«Un­zué me pi­de que no sal­ga del área y que las pe­lo­tas ter­mi­nen en gol»

El uru­gua­yo, que lle­va dos go­les, elo­gia el ni­vel de la plan­ti­lla y re­co­no­ce que vi­ve un cam­bio ra­di­cal

La Voz de Galicia (Ourense) - - Deportes - X. R. CAS­TRO

«Ia­go As­pas es una tre­men­da per­so­na y un ju­ga­dor ad­mi­ra­ble, oja­lá pue­da se­guir sus pa­sos»

Ma­xi­mi­li­ano Gó­mez Gon­zá­lez (Pay­san­du, Uru­guay, 1996) vi­ve en pleno pro­ce­so de adap­ta­ción. A Eu­ro­pa, al Cel­ta y a un fút­bol muy di­fe­ren­te al uru­gua­yo. Pe­ro el de­lan­te­ro no ol­vi­da el prin­ci­pal mo­ti­vo que le lle­vó a dar el sal­to, su ins­tin­to de ca­ra al gol, y ya su­ma dos dia­nas es­ta pre­tem­po­ra­da. Des­pués de un mes co­mo ce­les­te des­ta­ca la ca­li­dad del equi­po, elo­gia a Ia­go As­pas y co­men­ta que Un­zué le di­ce que no sal­ga del área ri­val. —Lle­va al­go más de un mes en Vi­go, ¿có­mo es­tá sien­do su adap­ta­ción? —Muy bue­na. La ciu­dad es muy lin­da, po­co a po­co me sien­to me­jor y me sien­to muy fe­liz por to­do. —¿Qué su­po­ne es­tre­nar­se con dos go­les en la pre­tem­po­ra­da? —Es­toy muy con­ten­to, so­bre to­do con el gru­po, por­que gra­cias a ellos yo ha­go los go­les y lo que ten­go que ha­cer es se­guir igual. —¿Han te­ni­do re­per­cu­sión en Uru­guay? —Sal­go en to­das las pá­gi­nas en Uru­guay, la ver­dad es que es­toy muy con­ten­to y oja­lá que si­ga con­vir­tien­do. —¿Có­mo ha si­do su tra­yec­to­ria en el mun­do del fút­bol? —Na­cí en Pay­san­dú, des­de ahí me fue a De­fen­sor Spor­ting a los 17 años, a Quin­ta di­vi­sión y de ahí a Cuar­ta y lue­go a Pri­me­ra y fue cuan­do vi­ne pa­ra acá. En el pri­mer equi­po es­tu­ve dos años. De­bu­té en la Co­pa Sud­ame­ri­ca­na con­tra La­nús, cuan­do pro­vo­qué el pe­nal­ti que nos po­si­bi­li­tó pa­sar a cuar­tos. Des­pués sa­li­mos cam­peo­nes con De­fen­sor en el Tor­neo Clau­su­ra. —¿Al­gún en­tre­na­dor le ha mar­ca­do en su vi­da de­por­ti­va? —To­dos han si­do im­por­tan­tes, pe­ro creo que Ri­car­do Me­ro­ni me mar­có y lo que es­toy pa­san­do aho­ra es gra­cias a él tam­bién y Juan Te­je­ra que fue quien me subió a pri­me­ra. Es­toy muy agra­de­ci­do a ellos. —¿Siem­pre ha ju­ga­do co­mo de­lan­te­ro cen­tro? —Siem­pre fui nue­ve. Soy un nue­ve que me gus­ta es­tar en el área y con­ver­tir go­les co­mo to­dos los nue­ves. —¿Y aquí que le pi­de Un­zué? —Me pi­de más que na­da que es- té arri­ba, que no sal­ga del área y que las pe­lo­tas ter­mi­nen en gol. —¿Sa­bía de la exis­ten­cia del Cel­ta an­tes de que co­men­za­ra el in­te­rés por fi­char­le? —No sa­bía na­da del Cel­ta. Aho­ra sé que tu­vie­ron un par de ju­ga­do­res uru­gua­yos y aho­ra yo soy el úl­ti­mo que apa­re­ció. —¿Cuán­do tu­vo cons­tan­cia de que le se­guían? —Cuan­do ju­ga­mos con­tra Fé­nix el par­ti­do de la final en la que sa­li­mos cam­peo­nes creo que fue­ron a ver­me, las co­sas me sa­lie­ron bien y por suer­te pu­de ve­nir a un club tan gran­de y tan lin­do. Pa­ra en­ton­ces ya es­ta­ba en­te­ra­do un po­co de que me es­ta­ban mi­ran­do. —¿Qué se ha en­con­tra­do aquí? —Un club más gran­de de lo que me es­pe­ra­ba. Es­toy muy con­ten­to y lo voy a de­jar to­do por el Cel­ta. —¿Le ha sor­pren­di­do al­guno de sus nue­vos com­pa­ñe­ros? —Creo que to­dos tie­nen muy bue­nas con­di­cio­nes, son to­dos unos ju­ga­do­res muy bue­nos y oja­lá me adap­te rá­pi­do a ellos. —Ia­go As­pas es el má­xi­mo go­lea­dor y la re­fe­ren­cia del equi­po, ¿Có­mo lo de­fi­ni­ría? —Es una tre­men­da per­so­na y un ju­ga­dor ad­mi­ra­ble, al que to­dos res­pe­tan y oja­lá que le pue­da se­guir los pa­sos. —¿Lle­gó con an­te­la­ción a Vi­go, tu­vo un pre­pa­ra­dor fí­si­co en Uru­guay, te­nía cla­ro que de­bía lle­gar al 100 % a la pre­tem­po­ra­da? —El cam­peo­na­to en Uru­guay ter­mi­nó an­tes, tu­ve un mes li­bre, lue­go es­tu­ve tra­ba­jan­do con el pro­fe­sor Juan Bri­to y a con­ti­nua­ción vi­ne unos días an­tes pa­ra aquí pa­ra se­guir en­tre­nan­do y adap­tar­me al gru­po. —¿Muy dis­tin­ta es­ta pre­tem­po­ra­da a la que vi­vía en Uru­guay? —La pre­tem­po­ra­da en Uru­guay es más fuer­te, aquí es to­do tra­ba­jo con pe­lo­ta y creo que me es­toy adap­tan­do muy rá­pi­do. —¿Qué di­fe­ren­cias no­ta en el fút­bol eu­ro­peo? —Aquí to­do es muy dis­tin­to. Creo que el fút­bol uru­gua­yo es más agre­si­vo y más fuer­te, de más pe­lo­ta­zo, fuer­za y cho­que, aquí se jue­ga más al fút­bol y se com­bi­na la pe­lo­ta. La co­sa cam­bia mu­cho y ten­go que adap­tar­me lo más rá­pi­do po­si­ble. —Te­nien­do en cuen­ta que hay mu­cha com­pe­ten­cia por ju­gar, ¿có­mo afron­ta su pri­me­ra tem­po­ra­da en el Cel­ta? —Voy tra­ba­jan­do día a día y el téc­ni­co es el que de­ci­de. Es­té o no en el equi­po, yo voy a lu­char y tra­ba­jar igual. En es­te equi­po hay gen­te con un po­ten­cial muy bueno, to­dos es­tán en óp­ti­mas con­di­cio­nes y yo ten­go que adap­tar­me a ellos lo más rá­pi­do po­si­ble. —¿Cuál de­be ser la as­pi­ra­ción del Cel­ta es­ta tem­po­ra­da? —De­be as­pi­rar a to­do, pe­ro pa­so a pa­so. —¿En qué pien­sa que de­be me­jo­rar? —Ten­go que ir pa­so a pa­so, tra­ba­jan­do día a día pa­ra que pue­dan ve­nir co­sas me­jo­res. —¿Aho­ra que ha da­do el sal­to a Eu­ro­pa es­pe­ra ser internacional ab­so­lu­to? —Es mi otro gran sue­ño.

M. TOU­RI­ÑO

Ma­xi ase­gu­ra que las pre­tem­po­ra­das en Uru­guay son mu­cho más du­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.