Hon­du­ras se ins­pi­ra en el Ser­gas

El país en­vía a cua­tro per­so­nas a es­tu­diar el sis­te­ma sa­ni­ta­rio ga­lle­go pa­ra cam­biar el su­yo de arri­ba aba­jo

La Voz de Galicia (Ourense) - - Galicia - ÁNGEL PANIAGUA

De­pen­de de dón­de se di­ga, la mis­ma pa­la­bra pue­de sig­ni­fi­car co­sas muy di­fe­ren­tes: «Su sis­te­ma ha me­jo­ra­do tan­to que lo que us­te­des lla­man co­lap­so pa­ra no­so­tros es la si­tua­ción nor­mal». Rafael Re­yes, del Go­bierno de Hon­du­ras, se re­fie­re a las ha­bi­tua­les co­las que hay des­de pri­me­ra ho­ra de la ma­ña­na en las con­sul­tas de aten­ción pri­ma­ria, que ellos lla­man pe­ri­fé­ri­cas y que aquí se co­no­cen co­mo cen­tros de sa­lud. Co­mo no exis­te el con­cep­to de mé­di­co de ca­be­ce­ra, con su cu­po de pa­cien­tes asig­na­dos, cuan­do al­guien tie­ne un pro­ble­ma de sa­lud acu­de a la clí­ni­ca que quie­re.

El Go­bierno hon­du­re­ño se ha pro­pues­to el re­to de trans­for­mar de arri­ba aba­jo su sis­te­ma sa­ni­ta­rio. Pa­ra ha­cer­lo, un gru­po de cua­tro co­mi­sio­na­dos se ha pa­sa­do las úl­ti­mas dos se­ma­nas en Galicia ins­pi­rán­do­se en el fun­cio­na­mien­to del Ser­gas, des­de el mé­di­co de ca­be­ce­ra has­ta el hos­pi­tal, des­de las ur­gen­cias a la pla­ta­for­ma lo­gís­ti­ca de Ne­grei­ra.

To­do co­men­zó con una char­la en Was­hing­ton. Fé­lix Ru­bial, que aho­ra es ge­ren­te del área sa­ni­ta­ria de Vi­go, ex­pli­ca­ba có­mo fun­cio­na la sa­ni­dad ga­lle­ga en una char­la or­ga­ni­za­da por el Ban­co In­te­ra­me­ri­cano de Desa­rro­llo. En la con­fe­ren­cia, Ru­bial sa­có el mó­vil y pi­dió una ci­ta con su mé­di­co de ca­be­ce­ra. Los asis­ten­tes abrie­ron los ojos. Uno de ellos era Ro­ber­to Sa­li­nas, que está en­tre los que li­de­ran la re­for­ma de la sa­ni­dad hon­du­re­ña. El con­tac­to en­tre él y Ru­bial ha he­cho po­si­ble el via­je. «No­so­tros que­re­mos eso mis­mo, que­re­mos co­piar to­das esas bue­nas prác­ti­cas que tie­nen aquí», ex­pli­ca Re­yes. «Galicia tie­ne unos in­di­ca­do­res asis­ten­cia­les ex­ce­len­tes y gas­tan­do me­nos que otros paí­ses».

Por eso han es­ta­do en Galicia. El re­to es ma­yúscu­lo. En Hon­du­ras (9 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes) hay tres ni­ve­les sa­ni­ta­rios: el de sa­lud pú­bli­ca, al que se pue­de aco­ger to­do el mun­do pe­ro que en la prác­ti­ca usan los más po­bres; el del se­gu­ro so­cial, al que so­lo tie­nen de­re­cho quie­nes co- ti­zan, y no to­dos los tra­ba­ja­do­res lo ha­cen; y la me­di­ci­na pri­va­da. Pue­de so­nar exótico, pe­ro es un sis­te­ma muy si­mi­lar al que exis­tió en Es­pa­ña has­ta los años ochen­ta, cuan­do la sa­ni­dad pú­bli­ca so­lo era la de be­ne­fi­cen­cia y el que po­día iba a la con­sul­ta del mé­di­co de pa­go. El país cen­troa­me­ri­cano se es­fuer­za aho­ra por cam­biar el sis­te­ma. «La nue­va ley pro­mue­ve que ha­ya un ase­gu­ra­dor uni­ver­sal pa­ra op­ti­mi­zar to­dos los re­cur­sos», di­ce Re­yes.

«En Galicia se no­ta que la aten­ción pri­ma­ria es la pie­dra an­gu­lar del sis­te­ma», di­ce Ra­món So­lís, que es fa­cul­ta­ti­vo y que vi­vió una jor­na­da en el PAC de Vi­go. «Los mé­di­cos de ca­be­ce­ra tie­nen gran li­ber­tad pa­ra pres­cri­bir y cuan­do de­ri­van a un pa­cien­te al hos­pi­tal ya lle­ga es­tu­dia­do». En su país, di­ce, la aten­ción es­pe­cia­li­za­da «está co­lap­sa­da». Pa­re­ce que el que ha­bla es un mé­di­co ga­lle­go, por­que las in­quie­tu­des son si­mi­la­res, pe­ro aquí es don­de el dic­cio­na­rio se en­san­cha y una mis­ma pa­la­bra sig­ni­fi­ca co­sas dis­tin­tas si el Atlán­ti­co está de por me­dio. Co­lap­sa­do no sig­ni­fi­ca lo mis­mo en Galicia que en Hon­du­ras.

El in­ge­nie­ro Car­los Es­pi­no­sa se es­pe­ra­ba más com­ple­ji­dad cuan­do le hablaron del soft­wa­re de la sa­ni­dad ga­lle­ga, van­guar­dia de Es­pa­ña con el Ia­nus, o historia clí­ni­ca elec­tró­ni­ca a la ca­be­za. «No es tan­to el di­ne­ro que me­ten en com­prar­lo co­mo que to­das las apli­ca­cio­nes que aquí tie­nen, y hay más de 200, es­tán in­te­gra­das», aplau­de. «Y to­da la or­ga­ni­za­ción está com­pro­me­ti­da en usar­las», apun­ta la economista Mónica Cas­tro.

El gru­po re­gre­sa hoy a su país. A mon­tar el Ser­gas hon­du­re­ño.

ÓSCAR VÁZ­QUEZ

Los cua­tro co­mi­sio­na­dos de Hon­du­ras, de­lan­te del Hos­pi­tal Ál­va­ro Cun­quei­ro, de Vi­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.