­sad, que tie­ne un buen efec­to, pe­ro el pro­ble­ma es su pre­cio ele­va­do. Por ello, so­lo sue­le ser usa­do en ca­sos pun­tua­les, no pa­ra de­sin­fec­tar ga­lli­ne­ros com­ple­tos.

Otro de los mé­to­dos que da buen re­sul­ta­do en Ale­ma­nia es ro­ciar las gran­jas con dió­xi­do de si­li­cio. Lo que ocu­rre es que al lle­gar nue­vas ga­lli­nas con el áca­ro, la gran­ja vuel­ve a in­fec­tar­se. Apli­car el tra­ta­mien­to re­quie­re des­pe­jar­la de nue­vo. De ahí que mu­chos gran­je­ros aca­ba­ran con­fian­do en el efec­to del De­ga-16.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.