Spieth, an­te una nueva di­men­sión

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes - PAU­LO ALON­SO LOIS

Hi­de­ki Mat­su­ya­ma co­gió su putt co­mo si fue­ra una ka­ta­na y ador­nó la at­mós­fe­ra pa­ra acer­car­se a ca­di, in­cli­nar li­ge­ra­men­te la ca­be­za y en­tre­gar­le su ar­ma más pre­ci­sa. Aca­ba­ba de re­ga­lar una úl­ti­ma ron­da de 61 gol­pes pa­ra ga­nar el Brid­ges­to­ne In­vi­ta­tio­nal el do­min­go pa­sa­do. Por­que el golf, con su ri­quí­si­ma es­ta­dís­ti­ca, fa­bri­ca pro­di­gios ca­si ca­da se­ma­na. Por eso el Cam­peo­na­to de la PGA ofre­ce des­de hoy (Mo­vis­tar Golf, 19.00) mil y un en­fo­ques pa­ra ele­gir fa­vo­ri­tos. Ric­kie Fow­ler por­que es­tre­nó su pal­ma­rés jus­to en la se­de del cuar­to ma­jor del año, el cam­po de Quail Ho­llow, en Char­lot­te (Ca­ro­li­na del Nor­te). Rory McIl­roy por el im­pul­so de jugar con un nue­vo ca­di que de­vuel­va la con­fian­za a su jue­go po­de­ro­sí­si­mo. Brooks Koep­ka por el sal­to de es­ta­tus que le con­ce­dió el triun­fo en el US Open... Y tam­bién los es­pa­ño­les. Jon Rahm por su arro­jo pa­ra en­ca­de­nar has­ta ocho re­sul­ta­dos en­tre los diez me­jo­res es­ta tem­po­ra­da. O Ser­gio Gar­cía, que de­be­ría an­dar des­po­ja­do de sus mie­dos con el tí­tu­lo del Mas­ters. Pe­ro en­tre tan­tos ar­gu­men­tos los ver­da­de­ros pro­di­gios es­ca­sean. Y so­lo Jor­dan Spieth pue­de pro­por­cio­nar al golf es­te fin de se­ma­na una sa­cu­di­da de épo­ca. Con su putt, su tem­ple y su re­gu­la­ri­dad agi­tó el golf en el 2015, cuan­do en­ca­de­nó los tí­tu­los del Mas­ters y el US Open y se que­dó a un par de gol­pes de le­van­tar los tro­feos del Open Bri­tá­ni­co y el Cam­peo­na­to de la PGA. A aque­lla tem­po­ra­da ma­ra­vi­llo­sa le su­ce­die­ron des­pués unos me­ses dis­cre­tos. Son his­to­ria. La for­ma co­mo en­ca­ró en ju­lio la úl­ti- ma vuel­ta en Ro­yal Birk­da­le pa­ra le­van­tar la Ja­rra de Cla­re­te, su inusual tem­ple pa­ra dro­par tras los ca­mio­nes de te­le­vi­sión en el ho­yo 13, su ex­hi­bi­ción pa­ra las vi­deo­te­cas de los cin­co úl­ti­mos ho­yos... To­do for­ma par­te de su se­gun­da sa­cu­di­da a los ci­mien­tos de la era del golf pos­te­rior a Ti­ger Woods, si se pue­de ha­blar ya de esa épo­ca. Una epo­pe­ya que pue­de ce­rrar el do­min­go si le­van­ta el Tro­feo Wa­na­ma­ker y com­ple­ta así los cua­tro triun­fos del Grand Slam. Lo ha­ría con so­lo 24 años. Y uni­ría su lis­ta a un es­co­gi­do gru­po de le­yen­das.

Bobby Jones in­ven­tó el Grand Slam y ga­nó el pri­mi­ti­vo, que cons­ta­ba del US Ama­teur, US Open, Bri­tish Open y Bri­tish Ama­teur. El golf pro­fe­sio­nal dio pa­so a una nueva versión, con el Mas­ters, el US Open, el Abier­to Bri­tá­ni­co y el Cam­peo­na­to de la PGA. So­lo co­lec­cio­na­ron los cua­tro Jack Nic­klaus, Ben Ho­gan, Gary Pla­yer, Ge­ne Sa­ra­zen y Ti­ger Woods.

Fi­gu­ras a las que les fal­tó uno

Spieth com­par­te hoy par­ti­da con los otros dos ga­na­do­res de ma­jors de es­te 2017, Brooks Koep­ka y Ser­gio Gar­cía. Aun­que el te­xano ca­mi­na con una pre­sión di­fe­ren­te so­bre sus hom­bros. Por­que la di­fe­ren­cia en­tre tener tres gran­des y ce­rrar el círcu­lo con los cua­tro es lla­ma­ti­va. El US Open le fal­tó a Sam Snead (y a Phil Mic­kel­son, aún con op­cio­nes de con­se­guir­lo); el PGA, a Ar­nold Pal­mer y Tom Wat­son; el Mas­ters, a Lee Tre­vino (y al jo­ven Rory McIl­roy); y el Bri­tish, a By­ron Nel­son y Ray Floyd.

Jun­to a Rahm y Gar­cía com­ple­tan la par­ti­ci­pa­ción es­pa­ño­la Ra­fa Ca­bre­ra Be­llo y Pa­blo La­rra­zá­bal.

STUART FRAN­KLIN AFP

Por pri­me­ra vez en 99 años, un «grand slam» per­mi­tió pan­ta­lo­nes cor­tos du­ran­te las ron­das de prác­ti­cas. Se va­rió el tra­di­cio­nal có­di­go de ves­ti­men­ta de los ju­ga­do­res, de­bi­do al ca­lor en Char­lot­te. GRAND SLAM

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.