Co­rea del Nor­te exi­ge a Trump más pru­den­cia y mo­vi­li­za tro­pas y mi­si­les

El presidente chino pi­dió por te­lé­fono al es­ta­dou­ni­den­se moderación en sus ac­tos

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - SA­RA R. ES­TRE­LLA

Dos días des­pués de que Do­nald Trump en­du­re­cie­se sus ad­ver­ten­cias con­tra Co­rea del Nor­te, el ré­gi­men de Kim Jong-un pa­só ayer al ata­que, elu­dió es­cu­char las pe­ti­cio­nes del mag­na­te y exi­gió ayer al presidente es­ta­dou­ni­den­se que «ha­ble y ac­túe con pru­den­cia» si no quie­re que «el im­pe­rio ame­ri­cano se en­fren­te a su con­de­na final». Le­jos de apa­ci­guar­se, el com­ba­te dia­léc­ti­co si­gue su­bien­do de ni­vel con un nue­vo cru­ce de ame­na­zas. Piong­yang ase­gu­ró que es­tán lis­tos pa­ra cual­quier ti­po de con­flic­to.

Es­ta res­pues­ta se pro­du­jo a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do que pu­bli­có la agen­cia ofi­cial de no­ti­cias nor­co­rea­na, (KCNA). «Úl­ti­ma­men­te, el presidente y otra gen­tu­za de Es­ta­dos Uni­dos es­tán anun­cian­do una op­ción mi­li­tar con­tra Co­rea del Nor­te», in­di­có el tex­to que aña­dió que «mien­tras tan­to, in­tro­du­cen gran­des ac­ti­vos nu­clea­res es­tra­té­gi­cos en la pe­nín­su­la co­rea­na», en re­fe­ren­cia a los ca­za­bom­bar­de­ros B-1B que a prin­ci­pios de se­ma­na fue­ron des­ple­ga­dos des­de Guam.

Ho­ras an­tes de ese men­sa­je de Piong­yang, el presidente chino pi­dió con­ten­ción a Trump en una con­ver­sa­ción te­le­fó­ni­ca. Se­gún hi­zo pú­bli­co la pren­sa ofi­cial chi­na, Xi Jin­ping di­jo a su ho­mó­lo­go nor­te­ame­ri­cano que «las par­tes im­pli­ca­das (en alu­sión a Es­ta­dos Uni­dos y a Co­rea del Nor­te) de- ben evi­tar de­cla­ra­cio­nes y ac­cio­nes que au­men­ten la ten­sión». Xi ase­gu­ró ade­más que Chi­na «es­tá dis­pues­ta a tra­ba­jar con EE.UU. pa­ra re­sol­ver la cues­tión».

Por su par­te, la Ca­sa Blan­ca in­for­mó que du­ran­te esa con­ver­sa­ción «Trump y Xi acor­da­ron que Co­rea del Nor­te de­be de­te­ner su com­por­ta­mien­to pro­vo­ca­ti­vo y su es­ca­la­da de ten­sión» y «reite­ra­ron su com­pro­mi­so mu­tuo pa­ra des­nu­clea­ri­zar la pe­nín­su­la de Co­rea». Es­te con­sen­so re­sul­ta es­pe­cial­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vo, ya que me­ses an­tes Trump ha­bía cri­ti­ca­do a Pe­kín re­pe­ti­da­men­te por «no ha­cer na­da» pa­ra re­sol­ver ese con­flic­to y ha­bía lle­ga­do in­clu­so a ame­na­zar a Pe­kín con res­tric­cio­nes co­mer­cia­les.

Trump no pa­re­ce dis­pues­to a re­tro­ce­der en su tono be­li­co­so, a pe­sar de las nu­me­ro­sas crí­ti­cas que es­tá re­ci­bien­do des­de el Pen­tá­gono. Tras la con­tes­ta­ción de Kim Jong-un, el presidente es­ta­dou­ni­den­se apro­ve­chó una lla­ma­da de Em­ma­nuel Ma­cron pa­ra reite­rar su ame­na­za: «Es­ta­dos Uni­dos, con sus alia­dos, es­tá lis­to a po­ner en mar­cha una com­ple­ta ga­ma de me­di­das di­plo­má­ti­cas, eco­nó­mi­cas y mi­li­ta­res» pa­ra po­ner fin a la ame­na­za nu­clear nor­co­rea­na, se­ña­ló

Mien­tras, fiel a su es­ti­lo, el ré­gi­men nor­co­reano mo­vi­li­za a su po­bla­ción a tra­vés de la pro­pa­gan­da bé­li­ca. Se­gún el dia­rio Ro­dong Sin­mun, des­de el 7 de agos­to, jus­to des­pués de la apro­ba­ción de las du­ras san­cio­nes de la ONU, 3.475.000 de jó­ve­nes y de sol­da­dos re­ti­ra­dos han pe­di­do alis­tar­se en el ejér­ci­to pa­ra en­fren­tar­se a Es­ta­dos Uni­dos. «To­do el mun­do se es­tá le­van­tan­do por to­do el país pa­ra to­mar re­pre­sa­lias» con­tra Washington.

Co­rea del Nor­te tie­ne una po­bla­ción ca­si 25 millones de ha­bi­tan­tes, de ellos más de un mi­llón es­tán alis­ta­dos en el ejér­ci­to. Des­de el pa­sa­do miér­co­les, la pro­pa­gan­da ofi­cial del ré­gi­men dis­tri­bu­ye imá­ge­nes de enor­mes ma­ni­fes­ta­cio­nes en la pla­za Kim Il-sung de Piong­yang, es­ce­na­rio de los gran­des des­fi­les de la dic­ta­du­ra, con mi­les de per­so­nas apo­yan­do a su lí­der y con­de­nan­do las san­cio­nes de la ONU.

La ame­na­za del ré­gi­men nor­co­reano de lan­zar cua­tro pro­yec­ti­les ha­cia la is­la de Guam ha he­cho sal­tar to­das las alar­mas en la re­gión. Ja­pón anun­ció es­te sá­ba­do que ha des­ple­ga­do un es­cu­do an­ti­mi­si­les en las tres pre­fec­tu­ras por las que, se­gún el plan que es­pe­ci­fi­có Piong­yang, so­bre­vo­la­rán los pro­yec­ti­les en di­rec­ción al es­tra­té­gi­co en­cla­ve del Pa­cí­fi­co.

Ja­pón des­ple­gó ayer ba­te­rías an­ti­aé­reas tras la es­ca­la­da de ten­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.