La Fes­ta do Pul­po con­gre­gó a 125.000 per­so­nas en O Car­ba­lli­ño

El Con­ce­llo cal­cu­la que ayer pa­sa­ron por el par­que mu­ni­ci­pal al­re­de­dor de 125.000 per­so­nas

La Voz de Galicia (Ourense) - - Portada -

La Fes­ta do Pul­po de O Car­ba­lli­ño me­re­ce­ría ca­pí­tu­lo apar­te en cual­quier guía de ci­tas gas­tro­nó­mi­cas del mun­do. Al mar­gen de las ci­fras ofi­cia­les, que apun­tan que por el par­que mu­ni­ci­pal pu­die­ron pa­sar 125.000 per­so­nas, lo que es­tá cla­ro es que no exis­te nin­gún lu­gar del in­te­rior de un país que pue­da pre­su­mir de aglu­ti­nar a tan­ta gen­te pa­ra pro­bar una ra­ción de un pro­duc­to de mar. De­fi­ni­ti­va­men­te de­cir pul­po es de­cir O Car­ba­lli­ño. Y vi­ce­ver­sa. Des­de las diez de la ma­ña­na el tra­sie­go por el par­que fue in­ce­san­te y las ca­lles de la vi­lla se fue­ron lle­nan­do de lar­gas co­las de co­ches que lle­ga­ron a co­lap­sar al­gu­nas de sus ca­lles. Pe­ro aun­que fue­ra di­fí­cil lle­gar, y más apar­car, eso no ami­la­nó a las mi­les de per­so­nas que no se iban a ir sin pro­bar el pul­po pre­pa­ra­do por las ma­nos de las pul­pei­ras de Ar­cos. Tam­po­co el in­ten­so ca­lor pa­re­ció preo­cu­par a los asis­ten­tes. Uno de ellos fue el pre­si­den­te de la Xun­ta, Al­ber­to Núñez Fei­joo. «No­so po­bo é sin­gu­lar. É o úni­co no que se po­de con­si­de­rar ao pul­po co­mo ani­mal de com­pa­ñía», di­jo. Sin­gu­lar tam­bién pa­re­ció que a su en­tra­da en el re­cin­to en don­de tu­vie­ron lu­gar los dis­cur­sos fue­ra re­ci­bi­do por el himno de As­tu­rias. Por mu­cho que la ban­da fue­ra de la re­gión ve­ci­na. Fei­joo re­cor­dó que la Fes­ta do Pul­po es una ci­ta inol­vi­da­ble pa­ra el mun­do de la emi­gra­ción. «Ago­ra ta­mén é un­ha ci­ta obri­ga­da pa­ra os tu­ris­tas que vi­si­tan a Co­mu­ni­da­de e que­ren dis­fru­tar da gas­tro­no­mía e dun pra­to cun gran po­der de con­vo­ca­to­ria e si­nó­ni­mo de con­vi­ven­cia e ce­le­bra­ción», con­ti­nuó. El al­cal­de de O Car­ba­lli­ño, Fran­cis­co Fu­me­ga, fue el an­fi­trión y el en­car­ga­do de des­ta­car que es­te año la ci­ta ba­ti­ría to­dos los ré­cords, co­mo así fue. Mien­tras se abría de for­ma ofi­cial la ci­ta, ya no ha­bía ca­si es­pa­cio en las me­sas co­lo­ca­das en el par­que mu­ni­ci­pal y las co­las con un pla­to fren­te a los pues­tos de ven­ta de pul­po em­pe­za­ban a ha­cer­se ca­da vez más gran­des. La mú­si­ca tra­di­cio­nal, que es­tu­vo pre­sen­te du­ran­te to­da la fies­ta, se abra­zó con los rit­mos mo­der­nos. To­do ca­be en la Fes­ta do Pul­po.

MI­GUEL VILLAR

Des­de pri­me­ra ho­ra de la ma­ña­na mi­les de per­so­nas ocu­pa­ron las me­sas del par­que mu­ni­ci­pal de la vi­lla pa­ra de­gus­tar pul­po.

SAN­TI M. AMIL

Mi­les de per­so­nas aba­rro­ta­ron des­de pri­me­ra ho­ra el par­que pa­ra de­gus­tar los 75.000 ki­los de pul­po que se pre­pa­ra­ron

El al­cal­de Fran­cis­co Fu­me­ga, en el cen­tro, ob­ser­va a Núñez Fei­joo ha­blan­do con una pul­pei­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.