Un man­jar que ofre­ce mul­ti­tud de po­si­bi­li­da­des

La lamprea, con mul­ti­tud de re­ce­tas, es el pla­to más re­pre­sen­ta­ti­vo

La Voz de Galicia (Pontevedra) - Especial2 - - Portada - M. V. F. VI­GO

En­tre los me­ses de enero y abril se ex­tien­de la épo­ca de la lamprea por ex­ce­len­cia. Se tra­ta de un pez ma­rino co­mes­ti­ble de gran tra­di­ción en to­da la co­mar­ca del Mi­ño y cu­ya apa­rien­cia po­co atrac­ti­va con­tras­ta con el sa­bor que la con­vier­te en un man­jar muy va­lo­ra­do. Los pri­me­ros en dar­se cuen­ta de que es­ta­ban an­te un pez ex­qui­si­to y sa­car­le par­ti­do con fi­nes cu­li­na­rios fue­ron los fran­ce­ses en el si­glo XV, pe­ro los por­tu­gue­ses fue­ron los en­car­ga­dos de ha­cer de él uno de los má­xi­mos ex­po­nen­tes de su co­ci­na.

En con­cre­to fue el fun­da­dor de la di­nas­tía de Avis, Dom João I, el pri­me­ro en dar­le ca­bi­da en las me­sas pa­la­cie­gas, lo que fun­cio­nó co­mo un gran im­pul­so en­tre las cla­ses al­tas. Fue ga­nan­do te­rreno así po­co a po­co has­ta con­ver­tir­se en un me­nú ha­bi­tual en to­das las me­sas du­ran­te es­ta épo­ca del año, si bien la ma­ne­ra de pre­pa­rar­la y ser­vir­la va­ría mu­cho, con in­nu­me­ra­bles op­cio­nes en­tre las que ele­gir.

Hay quie­nes la co­men sim­ple­men­te asa­da, mien­tras que otros op­tan por acom­pa­ñar­la por di­fe­ren­tes sal­sas. La pre­pa­ra­ción bá­si­ca con­sis­te en co­ci­nar­la en sar­tén con abun­dan­te acei­te de oli­va y a con­ti­nua­ción sal­tear con ce­bo­lla, lau­rel, za­naho­ria y ajo a fue­go len­to du­ran­te cin­co mi­nu­tos. Des­pués es el mo­men­to de agre­gar vino blan­co, pi­mien­ta y vi­na­gre pa­ra lue­go co­ci­nar du­ran­te un cuar­to de ho­ra más. La op­ción con más acep­ta­ción sue­le ser a la bor­da- le­sa, co­ci­na­da en su pro­pia san­gre y con vino. Ahu­ma­da o re­lle­na de ja­món son otras al­ter­na­ti­vas ha­bi­tua­les.

La es­ca­sez del pro­duc­to, cu­ya can­ti­dad en los ríos ha men­gua­do en los úl­ti­mos años, la han lle­va­do a ser un pla­to ca­ro, ca­si de lu­jo. Pe­ro ci­tas co­mo el Ra­li da Lam­preia con­tri­bu­yen pre­ci­sa­men­te a po­pu­la­ri­zar­la a ba­se de ofre­cer­la a pre­cios ra­zo­na­bles. No en vano, Mo­nçao es­tá con­si­de­ra­do co­mo un san­tua­rio de la lamprea y cuen­ta con los res­tau­ran­tes más po­pu­la­res y prestigiosos en los que se sir­ve.

De la red al res­tau­ran­te

Des­de prác­ti­ca­men­te prin­ci­pios de año has­ta me­dia­da la pri­ma­ve­ra es tiem­po de cap­tu­rar lamprea. Los már­ge­nes del Mi­ño se lle­nan de pes­ca­do­res en bus­ca de pro­duc­tos que lue­go aca­ban en la me­sa. Su­ce­de así no so­lo en Mo­nçao, tam­bién en lo­ca­li­da­des co­mo Ca­min­ha, Mel­gaço, Pa­re­des de Cou­ra, Va­le­nça o Vi­la No­va de Cer­vei­ra, que por ese mo­ti­vo su­man fuer­zas a tra­vés de Adri­min­ho, Aso­cia­ción pa­ra el Desa­rro­llo Ru­ral In­te­gra­do del Val do Mi­ño.

Es­te or­ga­nis­mo pro­mue­ve en es­te 2017 la oc­ta­va edi­ción de la ini­cia­ti­va Lam­preia do Rio Min­ho-Um pra­to de ex­ce­len­cia, que por pri­me­ra vez se am­plía de dos a tres me­ses. Des­de el 15 de enero y has­ta el pró­xi­mo 15 de abril se pue­den vi­si­tar los res­tau­ran­tes ads­cri­tos don­de de­gus­tar la lamprea bus­can­do otor­gar­le una ma­yor vi­si­bi­li­dad pú­bli­ca y es­ti­mu­lar a la po­bla­ción a dis­fru­tar de ella.

Exis­ten un sin­fín de ma­ne­ras de co­ci­nar es­te pla­to.

Los res­tau­ran­tes com­bi­nan las re­ce­tas más tra­di­cio­na­les con otras más mo­der­nas..

Su apa­rien­cia, po­co atrac­ti­va, con­tras­ta con su gran sa­bor..

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.