No­rie­ga des­oye a En Ma­rea y bus­ca apo­yos con­tra la di­rec­ción ac­tual

La eje­cu­ti­va le in­sis­te en que no se pue­de caer en los vi­cios de los par­ti­dos clá­si­cos

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - MA­RIO BERAMENDI

En Ma­rea se di­ri­ge ha­cia una nue­va con­fron­ta­ción. El re­cha­zo mos­tra­do por la eje­cu­ti­va del par­ti­do a la pro­pues­ta de Com­pos­te­la Aber­ta, en­ca­mi­na­da a re­no­var la di­rec­ción pa­ra co­rre­gir los dé­fi­cits de plu­ra­li­dad, abo­ca a la or­ga­ni­za­ción a una cho­que en­tre la ofi­cia­li­dad y quie­nes quieren mo­ver el sta­tu quo. Mar­ti­ño No­rie­ga y su gru­po man­tie­nen la ho­ja de ruta: una es­tra­te­gia en­ca­mi­na­da a abrir un diá­lo­go en­tre to­dos pa­ra que las par­tes se com­pro­me­tan con el pro­yec­to, sin que ello su­pon­ga cues­tio­nar la na­tu­ra­le­za fun­da­cio­nal de la or­ga­ni­za­ción ni tam­po­co usur­par las fun­cio­nes de la di­rec­ción (con­se­llo das ma­reas) con aris­tó­cra­tas y no­ta­bles, tal y co­mo res­pon­dió el apa­ra­to de En Ma­rea. El re­gi­dor san­tia­gués la­men­tó ayer que el par­ti­do ten­ga una po­si­ción «pre­fi­xa­da» e in­sis­tió en que la lla­ma­da me­sa de con­fluen­cia que pro­po­ne —con Ano­va, Es­quer­da Uni­da y Po­de­mos y las ma­reas de las tres ciu­da­des — no im­pli­ca un de­ba­te a dos con En Ma­rea, «se­nón dar so­lu­ción aos se­rios pro­ble­mas que está ten­do o es­pa­zo de uni­da­de po­pu­lar» en Galicia. En su ré­pli­ca, el re­gi­dor com­pos­te­lano fue más allá y ad­vir­tió que co­no­ce bien a quie­nes im­pul­san «crí­ti­cas pre­fi­xa­das», en­tre los que no está Luís Vi­lla­res, se­gún acla­ró el lí­der de Com­pos­te­la Aber­ta.

No­rie­ga alu­día así a Cerna, co­lec­ti­vo es­cin­di­do de Ano­va, y que co­pa la di­rec­ción ac­tual de En Ma­rea. La es­tra­te­gia del alcalde san­tia­gués pa­sa por ver có­mo res­pi­ra aho­ra el con­jun­to del es­pa­cio y por co­no­cer las pro­pues­tas de to­dos los ac­to­res, por­que «non sir­ve uni­ca­men­te a de­ter­mi­na­ción da di­rec­ción de En Ma­rea, que non re­pre­sen­ta a plu­ra­li­da­de ne­ce­sa­ria». Es de­cir, pe­se al re­cha­zo ex­pre­sa­do por la coor­di­na­do­ra, Com­pos­te­la Aber­ta man­ten­drá su ho­ja de ruta pa­ra dia­lo­gar con las par­tes, jus­to lo que la eje­cu­ti­va del par­ti­do ca­li­fi­có an­te­ayer co­mo un pac­to de las cú­pu­las, lo que, se­gún En Ma­rea, su­pon­dría vol­ver al mo­dus ope­ran­di de los par­ti­dos clá­si­cos.

Son mu­chos los que es­tán con­ven­ci­dos de que No­rie­ga ha lan­za­do es­te ór­da­go ava­la­do por Bei­ras, má­xi­me des­pués de la in­ter­ven­ción del his­tó­ri­co lí­der en Fe­rrol, don­de mos­tró su ma­les­tar por que sec­to­res de la di­rec­ción afi­nes a Vi­lla­res ava­la­sen una ma­rea al­ter­na­ti­va a Jor­ge Suá­rez. El alcalde san­tia­gués ha jus­ti­fi­ca­do es­ta ini­cia­ti­va política en la necesidad de com­pro­me­ter el pro­yec­to ga­lle­go de En Ma­rea con lo que ocu­rre a ni­vel lo­cal, y tam­bién en la ur­gen­cia de evi­tar que es­te des­equi­li­brio pue­da afec­tar a la pre­cam­pa­ña de las mu­ni­ci­pa­les.

Lo­grar en la di­rec­ción de En Ma­rea la plu­ra­li­dad que plantea Com­pos­te­la Aber­ta su­pon­dría que tan­to los tres par­ti­dos co­mo las tres ma­reas de las ciu­da­des de­be­rían im­pli­car­se más en los ór­ga­nos, tal y co­mo se en­car­gó de re­cor­dar No­rie­ga. Has­ta aho­ra, los dis­tin­tos ac­to­res se han sin­gu­la­ri­za­do, en ma­yor o me­nor gra­do, por la fal­ta de par­ti­ci­pa­ción, una opor­tu­ni­dad que fue apro­ve­cha­da por Luís Vi­lla­res y sus afi­nes pa­ra ha­cer­se con el con­trol de la or­ga­ni­za­ción, lo que los con­vir­tió, de he­cho, en una ofi­cia­li­dad que se cues­tio­na aho­ra des­de fue­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.