Ofer­ta de trabajo an­tes de re­ti­rar­se

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes - X. R. C.

Aún no se ha re­ti­ra­do (el mun­do le es­pe­ra en el re­le­vo 4x100 del sá­ba­do) y Usain Bolt ya tie­ne una ofer­ta de trabajo. El rey se ofre­ció a Se­bas­tian Coe en la en­tre­ga de me­da­llas de los 100 me­tros li­sos, en don­de fue bron­ce, y el je­fe del atle­tis­mo mun­dial tar­dó un sus­pi­ro en anun­ciar que cuen­ta con él pa­ra que si­ga apo­yan­do y pro­mo­cio­nan­do su de­por­te más allá de las pis­tas. Se­gu­ra­men­te en­tre los más pe­que­ños.

«En la en­tre­ga de me­da­llas de los cien me­tros, Bolt me pre­gun­tó: ‘Je­fe, ¿qué quie­res que ha­ga?’ Y yo le con­tes­té: ‘Lo que tú quie­ras ha­cer’», co­men­tó Coe a un re­du­ci­do gru­po de pe­rio­dis­tas en un en­cuen­tro ce­le­bra­do ayer se­gún cuen­ta la agen­cia DPA. El pre­si­den­te de la IAAF ya ha­bía alla­na­do el ca­mino con an­te­rio­ri­dad al co­men­tar que «apar­te de Muham­med Ali, en mi vi­da de­por­ti­va, no pue­do pen­sar en na­die que ha­ya te­ni­do un im­pac­to así den­tro o fue­ra de su de­por­te».

Ha­ce tiem­po que el ja­mai­cano mos­tró su de­seo de se­guir vin­cu­la­do a su de­por­te cuan­do se apa­guen los fo­cos de Lon­dres, aun­que tam­bién ha mos­tra­do su in­te­rés por pro­bar co­mo fut­bo­lis­ta (su otra gran pa­sión) y el Bo­rus­sia Dort­mund ale­mán fue el pri­me­ro en re­co­ger el guan­te. Del mis­mo mo­do, Pu­ma, su pa­tro­ci­na­dor prin­ci­pal con 8,5 mi­llo­nes de eu­ros al año, tam­bién quie­re que Usain si­ga en el can­de­le­ro. De he­cho en la ho­ja de ru­ta apa­re­ce una gi­ra por to­do el mun­do el pró­xi­mo año a mo­do de des­pe­di­da.

Ade­más, la mar­ca ale­ma­na cuen­ta con él co­mo res­pon­sa­ble de la fir­ma en la zo­na del Ca­ri­be: «Usain Bolt po­dría ser aún más im­por­tan­te pa­ra no­so­tros cuan­do de­je de co­rrer. In­clu­so pue­do ima­gi­nar que po­dría di­ri­gir nues­tro ne­go­cio en el Ca­ri­be», di­jo Björn Gul­den.

En el mun­do del atle­tis­mo es ha­bi­tual que tras su re­ti­ra­da los gran­des mi­tos pa­sen a for­mar par­te de la IAAF. «Siem­pre fue así y lo se­gui­rá sien­do. Ya su­ce­dió tras la re­ti­ra­da de Mi­chael John­son y de Ma­rie-Jo­sé Pe­rec», co­men­tó Coe, otro de los ilus­tres que tras las za­pa­ti­llas de cla­vos se co­lo­ca­ron tras un des­pa­cho.

El in­glés que mar­có una épo­ca do­ra­da en el 1.500 des­car­tó, no obs­tan­te, que el adiós de Bolt ten­ga da­ños co­la­te­ra­les en su de­por­te. «El mun­do se­gui­rá gi­ran­do sin Bolt, y el atle­tis­mo tam­bién. To­dos pen­sa­ron lo mis­mo des­pués de los Jue­gos de Sídney 2000, cuan­do se re­ti­ró Mi­chael John­son. Sin em­bar­go, en ese mo­men­to un ni­ño de 15 años que iba a ha­cer his­to­ria es­ta­ba ga­nan­do un Mun­dial ju­ve­nil».

An­tes de pasar a los des­pa­chos, Usain tie­ne un asun­to pen­dien­te des­pués de ex­pe­ri­men­tar la de­rro­ta por pri­me­ra vez en un gran cam­peo­na­to, ya que el sá­ba­do sal­vo sor­pre­sa for­ma­rá par­te del re­le­vo 4x100 de Ja­mai­ca en su úl­ti­ma ca­rre­ra co­mo pro­fe­sio­nal en bus­ca de un oro que le que­dó pen­dien­te en los 100 me­tros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.