El an­ti­con­cep­ti­vo re­ti­ra­do por Sa­ni­dad se usa en el Ser­gas des­de el año 2010

La Con­se­lle­ría sus­pen­de su uso, pe­ro ase­gu­ra que no le ha lle­ga­do nin­gu­na que­ja

La Voz de Galicia (Ourense) - - Sociedad - ELISA ÁL­VA­REZ

La Agen­cia Es­pa­ño­la del Me­di­ca­men­to ha re­ti­ra­do del mer­ca­do el an­ti­con­cep­ti­vo per­ma­nen­te Es­su­re, que ac­túa de una for­ma si­mi­lar a la li­ga­du­ra de trom­pas. Y ade­más ha ins­ta­do a los cen­tros y pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios que ten­gan es­te pro­duc­to a que de­jen de uti­li­zar­lo. Esta me­di­da se to­ma de for­ma tem­po­ral, has­ta el 2 de no­viem­bre del 2017, al no dis­po­ner de cer­ti­fi­ca­do CE en vi­gor. Pe­ro co­mo no se cues­tio­na la re­la­ción beneficio ries­go de es­te im­plan­te, el Mi­nis­te­rio no acon­se­ja la re­ti­ra­da de es­te an­ti­con­cep­ti­vo en las mu­je­res que lo lle­ven. Eso sí, las pa­cien­tes que ten­gan al­gu­na sin­to­ma­to­lo­gía de­ben con­sul­tar a su mé­di­co

«Tran­qui­li­dad»

En Ga­li­cia, el Ser­gas co­mu­ni­có a las ge­ren­cias la no­ta de la agen­cia del me­di­ca­men­to y lan­za un men­sa­je de tran­qui­li­dad, ya que no tie­nen cons­tan­cia de nin­gu­na co­mu­ni­ca­ción, ni de pa­cien­tes ni de pro­fe­sio­na­les, so­bre pro­ble­mas re­la­cio­na­dos con es­te pro­duc­to. El Ser­vi­zo Ga­le­go de Saú­de de­ta­lla que co­men­zó la im­plan­ta­ción de Es­su­re en el com­ple­jo hos­pi­ta­la­rio de Vi­go en mar­zo del 2012, pe­ro ya en el 2010 se apli­ca­ba esta téc­ni­ca en la ge­ren­cia de Ou­ren­se, tal y co­mo ex­pli­ca­ba el res­pon­sa­ble de gi­ne­co­lo­gía en el hos­pi­tal de O Bar­co en una en­tre­vis­ta en La Voz de Ga­li­cia.

Aun­que el mo­ti­vo que lle­va a la re­ti­ra­da es la fal­ta del cer­ti­fi­ca­do CE, des­de ha­ce unos años se han re­gis­tra­do que­jas de mu­je­res por pro­ble­mas de do­lo­res, he­mo­rra­gias, lo que in­clu­so les obli­gó a qui­tar­se el dis­po­si­ti­vo. Bra­sil re­ti­ró es­te an­ti­con­cep­ti­vo ha­ce unos me­ses, mien­tras que otros paí­ses co­mo Ca­na­dá, sin lle­gar a ese ex­tre­mo, sí aler­ta­ron de los ries­gos.

No obs­tan­te, en los úl­ti­mos días se ver­tie­ron afir­ma­cio­nes co­mo que pa­ra re­ti­rar es­te dis­po­si­ti­vo es ne­ce­sa­rio ex­tir­par las trom­pas o in­clu­so el úte­ro. La So­cie­dad Es­pa­ño­la de Gi­ne­co­lo­gía ha pu­bli­ca­do una guía de ac­tua­ción en ca­so de pa­cien­tes con pro­ble­mas en la que se ase­gu­ra que, en ca­so de eli­mi­nar­se, pue­de ha­cer­se me­dian­te una his­te­ros­co­pia o una la­pa­ros­co­pia, pe­ro en nin­gún mo­men­to se ha­bla de ex­tir­par el úte­ro. Sí es cier­to que en el su­pues­to «po­co pro­ba­ble» de que que­de al­gún frag­men­to in­tra­ute­ri­no y no pue­da ex­traer­se ha­brá que op­tar por una his­te­rec­to­mía o por ha­cer un se­gui­mien­to.

El an­ti­con­cep­ti­vo ac­túa de una for­ma si­mi­lar a la li­ga­du­ra de trom­pas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.