La ca­sa del se­ce­sio­nis­mo se res­que­bra­ja

La cam­pa­ña de la CUP pa­ra el re­fe­ren­do pro­vo­ca un nue­vo ri­fi­rra­fe con el PDeCAT y obli­ga una vez más a ERC a me­diar pa­ra po­ner cal­ma en el in­de­pen­den­tis­mo

La Voz de Galicia (Ourense) - - España - M. E. ALON­SO

El edi­fi­cio so­be­ra­nis­ta mues­tra ca­da vez más grie­tas. La pre­ten­di­da uni­dad de ac­ción en­tre la CUP y el PDeCAT ha sal­ta­do nue­va­men­te por los ai­res y des­de am­bas for­ma­cio­nes no han di­si­mu­la­do sus pro­fun­das di­fe­ren­cias a lo lar­go de to­da es­ta se­ma­na. Pri­me­ro, con el en­fren­ta­mien­to que am­bos par­ti­dos man­tie­nen por las ac­cio­nes de la iz­quier­da in­de­pen­den­tis­ta con­tra el tu­ris­mo en Bar­ce­lo­na. Des­pués, con la de­ci­sión del Go­bierno ca­ta­lán de per­so­nar­se ante el juez cuan­do se iden­ti­fi­que a quie­nes asal­ta­ron un au­to­bús tu­rís­ti­co en Bar­ce­lo­na a fi­na­les de julio. Y aho­ra, por el po­lé­mi­co car­tel con la que los an­ti­ca­pi­ta­lis­tas pi­den el sí al re­fe­ren­do y en el que in­clu­yen al lí­der del PDeCAT, Ar­tur Mas, en­tre los per­so­na­jes que as­pi­ran a «ba­rrer» de Ca­ta­lu­ña si tras el re­fe­ren­do se pro­cla­ma una re­pú­bli­ca in­de­pen­dien­te.

La cam­pa­ña ha cris­pa­do al par­ti­do de Car­les Puig­de­mont, que no en­tien­de que su so­cio de le­gis­la­tu­ra ha­ya in­clui­do a Mas en el mis­mo sa­co que a otros po­lí­ti­cos ace­cha­dos por la som­bra de la co­rrup­ción. Des­de la for­ma­ción con­ser­va­do­ra re­cuer­dan que el lí­der de la an­ti­gua Con­ver­gèn­cia fue el pri­me­ro en sa­cri­fi­car­se en aras del pro­ce­so so­be­ra­nis­ta. Mas aguan­tó la tra­ve­sía del de­sier­to, sa­có las ur­nas el 9N, fue pro­ce­sa­do, con­vo­có unas elec­cio­nes que ga­na­ron los in­de­pen­den­tis­tas y dio el fa­mo­so «pa­so al la­do» pa­ra fa­ci­li­tar una le­gis­la­tu­ra que de­bía ser his­tó­ri­ca. Y aho­ra la CUP tra­ta de sa­car­lo del te­rri­to­rio a gol­pe de es­co­ba, la­men­tan.

Una mal­tre­cha re­la­ción en­tre dos for­ma­cio­nes an­ta­gó­ni­cas en to­do, ex­cep­to en la de­fen­sa del re­fe­ren­do, que nun­ca ha ter­mi­na­do de cua­jar y que con­vier­te a Es­que­rra en ár­bi­tro de la po­lí­ti­ca ca­ta­la­na. La for­ma­ción de Oriol Jun­que­ras ten­drá que me- diar en­tre sus so­cios de go­bierno pa­ra cal­mar las aguas y apar­car los re­ce­los exis­ten­tes en la rec­ta fi­nal ha­cia el 1-O. Una me­dia­ción en la que ju­ga­rá un pa­pel cla­ve el pro­pio Oriol Jun­que­ras, in­dis­cu­ti­ble hom­bre fuer­te de la Ge­ne­ra­li­tat.

Re­ce­los

Tras la úl­ti­ma re­mo­de­la­ción del Go­bierno aco­me­ti­da es­te julio por Puig­de­mont, el vi­ce­pre­si­den­te sa­lió re­for­za­do con nue­vas atri­bu­cio­nes. Ba­jo su man­do es­tán aho­ra las con­se­je­rías im­pli­ca­das di­rec­ta­men­te en la con­sul­ta des­pués de que la CUP y un sec­tor de su pro­pio par­ti­do ex­pu­sie­sen sus du­das a que el PDeCAT tu­vie­se los arres­tos ne­ce­sa­rios pa­ra lle­gar has­ta el fi­nal del pro­ce­so. Te­men que le tiem­ble el pul­so ante la ame­na­za del Es­ta­do y que al­gu­nos car­gos pre­fie­ran po­ner a sal­vo su pa­tri­mo­nio eco­nó­mi­co, de ma­ne­ra que el re­fe­ren­do no ten­ga lu­gar o se trans­for­me en una vo­ta­ción des­ca­fei­na­da sin efec­tos ju­rí­di­cos.

En ca­da pa­so, unos y otros se han mi­ra­do de reojo y no han si­do po­cas las oca­sio­nes en las que la CUP ha la­men­ta­do el te­ner que arras­trar a sus so­cios por el ca­mino so­be­ra­nis­ta. Pe­ro con la cuen­ta atrás ya en mar­cha pa­ra el 1 de octubre, la en­ten­te es­tá obli­ga­da a man­te­ner­se uni­da fren­te al Go­bierno de Ma­riano Ra­joy, que va a im­po­ner to­do ti­po de di­ques de con­ten­ción pa­ra que no se ce­le­bre la con­sul­ta. Aun­que se­rá di­fí­cil que se vuel­va a re­pe­tir nue­va­men­te la ima­gen de fuer­za que el blo­que so­be­ra­nis­ta dio el pa­sa­do 3 de agos­to cuan­do anun­ció la fe­cha de la cam­pa­ña del re­fe­ren­do con ERC, PDeCAT y la CUP subidos en el mis­mo es­ce­na­rio. Na­die es­pe­ra aho­ra que los an­ti­ca­pi­ta­lis­tas y los de cen­tro­de­re­cha apa­rez­can jun­tos en al­gún ac­to en la rec­ta fi­nal de la ca­rre­ra in­de­pen­den­tis­ta.

La CUP ya anun­ció que com­pa­gi­na­rá la cam­pa­ña de Au­to­de­ter­mi­na­ción, desobe­dien­cia, Paí­ses Ca­ta­la­nes: ba­rrá­mos­los, que com­par­te con las or­ga­ni­za­cio­nes ju­ve­ni­les Arran, En­da­vant y el SEPC, con la que ini­ció en junio pa­ra el sí al re­fe­ren­do ba­jo el le­ma Vi­vir quie­re de­cir to­mar par­ti­do.

TO­NI ALBIR EFE

Pre­sen­ta­ción del car­tel que ha in­dig­na­do al PdeCAT por in­cluir en­tre los co­rrup­tos a Ar­tur Mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.