Con­de­na­do un uró­lo­go por ha­cer una va­sec­to­mía en vez de una cir­cun­ci­sión

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - L. PENIDE PON­TE­VE­DRA / LA VOZ

Un uró­lo­go pon­te­ve­drés aca­ba de ser con­de­na­do a seis me­ses de pri­sión y otros tan­tos de in­ha­bi­li­ta­ción es­pe­cial pa­ra el ejer­ci­cio de su pro­fe­sión des­pués de que se hu­bie­se co­me­ti­do un error con uno de sus pa­cien­tes ope­ra­do en un cen­tro hos­pi­ta­la­rio de la ciu­dad del Lé­rez. Ade­más, la com­pa­ñía ase­gu­ra­do­ra, con la res­pon­sa­bi­li­dad sub­si­dia­ria del cen­tro mé­di­co, de­be­rá in­dem­ni­zar con más de 15.000 eu­ros al afec­ta­do. La can­ti­dad exac­ta de­be­rá con­cre­tar­se en la eje­cu­ción de sen­ten­cia.

El pa­cien­te, de­ri­va­do por el Ser­gas pa­ra una in­ter­ven­ción de cir­cun­ci­sión, acu­dió a la con­sul­ta del uró­lo­go el 14 de mar­zo del 2013. La ope­ra­ción se pro­gra­mó pa­ra vein­ti­cua­tro ho­ras des­pués, aun­que en lu­gar de rea­li­zar­le la in­ter­ven­ción pre­vis­ta se le prac­ti­có una va­sec­to­mía.

En la sen­ten­cia, que es fir­me, se in­di­ca que el mé­di­co no ac­tuó «con la di­li­gen­cia de­bi­da». Fue él quien anotó «erró­nea­men­te» la rea­li­za­ción de la va­sec­to­mía en la so­li­ci­tud de qui­ró­fano. Fue una reali­dad que el pro­pio acu­sa­do, que fue quien lle­vó a ca­bo tam­bién la ci­ru­gía, re­co­no­ció du­ran­te la vis­ta oral: «La fa­ta­li­dad hi­zo que el error en la or­den de qui­ró­fano no fue­ra de­tec­ta­do ni por el pa­cien­te cuan­do fue lla­ma­do, ni por la au­xi­liar de clí­ni­ca cuan­do es­te le co­men­tó su si­tua­ción per­so­nal, ni por el [pro­pio acu­sa­do], que tu­vo que re­mon­tar al pa­cien­te de un epi­so­dio vas­cu­lar por la anes­te­sia lo­cal, ra­zón por la cual no pu­do co­men­tar la ope­ra­ción, co­mo se ha­ce ha­bi­tual­men­te con los pa­cien­tes que es­tán des­pier­tos por anes­te­sia lo­cal».

En es­te pun­to, in­sis­tió en que nin­gún pro­to­co­lo clí­ni­co im­po­ne la con­sul­ta de la his­to­ria clí­ni­ca en ese mo­men­to. Sin em­bar­go, la Au­dien­cia de Pon­te­ve­dra, que le con­de­na por un de­li­to de le­sio­nes por im­pru­den­cia gra­ve, sos­tie­ne que «la his­to­ria clí­ni­ca en el pro­pio qui­ró­fano por par­te del ci­ru­jano lle­va­ría a de­tec­tar un even­tual y pre­vi­si­ble ries­go de error en la cum­pli­men­ta­ción de la or­den de qui­ró­fano o de con­fu­sión». Re­mar­ca que la con­sul­ta de la his­to­ria clí­ni­ca, an­tes de ini­ciar la in­ter­ven­ción, re­sul­ta una pre­cau­ción bá­si­ca y esen­cial.

En to­do ca­so, es­ta va­sec­to­mía fue re­ver­si­ble, si bien el pon­te­ve­drés tu­vo que pa­sar de nue­vo por el qui­ró­fano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.