Irán re­cha­za ayu­da in­ter­na­cio­nal pa­ra las víc­ti­mas del te­rre­mo­to

El seís­mo de­ja más de 500 muer­tes y 30.000 vi­vien­das da­ña­das

La Voz de Galicia (Ourense) - - Internacional - LAU­RA G. DEL VA­LLE

So­lo han pa­sa­do 72 ho­ras y el ba­lan­ce de muer­tes se ele­va a 530 y se cal­cu­la que hay cer­ca de 15.000 vi­vien­das des­trui­das. Las ne­fas­tas con­se­cuen­cias del te­rre­mo­to que arra­sa­ba la fron­te­ra de Irán con Irak el do­min­go si­guen gol­pean­do a los ve­ci­nos de las zo­nas más afec­ta­das, que con­ti­núan sin un te­cho pa­ra co­bi­jar­se y, mu­chos, sin sa­ber na­da de sus fa­mi­lias. Pe­se a las di­men­sio­nes de la ca­tás­tro­fe, en Irán no se bus­ca­rán más víc­ti­mas. Las au­to­ri­da­des que «no creen que pue­da que­dar na­die con vi­da».

La preo­cu­pa­ción del Go­bierno se cen­tra aho­ra en el re­par­to de ayu­da a los dam­ni­fi­ca­dos. So­bre to­do en la pro­vin­cia oc­ci­den­tal de Ker­mans­hah, la zo­na más afec­ta­da por el seís­mo, de mag­ni­tud 7,3 se­gún la es­ca­la de Rich­ter. Has­ta allí se des­pla­zó el pre­si­den­te ira­ní, Ha­san Roha­ní, pa­ra su­per­vi­sar de cer­ca las la­bo­res de so­co­rro y vi­si­tar a los he­ri­dos. El man­da­ta­rio ase­gu­ró que el Eje­cu­ti­vo ha­rá to­do lo po­si­ble pa­ra brin­dar asis­ten­cia en me­di­ca­men­tos y pro­duc­tos de pri­me­ra ne­ce­si­dad, así co­mo se es­for­za­rá en dar alo­ja­mien­to a los dam­ni­fi­ca­dos. «Tra­ta­re­mos de re­pa­rar los da­ños cau­sa­dos en el me­nor tiem­po po­si­ble», di­jo Roha­ní.

Va­rias no­ches a la in­tem­pe­rie

Pe­se al in­ten­so frío en la re­gión, mi­les de fa­mi­lias han te­ni­do que vol­ver a dor­mir al ra­so, y se pre­vé que es­ta si­tua­ción con­ti­núe al me­nos una no­che más. Va­rios pue­blos y al­deas, so­bre to­do los que te­nían an­ti­guas ca­sas de ba­rro, han que­da­do arra­sa­dos. La elec­tri­ci­dad to­da­vía no se ha res­ta­ble­ci­do en al­gu­nas zo­nas y la po­bla­ción tie­ne mie­do de vol­ver a sus ca­sas de­bi­do a las ré­pli­cas. No es pa­ra me­nos. Ade­más del cen­te­nar que se su­ce­die­ron al día si­guien­te al oes­te del país, ayer otro tem­blor —en es­te ca­so de mag­ni­tud 4,3— sa­cu­día Lo­res­tán, una pro­vin­cia pre­ci­sa­men­te li­mí­tro­fe con Ker­mens­hah.

La Fun­da­ción de Vi­vien­da de la Re­vo­lu­ción Is­lá­mi­ca se­rá la en­car­ga­da del pro­ce­so de re­cons­truc­ción, mien­tras que la Me­dia Lu­na Ro­ja, el Ejér­ci­to y los Guar­dia­nes de la Re­vo­lu­ción se de­di­can al re­par­to de tien­das de cam­pa­ña, man­tas y ali­men­tos. Tam­bién los par­ti­cu­la­res se han vol­ca­do con es­ta ta­rea y con la donación de san­gre pa­ra los he­ri­dos, pe­ro los afec­ta­dos no pue­den ocul­tar su de­ses­pe­ra­ción.

Des­con­ten­to ge­ne­ra­li­za­do

Tan­to los ciu­da­da­nos co­mo las au­to­ri­da­des de Ker­mans­hah han ex­pre­sa­do su des­con­ten­to con la ayu­da pro­ce­den­te de Teherán, pe­ro es­pe­ran que es­to cam­bie tras la vi­si­ta del pre­si­den­te. Se­gún el mi­nis­tro de Ex­te­rio­res, Moha­med Ya­vad Za­rif, Irán renunciará en un prin­ci­pio a la ayu­da in­ter­na­cio­nal. «Agra­de­ce­mos el in­te­rés y las ofer­tas de ayu­da in­ter­na­cio­na­les, pe­ro por el mo­men­to lo te­ne­mos ba­jo con­trol», es­cri­bió ayer en Twit­ter.

AFP

Un hom­bre ira­ní des­can­sa so­bre col­cho­nes res­ca­ta­dos en Sar­pol-e Zahab, la lo­ca­li­dad más de­vas­ta­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.