Londres ma­rea a la pes­ca eu­ro­pea

El mi­nis­tro de Me­dio Am­bien­te di­ce aho­ra que los ex­tran­je­ros po­drán se­guir fae­nan­do tras el «bre­xit», aun­que ha­ce unos me­ses de­cía to­do lo con­tra­rio

La Voz de Galicia (Ourense) - - Marítima - RI­TA ÁLVAREZ DE TU­DE­LA

Las con­ti­nuas con­tra­dic­cio­nes den­tro del Go­bierno de The­re­sa May ha­cen di­fí­cil a los pes­ca­do­res eu­ro­peos sa­ber si po­drán fae­nar li­bre­men­te en aguas bri­tá­ni­cas tras el bre­xit. El mi­nis­tro bri­tá­ni­co de Me­dio Am­bien­te, Ali­men­ta­ción y Asun­tos Ru­ra­les, Mi­chael Go­ve, con­fir­mó a los lí­de­res de la pa­tro­nal da­ne­sa que los bar­cos de pes­ca de la UE po­drán ope­rar con nor­ma­li­dad cuan­do Londres sal­ga del blo­que co­mún, pe­ro su pos­tu­ra co­mo aban­de­ra­do del bre­xit siem­pre ha si­do in­sis­tir en que Reino Uni­do «re­to­ma­rá el control» tras su aban­dono de la po­lí­ti­ca pesquera co­mún.

Los ex­per­tos coin­ci­den en de­fen­der la ne­ce­si­dad de se­guir con­tan­do con la flo­ta co­mu­ni­ta­ria, ale­gan­do que el Reino Uni­do no tie­ne ca­pa­ci­dad su­fi­cien­te pa­ra cap­tu­rar y pro­ce­sar el pes­ca­do en so­li­ta­rio. Sin em­bar­go, el con­ti­nuo bai­le de men­sa­jes que da Go­ve pro­vo­có que des­de el par­ti­do li­be­ral­de­mó­cra­ta y el SNP es­co­cés, am­bos de­fen­so­res de se­guir en la UE, pi­die­sen a Londres una acla­ra­ción de la pos­tu­ra ofi­cial, que por el mo­men­to no ha te­ni­do res­pues­ta.

Des­de los li­be­ral­de­mó­cra­tas, su por­ta­voz, Tom Bra­ke, sub­ra­yó que los co­men­ta­rios de Go­ve mues­tran que sus pro­me­sas du­ran­te la cam­pa­ña del re­fe­ren­do de la UE en ma­te­ria de pes­ca «es­ta­ban sien­do ro­tas», mien­tras que des­de el SNP, el dipu­tado por Banffs­hi­re & Buchan Coast, Ste­wart Ste­ven­son, la­men­tó que el Go­bierno «no de­fien­da los in­tere­ses ru­ra­les de Es­co­cia» y pi­den que se acla­re la pos­tu­ra pa­ra la pes­ca, que, se­gún da­tos ofi­cia­les, con­tri­bu­yó con 604 millones de li­bras al PIB del Reino Uni­do en el 2015 y em­pleó a al­re­de­dor de 12.000 pes­ca­do­res, mien­tras que la in­dus­tria de pro­ce­sa­mien­to de pes­ca­do tu­vo unos 18.000 pues­tos de tra­ba­jo en el 2016.

Don­de di­je di­go, di­go Die­go

Has­ta ha­ce unas se­ma­nas, la pos­tu­ra de Go­ve era la re­ti­ra­da del Reino Uni­do de la Con­ven­ción de Pes­ca de Londres (LFC), fir­ma­da ha­ce 53 años y por la cual se per­mi­te a los bar­cos pes­que­ros de Fran­cia, Bél­gi­ca, Ale­ma­nia, Ir­lan­da y Ho­lan­da fae­nar en­tre una zo­na de seis y do­ce mi­llas de la cos­ta de es­te país, y vi­ce­ver­sa. La rup­tu­ra con es­te his­tó­ri­co acuer­do de pes­ca, que es­tá en vi­gor des­de 1964, fue vis­ta co­mo el pri­mer pa­so pa­ra el aban­dono de­fi­ni­ti­vo de Londres de la po­lí­ti­ca pesquera co­mún de la UE, pe­ro aho­ra el Mi­nis­te­rio bri­tá­ni­co de Me­dio Am­bien­te, Ali­men­ta­ción y Asun­tos Ru­ra­les (DEFRA, por sus si­glas en in­glés) in­sis­te en que su plan siem­pre ha si­do per­mi­tir a otras na­cio­nes que ten­gan al­gún ti­po de ac­ce­so a las aguas bri­tá­ni­cas.

Go­ve, en su reunión con re­pre­sen­tan­te de la in­dus­tria pesquera da­ne­sa en la pe­nín­su­la de Jutlan­dia, re­co­no­ció que el Reino Uni­do «no tie­ne la ca­pa­ci­dad de cap­tu­rar y pro­ce­sar to­dos los pe­ces en las aguas bri­tá­ni­cas» y que, por ello, los bar­cos de los paí­ses del blo­que co­mún ten­drán ac­ce­so des­pués del bre­xit, se­gún re­sal­tó Niels Wich­mann, res­pon­sa­ble de la Aso­cia­ción de Pes­ca­do­res de Di­na­mar­ca. «Es un anun­cio ló­gi­co, pe­ro a la vez muy po­si­ti­vo y un po­co sor­pren­den­te que lle­gue tan pron­to en el pro­ce­so de ne­go­cia­ción», re­co­no­ció Wich­mann al final de la reunión, si bien des­car­tó que Go­ve hu­bie­se de­ja­do cla­ro si los bar­cos eu­ro­peos ten­drían las mis­mas cuo­tas o si se­rían me­no­res a las ac­tua­les.

Des­de la Fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Or­ga­ni­za­cio­nes de Pes­ca­do­res (NFFO), su di­rec­tor eje­cu­ti­vo, Ba­rrie Deas, ex­pli­có a La Voz có­mo cuan­do el Reino Uni­do aban­do­ne la UE se con­ver­ti­rá en un estado cos­te­ro in­de­pen­dien­te te­nien­do la res­pon­sa­bi­li­dad to­tal de la ges­tión de los re­cur­sos pes­que­ros den­tro de su pro­pio mar­co eco­nó­mi­co. «El ac­ce­so a los pe­ces den­tro de la zo­na del Reino Uni­do lo de­ter­mi­na­rá el pro­pio Reino Uni­do y es­te ges­tio­na­rá las po­bla­cio­nes de pe­ces com­par­ti­das en otros paí­ses y ne­go­cia­rá nue­vos acuer­dos de ac­ce­so pa­ra sus­ti­tuir a los ac­tua­les», ex­pli­có, ade­más de des­ta­car có­mo con No­rue­ga, la UE ya uti­li­za el prin­ci­pio de la vin­cu­la­ción zo­nal.

El eco­no­mis­ta y di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de Asun­tos Eco­nó­mi­cos Phi­lip Booth se ale­gra de que el Reino Uni­do pue­da ser ca­paz de de­ter­mi­nar los de­re­chos de pes­ca en sus aguas tras el bre­xit. «De­be­mos aban­do­nar la po­lí­ti­ca pesquera co­mún. Sin em­bar­go, tam­bién de­be­mos apli­car una po­lí­ti­ca no dis­cri­mi­na­to­ria de cuo­tas per­pe­tuas ne­go­cia­bles. La asig­na­ción ini­cial pue­de que sea pro­ble­má­ti­ca y que ten­ga al­gún tra­to de fa­vor a los bar­cos bri­tá­ni­cos, pe­ro des­pués de­ben ser cuo­tas co­mer­cia­bles pa­ra que cual­quier pro­pie­ta­rio bri­tá­ni­co las pue­da ven­der a otro de otro país.

Green­pea­ce

Des­de Green­pea­ce, la vi­sión es bas­tan­te di­fe­ren­te, tal y co­mo ex­pli­có a La Voz su ase­sor po­lí­ti­co Will McCa­llum, quien de­fen­dió que el ac­ce­so a los re­cur­sos pes­que­ros en aguas del Reino Uni­do, o en cual­quier lu­gar, de­be­ría ser en ba­se a cri­te­rios am­bien­ta­les, so­cia­les y eco­nó­mi­cos y co­mo las em­pre­sas pes­que­ras que pro­por­cio­nen em­pleos lo­ca­les y ha­gan una pes­ca sos­te­ni­ble de­be co­lo­car­se al fren­te de la co­la, in­de­pen­dien­te­men­te de la na­cio­na­li­dad. «El Go­bierno sa­be de so­bra que su pro­me­sa de to­mar el control de nues­tras aguas nun­ca sig­ni­fi­có la ex­pul­sión de los bar­cos ex­tran­je­ros. Lo que quie­re de­cir es que el Reino Uni­do ha mo­di­fi­ca­do los tér­mi­nos en los que pue­de con­ce­der ac­ce­so a los pe­ces», ex­pli­có McCa­llum.

X. C. GIL

Las flo­tas más afec­ta­das por la sa­li­da del Reino Uni­do son las de Gran Sol —en la foto, bar­cos atra­ca­dos en Vi­go— y de las Mal­vi­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.