EL FÚT­BOL CHINO ES­TÁ QUE AR­DE

EL GI­GAN­TE ASIÁ­TI­CO HA EN­TRA­DO A COM­PE­TIR CON LOS MÁS GRAN­DES POR FI­CHA­JES MUL­TI­MI­LLO­NA­RIOS. DE­TRÁS DE ES­TE AS­CEN­SO ME­TEÓ­RI­CO DEL FÚT­BOL ES­TÁ UNA APUES­TA PO­LÍ­TI­CA QUE HA LLE­VA­DO A QUE EL DE­POR­TE SEA ASIG­NA­TU­RA OBLI­GA­TO­RIA EN LAS ES­CUE­LAS

La Voz de Galicia (A Coruña) - ExtraVoz - - PORTADA - Por Sa­ra Romero. Pe­kín

El gi­gan­te asiá­ti­co en­tra a com­pe­tir en el mer­ca­do de fi­cha­jes con ofer­tas mul­ti­mi­llo­na­rias que tientan a pri­me­ras fi­gu­ras y ha­cen tam­ba­lear los pla­nes de al­gu­nos equi­pos

Los al­re­de­do­res del Es­ta­dio de los Tra­ba­ja­do­res de Pe­kín se con­vier­ten en una fe­ria del fo­ro­fis­mo ca­da vez que jue­ga el Bei­jing Guoan, el prin­ci­pal equi­po de la ciu­dad. A lo lar­go de un ki­ló­me­tro, el ver­de y el ama­ri­llo, co­lo­res ca­rac­te­rís­ti­cos de la equi­pa­ción del club, pre­do­mi­nan en los pues­tos de bu­fan­das, ban­de­ri­nes y vu­vu­ce­las que co­pan la zo­na ca­da vez que hay par­ti­do. Mi­les de afi­cio­na­dos se con­cen­tran allí mis­mo ho­ras an­tes de ca­da due­lo pa­ra es­pe­rar a que lle­guen los ju­ga­do­res y ani­mar­les con cán­ti­cos y aplau­sos.

Se­gu­ra­men­te, si son afi­cio­na­dos al de­por­te rey, es­ta es­ce­na les sue­na por­que en Es­pa­ña se re­pi­te ca­da fin de semana en Ma­drid, Bar­ce­lo­na o A Co­ru­ña. La prin­ci­pal di­fe­ren­cia es que si pre­gun­ta­mos en cual­quier par­te del mundo por el nom­bre de un ju­ga­dor de la Li­ga es­pa­ño­la, como mí­ni­mo nos di­rán dos, Mes­si y Cris­tiano Ro­nal­do. En el me­jor de los ca­sos, el eco de los triun­fos de la se­lec­ción es­pa­ño­la ha­rá que mu­chos aña­dan a esa lis­ta a Inies­ta, a Iker Ca­si­llas o a Da­vid Vi­lla. A todos ellos se les re­co­no­ce por sus triun­fos de­por­ti­vos mien­tras que si mi­ra­mos a la Su­per­li­ga chi­na, los úni­cos nom­bres aho­ra co­no­ci­dos son Jack­son Mar­tí­nez, Tei­xei­ra o Ra­mi­res. Su mé­ri­to: pul­ve­ri­zar ré­cords en fi­cha­jes mi­llo­na­rios.

CI­FRAS MI­LLO­NA­RIAS

Aunque el gas­to en fi­cha­jes en el fút­bol chino ha ido au­men­ta­do du­ran­te los úl­ti­mos cin­co años, las abul­ta­das ci­fras de es­te úl­ti­mo mes han he­cho que los ojos del mundo gi­ren ha­cia Chi­na. Es­te in­vierno ya se han gas­ta­do 259 mi­llo­nes de eu­ros en com­prar ju­ga­do­res de las li­gas eu­ro­peas, en un cla­ro cam­bio de ten­den­cia que se ajus­ta a las nue­vas am­bi­cio­nes del gi­gan­te asiá­ti­co. Si has­ta aho­ra Chi­na era el re­ti­ro do­ra­do y mi­llo­na­rio pa­ra ju­ga­do­res que ya ha­bían com­ple­ta­do su ca­rre­ra en li­gas como la Pre­mier in­gle­sa, la ita­lia­na o la es­pa­ño­la, aho­ra quie­nes cru­zan me­dio mundo son estrellas en la ple­ni­tud de su ca­rre­ra.

En las úl­ti­mas tres se­ma­nas, el mer­ca­do de fi­cha­jes chino ha pul­ve­ri­za­do sus pro­pios ré­cords en tres oca­sio­nes. El úl­ti­mo en lle­gar ha si­do el bra­si­le­ño Alex Tei­xei­ra, pre­ten­di­do por el Li­ver­pool y a quien el Shak­tar Do­netsk trans­fi­rió al Jiang­su Su­ning por 50 mi­llo­nes de eu­ros. Tan so­lo dos días an­tes sor­pren­día la sa­li­da de Jack­son Mar­tí­nez del Atlé­ti­co de Ma­drid con rum­bo al Guangz­hou Ever­gran­de pre­vio pa­go de 42 mi­llo­nes de eu­ros, lo que has­ta la lle­ga­da de Tei­xei­ra lo con­ver­tía en el fi­cha­je más ca­ro de la his­to­ria del fút­bol asiá­ti­co. Una semana an­tes, el bra­si­le­ño Ra­mi­res cam­bia­ba el Chel­sea por el Jiang­su Su­ning, equi­po

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.