Aquí los go­les se los co­men con pa­ta­tas

Un mi­llo­na­rio, an­ti­guo «hippy», crea el pri­mer club de fút­bol ve­gano del mun­do

La Voz de Galicia (Ourense) - - El Tiempo -

El mo­des­to equi­po Fo­rest Green Ro­vers ce­le­bró ha­ce po­cas se­ma­nas un as­cen­so a la cuar­ta di­vi­sión del fút­bol bri­tá­ni­co, pe­ro lo que más ti­tu­la­res es­tá des­per­tan­do es su trans­for­ma­ción pa­ra pa­sar a ser el pri­mer club pro­fe­sio­nal que se de­cla­ra eco­lo­gis­ta y ve­gano tras 128 años de his­to­ria. En Nails­worth, una pe­que­ña lo­ca­li­dad de 6.000 ha­bi­tan­tes a me­dio ca­mino en­tre las ciu­da­des Bris­tol y Glou­ces­ter, mu­chos to­da­vía no ter­mi­nan de creer­se la re­vo­lu­ción que ha su­pues­to la lle­ga­da del mul­ti­mi­llo­na­rio Da­le Vin­ce pa­ra ha­cer­se car­go de una so­cie­dad que pa­sa­ba por una ma­la eta­pa eco­nó­mi­ca. Es­te an­ti­guo hippy, que se hi­zo ri­co con la em­pre­sa Eco­tri­city, una com­pa­ñía de ener­gía re­no­va­ble con la que ob­tu­vo una for­tu­na de 100 mi­llo­nes de li­bras, tie­ne cla­ro que su men­sa­je de que «otro mun­do es po­si­ble» no es in­com­pa­ti­ble con el fút­bol.

En la co­ci­na es­tá Em Fran­klin, la chef del club: «No es di­fí­cil apor­tar a los atle­tas los nu­trien­tes que ne­ce­si­tan y es­pe­cial­men­te las pro­teí­nas», ase­gu­ra, mien­tras pre­pa­ra el pla­to del par­ti­do: un curry con gui­san­tes. Los ju­ga­do­res y to­do el per­so­nal del equi­po si­guen una es­tric­ta die­ta ve­ga­na y no hay pro­duc­tos de ori­gen ani­mal de nin­gún ti­po a la ven­ta el día del en­cuen­tro. «El Kun Agüe­ro di­ce que du­ran­te la tem­po­ra­da es so­lo ve­gano. Si es­to fun­cio­na con uno de los me­jo­res ju­ga­do­res del mun­do, tam­bién de­be­ría ser­vir pa­ra no­so­tros», de­fien­de Vin­ce. A su la­do es­tá Mark Coo­per, en­tre­na­dor del equi­po y uno de los que ha pa­sa­do a ser de­fen­sor de la die­ta ve­ga­na, pe­ro que re­co­no­ce la ra­re­za de la prác­ti­ca e in­ci­de en que pa­sa a ser un pun­to cru­cial a la ho­ra de ce­rrar nue­vos fi­cha­jes: «Soy ho­nes­to con ellos. Les di­go, mi­ra, no ven­gas aquí y es­pe­res po­llo y hue­vos des­pués del en­tre­na­mien­to. So­mos ve­ga­nos. Y so­mos ve­ga­nos si estamos en un ho­tel an­tes de un par­ti­do», di­ce, co­men­tan­do que si fi­chan a un ju­ga­dor que lle­va co­mien­do po­llo los úl­ti­mos 15 años, tie­ne que sa­ber que pa­sa­rá a com­prár­se­lo él o a co­mer pa­ta­tas, ju­días y pas­ta.

En el New Lawn, el pe­que­ño es­ta­dio del Fo­rest Green, pa­ra los afi­cio­na­dos so­lo hay pa­ta­tas fri­tas, pas­te­li­tos y cer­ve­za ve­ga­na. La car­ne es­tá prohi­bi­da y ya se des­pi­die­ron de las ham­bur­gue­sas de cer­do y del fish and chips. Pe­ro la nue­va política im­ple­men­ta­da en el 2010 no que­da ahí: tam­bién rie­gan el cés­ped con agua re­ci­cla­da, pin­ta­ron las pa­re­des con pin­tu­ra de ori­gen na­tu­ral y la ener­gía pro­ce­de de los pa­ne­les so­la­res ubi­ca­dos en el te­cho del es­ta­dio.

Las ca­mi­se­tas ver­des del equi­po, le­jos de lle­var un pa­tro­ci­nio mi­llo­na­rio de una em­pre­sa o un ban­co, lle­va el lo­go de la oe­ne­gé Sea Shep­herd, que tra­ba­ja en la pro­tec­ción de los océa­nos. «No me veo co­mo un em­pre­sa­rio; soy un de­fen­sor del me­dio am­bien­te», ase­gu­ra Vin­ce, de 53 años, que cons­tru­yó su pri­mer ae­ro­ge­ne­ra­dor en 1990, cuan­do vi­vía en su ca­mio­ne­ta en una zo­na pró­xi­ma al es­ta­dio. Adam Wit­chell, el en­car­ga­do del cés­ped, ex­pli­ca có­mo un ro­bot se en­car­ga de cor­tar­lo con ener­gía so­lar y eó­li­ca: «Hay un ca­ble que co­rre al­re­de­dor del te­rreno de jue­go, por lo que tie­ne un pe­rí­me­tro, lo cor­ta to­do en tres días y si al­gu­na vez hay un pro­ble­ma y se que­da atas­ca­do, en­vía un tex­to a mi te­lé­fono pa­ra de­cír­me­lo».

El sue­ño de Vin­ce es que el club as­cien­da a se­gun­da di­vi­sión y tras­la­dar­se en tres o cua­tro años a un es­ta­dio cons­trui­do to­tal­men­te en ma­de­ra, fru­to de un di­se­ño del ga­bi­ne­te de Zaha Ha­did, y que ade­más aco­ge­rá un par­que con una in­cu­ba­do­ra de pe­que­ñas em­pre­sas ver­des.

MAXIM MAMETT

Da­le Vin­ce, pre­si­den­te del club, tie­ne co­mo le­ma: «Otro mun­do es po­si­ble».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.