El PP se une en torno a Al­bor

La des­pe­di­da del ex­pre­si­den­te jun­ta al pa­sa­do, el pre­sen­te y el fu­tu­ro del par­ti­do

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - JUAN CAPEÁNS

Ge­rar­do Fer­nán­dez Al­bor ha pres­ta­do un úl­ti­mo ser­vi­cio al PP. Su ca­rác­ter «con­ci­lia­dor» y su «humanismo», dos de las pa­la­bras más re­pe­ti­das en las úl­ti­mas ho­ras pa­ra des­cri­bir al pri­mer pre­si­den­te de la Xun­ta au­to­nó­mi­ca, sir­vie­ron pa­ra que bue­na par­te de la familia po­pu­lar, en­vuel­ta en una atí­pi­ca lu­cha in­ter­na pa­ra los pa­rá­me­tros de una or­ga­ni­za­ción de or­di­na­rio mo­no­lí­ti­ca, se reunie­se en San­tia­go sin más pre­ten­sio­nes que dar­le el úl­ti­mo adiós a una fi­gu­ra clave pa­ra el par­ti­do en Galicia.

A pe­sar de que la familia op­tó por un ser­vi­cio fu­ne­ra­rio de ca­rác­ter pri­va­do, por el ta­na­to­rio de Boi­sa­ca se de­ja­ron ver las fi­gu­ras cla­ves del pa­sa­do, el pre­sen­te y el fu­tu­ro in­me­dia­to del PP. Des­de Ma­riano Ra­joy, que se mos­tró agra­de­ci­do al hom­bre que lo nom­bró vi­ce­pre­si­den­te de la Xun­ta con tan so­lo 32 años, has­ta los dos can­di­da­tos en li­za pa­ra sus­ti­tuir­lo, So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría y Pa­blo Ca­sa­do, que hi­cie­ron un al­to en la cam­pa­ña pa­ra ho­me­na­jear al que ca­li­fi­ca­ron co­mo un «re­fe­ren­te» a pe­sar de la evi­den­te bre­cha ge­ne­ra­cio­nal que los se­pa­ra. Nin­guno qui­so va­lo­rar otra cues­tión que no tu­vie­ra que ver con la fi­gu­ra del doc­tor Al­bor, aun­que des­li­za­ron su in­ten­ción de es­tar «uni­dos» en lo im­por­tan­te. Ella, que lle­gó jun­to a los ex­mi­nis­tros Íñigo Mén­dez de Vi­go y Fá­ti­ma Bá­ñez, se fue con pri­sas, por­que vo­la­ba ha­cia el País Vas­co pa­ra con­ti­nuar su cam­pa­ña, y él pu­do di­la­tar su pre­sen­cia al tér­mino de los ac­tos fú­ne­bres, mo­men­tos que apro­ve­chó pa­ra de­par­tir con el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PP­deG, Miguel Te­lla­do, y los dos res­pon- sa­bles te­rri­to­ria­les de A Co­ru­ña y Pon­te­ve­dra, Die­go Cal­vo y Al­fon­so Rue­da.

Aten­dien­do a unos y otros es­tu­vo Al­ber­to Nú­ñez Fei­joo, que ejer­ció de an­fi­trión po­lí­ti­co tra­tan­do de ges­tio­nar las de­man­das me­diá­ti­cas pa­ra evi­tar que el re­vue­lo im­por­tu­na­se lo me­nos po­si­ble a la familia, que se mos­tró com­pren­si­va con el in­te­rés des­per­ta­do por el de­ce­so.

Los ex­pre­si­den­tes

Pe­ro la fi­gu­ra de Al­bor, en su pris­ma po­lí­ti­co, tras­cien­de al Par­ti­do Po­pu­lar, de ahí que su des­pe­di­da tam­bién se ha­ya con­ver­ti­do en un im­pro­vi­sa­do cón­cla­ve de so­cia­lis­tas ga­lle­gos, con la pre­sen­cia de los tam­bién ex­pre­si­den­tes Emi­lio Pé­rez Tou­ri­ño y Fer­nan­do González La­xe; de sus dos re­fe­ren­tes ac­tua­les, Gon­za­lo Ca­ba­lle­ro y Xoa­quín Fer­nán­dez Lei­cea­ga; y de otros lí­de­res co­mo An­to­lín Sán­chez Pre­se­do, Xo­sé Sán­chez Bu­ga­llo o Is­mael Re­go, que tu­vie­ron afec­tuo­sos ges­tos con sus co­le­gas po­pu­la­res. Del res­to de las for­ma­cio­nes po­lí­ti­cas des­ta­có la pre­sen­cia de otro ve­te­rano, Ca­mi­lo Nogueira (BNG), y muy po­co más, ya que el alcalde Mar­ti­ño No­rie­ga (En Ma­rea) ya dio el pé­sa­me a la familia com­pos­te­la­na la tar­de an­te­rior. En to­do ca­so, el ac­to era pri­va­do y el pre­si­den­te de la Xun­ta no du­dó en agra­de­cer ex­pre­sa­men­te los men­sa­jes y con­do­len­cias re­ci­bi­das en los úl­ti­mos días des­de los gru­pos par­la­men­ta­rios de la opo­si­ción.

La pre­si­den­ta del Con­gre­so, Ana Pas­tor, va­rios dipu­tados, con­se­llei­ros, la va­le­do­ra do po­bo y ros­tros his­tó­ri­cos de la política ga­lle­ga die­ron ca­lor a la viu­da y a los des­cen­dien­tes de Al­bor en un ac­to al que tam­bién acu­die­ron re­fe­ren­tes de la cul­tu­ra y de la me­di­ci­na com­pos­te­la­nas, aun­que se hi­zo evi­den­te por la edad de los pre­sen­tes que la gran ma­yo­ría de sus com­pa­ñe­ros y ami­gos de ter­tu­lia ya se fue­ron an­tes que él, que vio cum­pli­do un úl­ti­mo de­seo: que so­bre su fé­re­tro re­po­sa­sen las ban­de­ras ga­lle­ga, es­pa­ño­la y eu­ro­pea.

Ac­to por su 101.º cum­plea­ños

Ha­brá más ho­me­na­jes en las pró­xi­mas se­ma­nas. El Go­bierno ga­lle­go anun­ció que el día 23 se ce­le­bra­rá un fu­ne­ral ins­ti­tu­cio­nal en la ca­te­dral de San­tia­go —«don­de a él le hu­bie­se gus­ta­do», di­jo Fei­joo— y más ade­lan­te, el 7 de sep­tiem­bre, el PP or­ga­ni­za­rá un ac­to de par­ti­do en el día en el que Al­bor hu­bie­se cum­pli­do 101 años.

XOÁN A. SOLER / PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

Las ban­de­ras de Galicia, de Es­pa­ña y de Eu­ro­pa cu­brie­ron el fé­re­tro de Fer­nán­dez Al­bor du­ran­te su fu­ne­ral.

Fu­gaz uni­dad. So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría (en la ima­gen, con Fá­ti­ma Bá­ñez) y Pa­blo Ca­sa­do (con Miguel Te­lla­do) es­tu­vie­ron en San­tia­go y evi­ta­ron ha­blar de cual­quier otro asun­to que no fue­ra la fi­gu­ra del doc­tor Al­bor, al que am­bos re­co­no­cie­ron su con­tri­bu­ción política.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.