TVE sub­ra­ya la re­la­ción ca­li­dad-pre­cio de sus fil­mes ale­ma­nes

La Voz de Galicia (Ourense) - - Alta Definición -

En el 2014, TVE de­ci­dió ha­cer­se con te­le­fil­mes ale­ma­nes pa­ra abas­te­cer sus tar­des, an­tes de que es­tu­vie­ran dis­po­ni­bles Aca­cias 38 y Seis her­ma­nas. En el 2015 los fil­mes ale­ma­nes se tras­la­da­ron a las tar­des de los fi­nes de se­ma­na y aho­ra pro­me­dian un 12 % de cuo­ta de pan­ta­lla.

Des­de la ca­de­na de­fien­den: «Es un pro­duc­to que, en re­la­ción ca­li­dad-pre­cio, en­ca­ja a la per­fec­ción en una televisión pú­bli­ca. Bue­na pro­duc­ción, his­to­rias ama­bles y ac­to­res de ca­li­dad», ar­gu­men­tan. El le­gen­da­rio pre­sen­ta­dor de la­te-night en Nor­tea­mé­ri­ca Da­vid Let­ter­man, que se des­pi­dió de su pro­gra­ma La­te Show with Da­vid Let­ter­man de la CBS en ma­yo del 2015, re­gre­sa­rá a la televisión con la pla­ta­for­ma Net­flix pa­ra pre­sen­tar un es­pa­cio de en­tre­vis­tas.

El pro­gra­ma, que de­vol­ve­rá a Let­ter­man al mun­do del es­pec­tácu­lo tras su re­ti­ra­da en el 2015, cons­ta­rá de seis epi­so­dios de una ho­ra de du­ra­ción en los que se in­ter­ca­la­rán «con­ver­sa­cio­nes en pro­fun­di­dad con gen­te ex­tra­or­di­na­ria» y «seg­men­tos so­bre el te­rreno» del có­mi­co ex­pre­san­do su «cu­rio­si­dad y hu­mor».

«Me sien­to emo­cio­na­do y afor­tu­na­do de tra­ba­jar en es­te pro­yec­to pa­ra Net­flix. Es­to es lo que he apren­di­do: si te ju­bi­las pa­ra

pa­sar más tiem­po con tu fa­mi­lia, con­sul­ta a tu fa­mi­lia pri­me­ro», se­ña­ló Let­ter­man con su ha­bi­tual sar­cas­mo.

«Da­vid Let­ter­man es un ver­da­de­ro icono te­le­vi­si­vo», afir­mó el je­fe de con­te­ni­dos de Net­flix, Ted Sa­ran­dos, quien aña­dió que tie­ne mu­chas ga­nas de ver al pre­sen­ta­dor más allá de su ha­bi­tual me­sa y en­torno de los la­te-night.

«Ten­dre­mos que ver si con­ser­va la bar­ba», aña­dió Sa­ran­dos en una re­fe­ren­cia iró­ni­ca al as­pec­to de Let­ter­man una vez que se ale­jó de la pe­que­ña pan­ta­lla. El in­ge­nie­ro de Goo­gle que jus­ti­fi­có en su blog la au­sen­cia de di­ver­si­dad en la in­dus­tria tec­no­ló­gi­ca y afir­mó que la es­ca­sa pre­sen­cia de mu­je­res obe­de­ce a di­fe­ren­cias bio­ló­gi­cas, fue des­pe­di­do por la em­pre­sa, se­gún in­for­man me­dios es­ta­dou­ni­den­ses.

Se­gún la agen­cia Bloom­berg News, es­te in­ge­nie­ro, que se iden­ti­fi­ca co­mo Ja­mes Da­mo­re, ha­bría con­fir­ma­do per­so­nal­men­te su des­pi­do. Goo­gle di­jo a AFP que «no pue­de co­men­tar ca­sos de em­plea­dos en for­ma in­di­vi­dual». En una co­mu­ni­ca­ción in­ter­na fil­tra­da el do­min­go y ca­li­fi­ca­da de «se­xis­ta» por la pren­sa es­ta­dou­ni­den­se, el in­ge­nie­ro afir­mó que «las op­cio­nes y las ca­pa­ci­da­des de hom­bres y mu­je­res di­ver­gen, en gran par­te, de­bi­do a cau­sas bio­ló­gi­cas, y es­tas di­fe­ren­cias pue­den ex­pli­car por qué no hay una re­pre­sen­ta­ción igual de mu­je­res (en po­si­cio­nes) de li­de­raz­go».

La car­ta, que cuen­ta con 3.000 pa­la­bras, reavi­vó el de­ba­te en cur­so so­bre la exis­ten­cia de una «cul­tu­ra se­xis­ta y de aco­so» en el con­glo­me­ra­do tec­no­ló­gi­co de Si­li­con Va­lley, am­plia­men­te do­mi­na­do por los hom­bres. Se­gún el tra­ba­ja­dor, las ap­ti­tu­des na­tu­ra­les de los hom­bres los lle­van a in­cli­nar­se a ser pro­gra­ma­do­res en in­for­má­ti­ca, mien­tras que las mu­je­res son más pro­cli­ves «a los sen­ti­mien­tos y a la es­té­ti­ca que a las ideas», lo que las con­du­ce a ele­gir ca­rre­ras en los cam­pos «so­cial y ar­tís­ti­co».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.