Una mu­jer cir­cu­la ca­si 30 ki­ló­me­tros en sen­ti­do con­tra­rio por la AG-55 an­tes de ser de­te­ni­da

In­ves­ti­gan si la mu­jer tra­tó de sui­ci­dar­se im­pac­tan­do con­tra otro vehícu­lo en la AG-55

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada - TONI LONGUEIRA

Una kamikaze sem­bró ayer el caos en la au­to­vía de la Cos­ta da Mor­te y en la AG-55, que une A Co­ru­ña con Car­ba­llo. Agen­tes de la Guar­dia Ci­vil de Car­ba­llo y va­rias pa­tru­llas de la Agru­pa­ción de Trá­fi­co de la Guar­dia Ci­vil de A Co­ru­ña de­tu­vie­ron so­bre las 12.00 ho­ras a una ve­ci­na de Cee, na­ci­da en 1970, por con­du­cir a gran ve­lo­ci­dad y en sen­ti­do con­tra­rio du­ran­te 29 ki­ló­me­tros.

Iba en un Opel Cor­sa gris y se in­cor­po­ró en la vía de al­ta ca­pa­ci­dad a la al­tu­ra del ki­ló­me­tro 58, en Baio. Lo hi­zo en di­rec­ción a Fis­te­rra pe­ro en sen­ti­do con­tra­rio (ha­cia A Co­ru­ña) y por el ca­rril iz­quier­do. Al­gu­nos tes­ti­gos ase­gu­ra­ron que iba en­tre 140 y 150 ki­ló­me­tros por ho­ra. El rá­pi­do avi­so evi­tó una más que pro­ba­ble tra­ge­dia. La Guar­dia Ci­vil y la agru­pa­ción de Trá­fi­co or­de­na­ron a los em­plea­dos de la au­to­pis­ta el cie­rre de los pea­jes y la ba­ja­da de las ba­rre­ras. De for­ma pa­ra­le­la, dos pa­tru­llas, una de Car­ba­llo y otra de Trá­fi­co, que se en­con­tra­ban en Co­ris­tan­co se in­cor­po­ra­ron a la au­to­vía, aler­tan­do al res­to de usua­rios (unos 50) pa­ra que es­ta­cio­na­sen en el ar­cén y de­ja­ran el vial li­bre. Ins­tan­tes des­pués las pa­tru­llas se en­con­tra­ron de fren­te con el Opel Cor­sa. Tu­vie­ron que es­qui­var­lo pa­ra evi­tar un im­pac­to fron­tal. Los agen­tes fre­na­ron, die­ron la vuel­ta y se pu­sie­ron a cier­ta dis­tan­cia por de­trás de la con­duc­to­ra, con los dis­po­si­ti­vos lu­mí­ni­cos y so­no­ros en­cen­di­dos. La con­duc­to­ra, le­jos de re­du­cir la mar­cha, ace­le­ró to­da­vía más y cir­cu­lan­do por el ca­rril iz­quier­do. Pa­ra evi­tar que la kamikaze pro­si­guie­ra su ca­rre­ra por la AG-55, la fuer­zas de se­gu­ri­dad co­lo­ca­ron vehícu­los en los pa­sos ha­bi­li­ta­dos en el pea­je, si­tua­do en el ki­ló­me­tro 29, en Car­ba­llo.

Al ver­se aco­rra­la­da, la mu­jer fre­nó. Tres agen­tes fue­ron a arres­tar­la. La con­duc­to­ra, de fuerte com­ple­xión, se re­sis­tió al arres­to y gol­peó en re­pe­ti­das oca­sio­nes a los agen­tes. Tu­vo que ser re­du­ci­da y en­via­da al cen­tro de sa­lud car­ba­llés. Una rá­pi­da re­vi­sión del vehícu­lo sir­vió pa­ra com­pro­bar que en su in­te­rior ha­bía nu­me­ro­sos me­di­ca­men­tos, en­tre ellos an­ti­de­pre­si­vos y an­sio­lí­ti­cos. Las pri­me­ras in­ves­ti­ga­cio­nes y las de­cla­ra­cio­nes de va­rios tes­ti­gos apun­tan a que la mu­jer tra­tó de sui­ci­dar­se. Fue in­gre­sa­da en una uni­dad psi­quiá­tri­ca.

Pi­lar Es­par­za Fernández es mé­di­ca y na­tu­ral de Pon­te­ve­dra. Dis­fru­ta de cua­tro días de va­ca­cio­nes por la Cos­ta da Mor­te con su pa­re­ja, Joa­quín For­mi­go Pé­rez, que es agen­te de la Guar­dia Ci­vil de Trá­fi­co. Y re­la­tó su versión de lo ocu­rri­do. «Via­já­ba­mos en di­rec­ción a Cor­cu­bión y nos dis­po­nía­mos a sa­lir en Baio. Creo re­cor­dar que era el ki­ló­me­tro 58. Íba­mos cua­tro co­ches en fi­la cuan­do nos en­con­tra­mos de fren­te con esa mu­jer. Tu­vi­mos que dar un vo­lan­ta­zo y echar­nos al ar­cén pa­ra no ser em­bes­ti­dos». Joa­quín For­mi­go aler­tó a sus com­pa­ñe­ros. Es­ta lla­ma­da pu­do ha­ber sal­va­do muchas vi­das. Pe­ro no con­ten­to con eso, per­si­guió a la kamikaze. «Mi pa­re­ja de­ci­dió re­gre­sar a la au­to­vía, en di­rec­ción a A Co­ru­ña, pa­ra dar cuen­ta al ins­tan­te por dón­de iba la in­frac­to­ra», apun­tó Pi­lar Es­par­za, quien aña­dió: «Iba a mu­cha ve­lo­ci­dad, no me­nos de 140150. Mi pa­re­ja pa­ra dar­le al­can­ce tu­vo que ir en al­gu­nos tra­mos a 180. La mu­jer iba con las dos ma­nos al vo­lan­te y a to­da ve­lo­ci­dad y con la mi­ra­da fi­ja al fren­te. No te­nía in­ten­ción al­gu­na de fre­nar, ca­da vez iba más rá­pi­do».

A RO­ME­RO

La con­duc­to­ra fue de­te­ni­da en el pea­je de la AG-55, en Car­ba­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.