Quién ali­men­ta el in­de­pen­den­tis­mo ca­ta­lán

La Voz de Galicia (Ourense) - - Opinión -

La Política, con ma­yús­cu­la, es diá­lo­go y con­sen­so, al­go que al Par­ti­do Po­pu­lar se le da mal. Con nu­la pre­dis­po­si­ción al de­ba­te, la cues­tión ca­ta­la­na en sus ma­nos es una bom­ba y, a la vez, pu­ra es­tra­te­gia. Po­pu­la­res e in­de­pen­den­tis­tas se ne­ce­si­tan pa­ra so­bre­vi­vir. CiU, aho­ra PDCat, usó la pe­ti­ción de in­de­pen­den­cia de una par­te de la so­cie­dad ca­ta­la­na pa­ra des­viar la aten­ción so­bre la co­rrup­ción que le cer­ca, su pé­si­ma ges­tión con vas­tos re­cor­tes en edu­ca­ción, sa­ni­dad y ser­vi­cios so­cia­les o el pa­ro; pe­ro es que Ma­riano Ra­joy, alumno aven­ta­ja­do en es­tas ma­te­rias, con su tan­cre­dis­mo me­te tan­to rui­do que evi­ta de­ba­tir en di­chos ar­duos asun­tos. Así, el mu­tuo in­te­rés con­du­ce a la fal­ta de diá­lo­go y a no desear­lo. Es­ta for­ma de ha­cer política se ase­me­ja a dos es­pal­das pla­tea­das que se re­tan en la mis­ma jau­la. ¿Se­rá que cuan­to peor, me­jor pa­ra al­gu­nos? Por el ca­riz que es­tá to­man­do, el re­fe­ren­do con ga­ran­tías es ne­ce­sa­rio y ur­gen­te: ca­da día cien­tos de in­de­pen­den­tis­tas se fran­qui­cian des­de la se­de del Par­ti­do Po­pu­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.