ES­TOS LI­BROS RE­FLE­JAN QUE LAS ME­JO­RES HIS­TO­RIAS SUR­GEN EN VE­RANO

Ahí, en esa es­ta­ción que en «Pe­dro Pá­ra­mo» es co­mo una con­de­na, en esa pe­que­ña vi­da al mar­gen de la vi­da, trans­cu­rren al­gu­nos de los epi­so­dios me­jor ar­ma­dos, más agi­ta­dos y vis­ce­ra­les de la li­te­ra­tu­ra

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - PORTADA - TEX­TO: MA­RÍA VI­ÑAS

ay co­sas que so­lo su­ce­den en ve­rano —pa­rén­te­sis, tran­si­ción, me­ta y pun­to de par­ti­da—. Por­que el año, ig­no­ran­do des­ca­ra­da­men­te al ca­len­da­rio, arran­ca y se ago­ta en las va­ca­cio­nes que to­do lo po­nen pa­tas arri­ba, cru­cia­les ca­si siem­pre, una bur­bu­ja fo­rra­da de ven­to­sas a las que se ad­hie­ren con asom­bro­sa fa­ci­li­dad —co­mo imán al hie­rro— epi­so­dios de­ci­si­vos y mo­men­tos tras­cen­den­ta­les, ya sean tra­ge­dias o ins­tan­tes de irre­pe­ti­ble fe­li­ci­dad.

A es­ta na­tu­ra­le­za mí­ti­ca y a es­ta ca­pa­ci­dad me­ta­mor­fo­sea­do­ra del es­tío se ha afe­rra­do siem­pre la li­te­ra­tu­ra pa­ra re­crear en él al­gu­nas de sus me­jo­res his­to­rias. ¿Se hu­bie­se des­ta­pa­do en in­vierno la in­fi­de­li­dad de An­na Ka­re­ni­na? ¿Hu­bie­se ac­ce­di­do Alicia al País de las Ma­ra­vi­llas una gé­li­da tar­de de di­ciem­bre? ¿Ha­bría da­do Hum­bert Hum­bert rien­da suel­ta a sus pa­sio­nes mal­sa­nas en Lo­li­ta a cin­co gra­dos ba­jo ce­ro? ¿Se­gui­rían los mis­mos de­rro­te­ros de­ter­mi­na­dos he­chos si en lu­gar de

trans­cu­rrir en ve­rano lo hu­bie­sen he­cho en una es­ta­ción fría, ano­di­na, sin mar ni ca­ní­cu­la ni as­fi­xia ni san­gre en ple­na ebu­lli­ción?

Se pres­tan el so­fo­co y el su­dor pa­ra re­tor­cer al lec­tor. La elec­tri­ci­dad an­tes de la tor­men­ta. Los me­dio­días in­can­des­cen­tes, ám­ba­res, y las no­ches va­lien­tes. Las ver­be­nas, fa­ro­li­llos y los sen­ti­dos em­bo­ta­dos pa­ra ar­mar el más en­rai­za­do de los con­flic­tos. El plo­mo de la sies­ta y la li­ge­re­za pos­te­rior, la es­cam­pa­da. La piel do­ra­da y el pe­lo hú­me­do pa­ra se­du­cir a cual­quie­ra. El tri­go re­se­co de Lor­ca. Las te­rra­zas y las bar­cas, y el tem­blor en el mus­lo y las flo­res sal­va­jes de Gar­cía Mon­te­ro. Y aque­lla con­vic­ción fa­mi­liar de Fitz­ge­rald de que la vi­da co­mien­za de nue­vo con el ve­rano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.