«No podemos pres­cin­dir de la se­gu­ri­dad en los bar­cos»

La Voz de Galicia (Ourense) - - Marítima - JO­NAT­HAN TOURIÑO, E. A.

Des­de la pues­ta en mar­cha de la ope­ra­ción Ata­lan­ta, en el 2008, y sus pos­te­rio­res pró­rro­gas, pes­car fren­te a la cos­ta de So­ma­lia y su en­torno se ha he­cho al­go más se­gu­ro con el tiem­po. De he­cho, has­ta mar­zo pa­sa­do, no se ha­bía ha­bi­do ningún se­cues­tro de un bar­co co­mer­cial des­de el 2012. Cla­ro es­tá que la po­si­bi­li­dad de con­tar con se­gu­ri­dad pri­va­da a bor­do de los bar­cos ayu­dó mu­cho a dis­mi­nuir los asal­tos. Los atu­ne­ros es­pa­ño­les es­tán aho­ra pen­dien­tes de sa­ber si se pró­rro­ga la ope­ra­ción Ata­lan­ta, que se aca­ba­rá el 31 de di­ciem­bre del 2018.

Si­tua­ción que, de mo­men­to, no pa­re­ce afec­tar a Ja­vier Aneiros, el ca­pi­tán ga­lle­go del Albacán, de la em­pre­sa vas­ca Al­ba­co­ra, que fae­na fren­te a las cos­tas so­ma­líes. Ase­gu­ra que «la cosa es­tá tran­qui­la», pe­ro advierte que en cuan­to la ac­ti­vi­dad mi­li­tar se aca­be, los pi­ra­tas vol­ve­rán a las aguas. Por lo tan­to, lo más im­por­tan­te pa­ra ellos es que pue­dan se­guir con­tan­do con se­gu­ri­dad pri­va­da, in­clu­so si no se re­nue­va la Ata­lan­ta. «No­so­tros no podemos pres­cin­dir de la se­gu­ri­dad que te­ne­mos en los bar­cos, por­que sino vol­ve­ría a ha­ber pi­ra­te­ría» afir­ma el ca­pi­tán del atu­ne­ro. Ya que pa­ra él, la pre­sen­cia de los militares, aun­que sea por pre­cau­ción, ayu­da a evi­tar que bar­cos pi­ra­tas se atre­van a se­cues­trar, o in­clu­so ata­car bar­cos co­mer­cia­les.

Im­por­tan­cia de la se­gu­ri­dad

Con­si­de­ra Ja­vier Aneiros que la se­gu­ri­dad pri­va­da es ne­ce­sa­ria y apor­ta tran­qui­li­dad a la ho­ra de pes­car y no es­tar en alerta en to­do mo­men­to por si vie­ne al­gún bar­co pi­ra­ta, «no hay el miedo que hu­bo en su mo­men­to» des­ta­ca. Y es que el Albacán ha si­do ata­ca­do dos ve­ces por pi­ra­tas so­ma­líes en el 2010, con 14 ga­lle­gos a bor­do, pe­ro la se­gu­ri­dad pri­va­da con la que con­ta­ban lo­gró ahu­yen­tar a los asal­tan­tes.

El úni­co cam­bio con la pre­sen­cia de vi­gi­lan­tes ha si­do el de los tur­nos, «al tener guar­dias de no­che». Si, de mo­men­to, la ac­ti­vi­dad es­tá con­tro­la­da en la cos­ta de So­ma­lia, el ca­pi­tán del Albacán ase­gu­ra que no se pue­de de­cir lo mis­mo del gol­fo de Adén: «Allí ha ha­bi­do más am­bien­te úl­ti­ma­men­te». Co­mo lo ha de­mos­tra­do el in­for­me de la Ofi­ci­na Ma­rí­ti­ma In­ter­na­cio­nal. Y a pe­sar de que se ha­ya pues­to el fo­co en So­ma­lia, en el Albacán no se plan­tean fae­nar en otros lu­ga­res, «si no nos qui­tan la se­gu­ri­dad pri­va­da, no­so­tros se­gui­re­mos igual», ya que no tie­nen más re­me­dio que se­guir pes­can­do por es­ta zo­na. Pa­se lo que pa­se con la de­ci­sión de la Unión Eu­ro­pea so­bre la ope­ra­ción Ata­lan­ta, y la po­si­ble re­ti­ra­da de los militares eu­ro­peos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.