Un Ri­be­ra del Due­ro con es­pí­ri­tu ga­lle­go

La Voz de Galicia (A Coruña) - de Vinos - - LA INICIATIVA - POR J. M. ORRIOLS

Adol­foGon­zá­lez Pino de­di­có to­da su vi­da pro­fe­sio­nal al mun­do de la dis­tri­bu­ción, pe­ro su má­xi­ma ilu­sión era lle­gar a ser bo­de­gue­ro y no ce­jó en su em­pe­ño has­ta con­se­guir­lo. Ade­más que­ría ela­bo­rar un vino ex­clu­si­vo, que des­ta­ca­ra, que fue­se un re­fe­ren­te en cual­quier D.O. Y así lle­gó a Pe­ña­fiel, don­de com­pró una pe­que­ña bo­de­ga, de ga­ra­je, co­mo la de­no­mi­na él, en la que ela­bo­ra el Ré­quiem «y pa­ra ello par­tí de dos con­di­cio­nes fun­da­men­ta­les: con­se­guir uvas de ce­pas an­ti­guas y uti­li­zar las me­jo­res ba­rri­cas pa­ra lo­grar un vino úni­co». El Tem­pra­ni­llo sa­le de las fin- cas si­tua­das en Que­ma­da, Pe­ña­ran­da y Agui­le­ra, con an­ti­güe­da­des que pa­san de los 100 años y las ba­rri­cas son de los más se­lec­cio­na­dos ro­bles fran­ce­ses y ame­ri­ca­nos. «Las ce­pas es­tán en va­so —aña­de el bo­de­gue­ro —es de­cir, sin atar, y cre­cen en las la­de­ras de la mon­ta­ña con orien­ta­ción al sol». La ven­di­mia nun­ca se ha­ce an­tes de las 12 de la ma­ña­na, pa­ra dar tiem­po a que se se­quen las uvas. El fru­to se con­tro­la ex­haus­ti­va­men­te to­do el año y, cuan­do lle­ga la ho­ra de la re­co­lec­ción, los cui­da­dos son má­xi­mos. Con un trái­ler con ga­ba­rra fri­go­rí­fi­ca, a pie de vi­ña y a 0° cen­tí­gra­dos, se trans­por­ta el fru­to re­cién cor­ta­do en ca­jas de 15 ki­los y se guar­da en frío du­ran­te 12 ho­ras. Una vez es­co­gi­da la uva ma­nual­men­te y des­pa­li­lla­da, se in­tro­du­ce en un de­pó­si­to a 3 ó 4 gra­dos y se de­ja pa­ra que, en­tre los 15 y 17 días, al­can­ce la gra­dua­ción ade­cua­da y así co­mien­ce, de for­ma na­tu­ral, la fer­men­ta­ción al­cohó­li­ca. Con­se­gui­da la má­xi­ma ex­trac­ción, tan­to de co­lor co­mo de aro­mas, se se­pa­ra el vino de la pas­ta y se re­mue­ve, en sus pro­pias lías, me­dian­te la téc­ni­ca de bat­to­na­ge du­ran­te 15 días. Ter­mi­na­do es­te pro­ce­so se pro­vo­ca la fer­men­ta­ción ma­lo­lác­ti­ca. La crian­za la rea­li­za en ba­rri­cas nue­vas y usa­das, (de nun­ca más de tres vi­nos) en­tre 16 y 22 me­ses y, co­mo mí­ni­mo, es­tá un año en bo­te­lla. «Es­te vino sal­drá en enero —con­clu­ye Adolfo—por­que aún fal­ta esa re­don­dez que bus­co».

El Ré­quiem 2012 cam­bia el for­ma­to de la bo­te­lla, más grue­sa y más alta, pa­ra pre­ser­var me­jor el vino.

Las ce­pas de Tem­pra­ni­llo, to­das ellas cen­te­na­rias, se cul­ti­van en va­so y es­tán en las la­de­ras de las mon­ta­ñas con mu­chas ho­ras de ex­po­si­ción al sol

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.