En Val­deo­rras, el pa­so de la po­lí­ti­ca al con­se­jo re­gu­la­dor no du­ró ni diez me­ses

La Voz de Galicia (A Coruña) - de Vinos - - QUIEN ES QUIEN - POR PE­PE SEOANE

Jo­sé Vi­cen­te So­la­rat (A Rúa, 1956) fue ca­paz de re­sis­tir más de trein­ta años en una cor­po­ra­ción mu­ni­ci­pal, com­pa­gi­nan­do eta­pas como al­cal­de con otras en la con­di­ción de con­ce­jal, re­sis­tió en el go­bierno y en la opo­si­ción. Cuan­do ya se plan­tea­ba el aban­dono de la vi­da po­lí­ti­ca, pre­ju­bi­la­do en la ac­ti­vi­dad la­bo­ral en el sec­tor de ban­ca, le pro­pu­sie­ron ser pre­si­den­te del con­se­jo re­gu­la­dor de Val­deo­rras. Ni era fun­cio­na­rio, ni bo­de­gue­ro, ni sin­di­ca­lis­ta, ni si­quie­ra vi­ti­cul­tor, pe­ro en mar­zo del 2015 fue pro­cla­ma­do ca­si por una­ni­mi­dad. Le fal­tó el vo­to de un sin­di­ca­to agra­rio, que era un ges­to pa­ra la ga­le­ría más que otro co­sa. De­cía él, re­cién des­em­bar­ca­do, que lle­ga­ba con ga­nas, aunque «no sé si eso sir­ve pa­ra es­ta la­bor». Se ve que no. Los mis­mos que lo pu­sie­ron, esos que ge­ne­ral­men­te dan for­ma al lla­ma­do sec­tor, des­cu­brie­ron —o de­ci­die­ron— muy pron­to que no sa­bía de vi­ti­cul­tu­ra. Ni del su­pre­mo in­te­rés del ne­go­cio. A Jo­sé Vi­cen­te So­la­rat le ha­bían de­ja­do una pa­ta­ta muy ca­lien­te, de esas que que­man en las ma­nos. Pron­to se con­vir­tie­ron en dos. Una, los ex­pe­dien­tes san­cio­na­do­res de la co­se­cha an­te­rior a aque­llos pro­duc­to­res que re­ba­sa­ron los ren­di­mien­tos au­to­ri­za­dos. Dos, la pers­pec­ti­va de con­sen­tir o man­te­ner­se fir­mes y aguan­tar el ti­po an­te una ven­di­mia tan ge­ne­ro­sa como la del 2015. Con ca­rác­ter ge­ne­ral se ad­mi­te que a más pro­duc­ción, me­nos ca­li­dad. El ya ex pre­si­den­te se lo aca­bó cre­yen­do. Error. Ese cri­te­rio no sir­ve, sin em­bar­go, pa­ra to­do el mundo, como la ma­yo­ría del pleno del con­se­jo de Val­deo­rras le hi­zo ver. Di­mi­tió.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.